Cómo conservar las carreteras en buen estado

Publicado por canalMOTOR, 26 May 2016

Comparte el artículo:   Linkedin Google Email WhatsApp

carretera

Parece algo que poco tiene que ver con nosotros, pero nada más alejado de la realidad. La conservación de la carretera es un trabajo para la seguridad vial de todos. Tanto es así, que ya incluso se habla de asfaltos eficientes en términos de seguridad, pero también de medio ambiente. Te contamos cómo se mide el deterioro de las carreteras y su importancia para todos. 

Se hace mucho hincapié en los controles de velocidad de la conducción, ya que son una de las mayores causas de muerte al volante en nuestro país. Sin embargo, también hay otros factores que no se deben pasar por alto, como el estado óptimo de los asfaltos: previenen atascos, desgaste del neumático -que se traduce a la larga en el funcionamiento de la mecánica de nuestro vehículo-, y evitan hacer un gasto innecesario de combustible.

Mantener es más “sostenible” que construir

Y es que el mantenimiento de las carreteras en nuestro país parece que es todavía una asignatura pendiente de recuperación. Según cifras publicadas, en 2016 se prevé un aumento anual del 4,5% en los presupuestos del Ministerio de Fomento destinado, en su mayoría, a la construcción en vez de al mantenimiento de la vía. En este sentido, hace un par de años, la compañía de ingeniería Euroconsult presentó un estudio que evidenciaba que conservar las carreteras en buen estado es un 70% más económico que construir las estructuras desde cero.

Según este estudio, lo ideal es que las labores de mantenimiento de la calzada se centren en las cuatro dimensiones de la carretera: pavimento, rodadura (adherencia), señalización y túneles y puentes. Aspectos que podrían considerarse como “las 4D de la conservación de las carreteras” y que incluyen medidas preventivas, es decir, analizar dónde se debe actuar antes de que aparezca el daño. Para ello, es necesario emplear una medición precisa que ayude a no desaprovechar los escasos recursos destinados a su mantenimiento.

 

Tecnología al servicio de las carreteras

Para la medición de daños en el asfalto, es necesario poner a funcionar cuatro sistemas: el Curviámetro, los sistemas para medir la adherencia y deterioros de la rodadura, el Visualise y el Tunnelings.

 

 

Carretera con baches

 

Carretera con baches, muy peligrosa para la circulación

 

El Curviámetro es un equipo de alto rendimiento que se emplea para medir deflexiones y radios de curvatura de los pavimentos, ver sus deformaciones y baches. Pero, cuando otros factores como la lluvia entran en escena, aumentando el riesgo de derrape, es importante conocer otros factores de riesgo como son el estado de adherencia de la carretera, así como cuánta agua salpica a los vehículos. Para realizar estas mediciones se usan el Scrim y el Splash and Spray Device (SSD).

Otro elemento que es vital para facilitar una conducción segura y lo más cómoda posible, es el buen estado de la señalización, tanto para las horas de día como de noche. Y es que a través de un equipo integrado en un vehículo en movimiento, Visualise es capaz de valorar la capacidad retro-reflectante de las señales.

 

 

Señal defectuosa

 

Señal defectuosa y poco visible por la noche

 

Todo esto son trabajos que ayudan a disminuir la siniestralidad en carretera por poca señalización, o visibilidad inadecuada. De hecho, el número de víctimas es 3 veces mayor en condiciones de circulación nocturna que diurna, incluso aunque se recorra una menor distancia.

Además, hay tramos de carretera que discurren por grandes puentes y túneles, que tienen la particularidad del riesgo de aparición de grietas o humedades que pongan en peligro la infraestructura. El equipo Tunnelings, es el encargado de detectar estas anomalías con una precisión que puede llegar hasta un milímetro. 

 

Túnel

 

Los túneles precisan vigilancia constante para evitar grietas y humedades

 

Toda esta tecnología al servicio de la carretera se ha desarrollado tras años de trabajos y un importante esfuerzo de innovación 100% español.

Porque evitar los daños en el asfalto es casi tan importante como prevenir los daños al volante, con un Seguro de Coche MAPFRE conducirás siempre con la protección y la tranquilidad de saber que cualquier imprevisto en el asfalto podrá ser rápidamente solucionado si cuentas con las garantías más completas de nuestros productos: desde coche de sustitución, seguro del conductor, rotura de parabrisas y lunas, hasta opción de indemnización por inmovilización del vehículo por reparación.   

 

LO QUE DEBES SABER...

 

  •  Cuatro factores para medir el deterioro: asfalto, adherencia, señales y túneles.
  •  Déficit: de inversión en mantenimiento y conservación de más de 6.000 millones de euros.
  • Diagnóstico: gracias a herramientas como el curviámetro, medidores de adherencia, Visualise y Tunnelings.


Comentarios (0)

Todavía no se ha publicado ningún comentario, sé el primero en escribir un comentario.

Si quieres comentar el post o recibir asesoramiento de MAPFRE pincha sobre la casilla correspondiente.

Dejar un comentario

Desde este canal nos comprometemos a no publicar nada en su nombre

Su email nunca será publicado ni compartido

* Todos los campos son obligatorios