Ahorra combustible en la conducción diaria

Publicado por canalMOTOR, 08 Abr 2016

Comparte el artículo:   Linkedin Google Email WhatsApp

Volvo S60

¿Sabías que manteniendo una velocidad constante, llevando un comportamiento prudente o anticipándote a las maniobras puedes reducir el consumo? Ahorra combustible en la conducción diaria con los siguientes consejos que te proponemos.

Una de las máximas para no gastar demasiado combustible, consiste en conducir de una forma moderada, intentando ajustarse a las condiciones del tráfico, a la climatología y al estado de la carretera. Además, si consigues dejar en casa el estrés, podrás conducir con una mayor tranquilidad, sin necesidad de acelerar o frenar bruscamente. No olvides que los cambios bruscos de velocidad son los mayores enemigos del ahorro de combustible en la conducción diaria.   

A continuación te ofrecemos una serie de pautas y hábitos que se pueden incorporar fácilmente a nuestra forma de conducir y que, además de ayudarnos a ahorrar en combustible, también aportarán una mayor seguridad a nuestros desplazamientos:

- Procura conducir a una velocidad moderada, ya que cuanto más suba el velocímetro, más consumirá el coche.

- Evita los cambios de ritmo, debido a que el ahorro es mayor cuanto más constante es la velocidad.  

- Acelera de forma suave y progresiva cuando necesites ganar velocidad.

- Anticípate a las frenadas e intenta no esperar hasta el último momento para pisar el freno bruscamente.

- Conduce con la marcha más alta posible para que el motor funcione a bajas revoluciones.

- Si no tienes intención de adelantar, evita conducir cerca del vehículo que te precede para ver mejor la carretera, poder anticiparte y evitar los cambios de ritmo.

- No aceleres demasiado en las subidas y no te preocupes si baja ligeramente la velocidad, ya que se volverá a recuperar cuando termine la pendiente.

- Intenta llevar el coche lo más vacío posible, únicamente con lo estrictamente necesario en el maletero. El peso es uno de los factores más determinantes en el consumo de combustible y por cada 100 kilos, se puede llegar a incrementar el gasto hasta en un 5%.

- Quita la baca, los portaesquíes, los portabicis o el cofre cuando no se vayan a utilizar. Estos elementos influyen en la aerodinámica y el consumo aumenta entre un 2% y un 35%.

- Ante un viaje, planifica la ruta con antelación teniendo en cuenta no sólo el trayecto más corto, sino también otros factores como por ejemplo el tipo de vía. Recuerda que en carretera, el consumo se reduce debido a que la velocidad es más baja que en autovía, aunque en tramos con mucho tráfico o que atraviesan poblaciones, el consumo sube por los cambios de ritmo.

- El uso del aire acondicionado aumenta el consumo hasta en un 20%, por lo que es importante elegir una temperatura no demasiado baja para conseguir un mayor ahorro.

- Si llevas las ventanillas bajadas a alta velocidad también aumenta el consumo en un 5% aproximadamente.

- Controla la presión de los neumáticos de forma periódica. Una presión de 0,3 bares inferior a la recomendada aumenta el consumo en un 3%. Es incluso recomendable superar en 0,2 bares la presión recomendada para mejorar el consumo.

- No olvides que dejar el coche en punto muerto mientras se circula no ayuda a ahorrar combustible. En ralentí el motor consume más que con una marcha larga engranada y además no es una práctica demasiado segura.

- Usa el coche cuando realmente sea necesario y evita los desplazamientos cortos. En este tipo de trayectos es donde el coche sufre un mayor desgaste.

Con estos sencillos consejos prácticos conseguirás ahorrar combustible en la conducción diaria, sin apenas darte cuenta. Además, si quieres economizar también en el precio de tu póliza, no dudes en contratar un Seguro de Coche MAPFRE que te ofrece plenas garantías para hacer frente a cualquier imprevisto que suceda en tus desplazamientos cotidianos.

LO QUE DEBES SABER...
  • Primer consejo: el consejo más importante para ahorrar es controlar la velocidad.
  • Suavidad: acelerar y frenar progresivamente es fundamental para ahorrar.
  • Estrés: dejar el estrés es vital, la conducción tranquila se convierte en conducción eficiente.
  • Ojo con: portar innecesariamente objetos en el maletero y comprobar las presiones de los neumáticos.


Comentarios (0)

Todavía no se ha publicado ningún comentario, sé el primero en escribir un comentario.

Si quieres comentar el post o recibir asesoramiento de MAPFRE pincha sobre la casilla correspondiente.

Dejar un comentario

Desde este canal nos comprometemos a no publicar nada en su nombre

Su email nunca será publicado ni compartido

* Todos los campos son obligatorios