Alergia y conducción: cómo evitar riesgos

Publicado por canalMOTOR, 11 Jul 2016

Comparte el artículo:   Linkedin Google Email WhatsApp

alergia y conducción 2

Cada año, la alergia afecta a 8 millones de conductores aproximadamente en nuestro país. El riesgo que esta dolencia lleva aparejado, en ocasiones, es tenido en cuenta por un mínimo porcentaje. Hoy te damos algunos consejos para conjugar alergia y conducción, y evitar posibles riesgos.

Fundamentalmente durante la primavera y algunos días de verano, la alergia se hace extremadamente intensa, ya que los ácaros, el polen y las gramíneas están rondando el ambiente constantemente. Aunque los síntomas pueden variar según la zona y la persona, los más comunes son: picor en los ojos y en la piel, estornudos, mucosidad, tos, dolores de cabeza, picor en la garganta y silbido en el pecho o dificultades para respirar.

Para tratar este tipo de alergias primaverales, los medicamentos que se suelen recetar son antihistamínicos, que afectan negativamente a las funciones psicomotoras de nuestro cuerpo y nos impiden conducir con total seguridad. Los principales efectos que pueden incrementar el peligro al volante son problemas para calcular las distancias, la fatiga, el aturdimiento y la dificultad, en general, para permanecer atento a la carretera y a las circunstancias del tráfico.

En el caso de que seas alérgico y te hayan prescrito algún tipo de medicamento para disminuir los síntomas, deberás consultar con tu médico si puedes conducir o no bajo sus efectos y valorar con él la posibilidad de utilizar antihistamínicos de nueva generación que no producen somnolencia, como el astemizol y la tefernadina, basados en una sustancia llamada desloratadina.

En cualquier caso, puedes poner en práctica algunas recomendaciones para mitigar el ataque de la alergia cuando vayas a emprender un viaje, como por ejemplo llevar los filtros del aire limpios y parar con mayor frecuencia durante el trayecto. Además, es preferible llevar las ventanillas cerradas y limpiar el coche con frecuencia, sobre todo si tienes mascotas y viajan contigo. Procura también no aparcar en zonas húmedas o coger el coche en momentos del día como el atardecer o el amanecer, ya que habrá más concentración de polen.

Con estos consejos para evitar riesgos en la conducción si padeces alergia, podrás desplazarte de una forma más segura. Aunque para cerciorarte al máximo de que puedes circular sin ningún problema, te recomendamos los Seguros MAPFRE Salud, gracias a los cuales podrás contar con los profesionales más experimentados en cualquier rama y las coberturas más completas para cuidar de ti y tu familia.

LO QUE DEBES SABER...
  • Antihistamínicos: consulta a tu médico sobre posibles efectos secundarios en la conducción.
  • Precauciones: lleva el coche limpio, las ventanillas cerradas y los filtros de polen en buen estado. 


Comentarios (0)

Todavía no se ha publicado ningún comentario, sé el primero en escribir un comentario.

Si quieres comentar el post o recibir asesoramiento de MAPFRE pincha sobre la casilla correspondiente.

Dejar un comentario

Desde este canal nos comprometemos a no publicar nada en su nombre

Su email nunca será publicado ni compartido

* Todos los campos son obligatorios