ESP o control de estabilidad, qué es y para qué sirve

Publicado por canalMOTOR, 14 Jul 2015

Comparte el artículo:   Linkedin Google Email WhatsApp

Control de estabilidad para recuperar la trayectoria

El ESP es un sistema de seguridad muy eficaz que permite recuperar la trayectoria deseada en algunos casos de derrape. Hoy profundizamos en el ESP o control de estabilidad, qué es y para qué sirve.

El control de estabilidad es un sistema de ayuda a la conducción que ofrece una gran seguridad actuando sobre los frenos de forma automática para evitar que el vehículo pierda la trayectoria. Su funcionamiento es muy eficaz y protege ante repentinos derrapes del tren delantero, del trasero o de ambos, minimizando su efecto y ayudando a recuperar la trayectoria que el conductor ordena con el volante.

Este control de estabilidad también es conocido como ESP, lo que significa en inglés “Electronic Stability Program”. Éste es el primer nombre que acuñó Mercedes-Benz, aunque cada marca suele utilizar el suyo propio, como por ejemplo DSC (“Dynamic Stability Control”).

 

Funcionamiento del control de estabilidad

En la explicación del ESP o control de estabilidad, qué es y para qué sirve, tenemos que destacar que este sistema detecta, de forma instantánea, cualquier diferencia de giro entre las ruedas del vehículo.

Al conocer con exactitud qué rueda está girando a diferente velocidad de las demás, el ESP conoce exactamente qué tipo de deslizamiento se está produciendo (subviraje o sobreviraje) y actúa frenando de forma selectiva las diferentes ruedas para reducir el deslizamiento y recuperar la trayectoria.

Todo este proceso tiene lugar en décimas de segundo e incluso, con los últimos avances, el conductor ni siquiera puede darse cuenta de ello.

El ESP no es más que otro programa de las ayudas electrónicas donde podemos englobar también el ABS o antibloqueo de frenos, y otros sistemas como el repartidor de frenada o el control de tracción. Todos ellos usan el mismo conjunto de sensores de velocidad de las ruedas y pulsadores de los frenos.

 

ESP o control de estabilidad

Pequeño gráfico de Bosch, uno de los proveedores de sistema de ESP para la industria del automóvil.

¿De qué nos protege?

Este control de estabilidad es uno de los avances en seguridad más eficaces de la historia. Aporta una gran seguridad en situaciones de emergencia en las que el coche comienza a deslizarse sobre la calzada.

En los subvirajes el sistema frena sutilmente las ruedas traseras para que el coche recupere la capacidad de giro en las ruedas delanteras, mientras que en los sobrevirajes, uno de los momentos más complicados en la conducción, frena las ruedas delanteras y traseras de forma selectiva para evitar que el coche deslice de la parte trasera.

Es un sistema imprescindible que actúa para que las situaciones de emergencia se queden sólo en pequeños sustos. Con él, cualquier conductor, independientemente de su experiencia, puede conducir todo tipo de coche y potencia con total seguridad.

Al igual que la protección y tranquilidad que te ofrecen los Seguros de coche MAPFRE ante cualquier incidente o avería que puedas sufrir tanto en carretera como circulando por ciudad.

 

ESP o control de estabilidad

El ESP no permitirá nunca un sobreviraje como éste mientras haya un mínimo de adherencia.

¿Se puede desconectar el ESP?

Los vehículos que llevan ESP o control de estabilidad suelen tener un botón para desconectarlo. Esto se debe a que este botón suele desconectar también el control de tracción, el cual reduce en gran medida la potencia del coche al salir de una rampa helada de un garaje, por ejemplo, y donde permitir que derrapen las ruedas puede facilitar el éxito de superar la cuesta.

En los coches deportivos se puede desconectar para permitir al conductor que sea él quien controle los derrapes del coche, algo que aumenta las sensaciones de conducción. La recomendación es desconectarlo sólo en los circuitos y no en una carretera abierta al tráfico.

Ahora que ya conoces exactamente el ESP o control de estabilidad, qué es y para qué sirve, te recomendamos que compres siempre un coche con este sistema. Aunque a pesar de ello, debes llevar siempre una conducción prudente y no confiarte demasiado al volante por llevar este control.

 

LO QUE DEBES SABER...
  • Control de estabilidad: ayuda a evitar derrapes repentinos durante la conducción.
  • Mantener la trayectoria: la función del ESP es ayudar a mantener la trayectoria que indica el conductor con el volante.
  • Precaución: el control de estabilidad no es infalible y puede verse superado por las inercias y falta de adherencia.
  • Dentro de los límites: no ver el testigo del ESP encenderse es sinónimo de buena conducción.


Comentarios (0)

Todavía no se ha publicado ningún comentario, sé el primero en escribir un comentario.

Si quieres comentar el post o recibir asesoramiento de MAPFRE pincha sobre la casilla correspondiente.

Dejar un comentario

Desde este canal nos comprometemos a no publicar nada en su nombre

Su email nunca será publicado ni compartido

* Todos los campos son obligatorios

Te recomendamos