Peligro: teléfono móvil en la gasolinera

Publicado por Irene Mendoza, 09 Oct 2014

Comparte el artículo:   Linkedin Google Email WhatsApp

telefono movil gasolinera

Como conductor, sabrás que cuando llegas a repostar a una gasolinera te encontrarás señales donde se especifica la prohibición de utilizar teléfonos móviles. ¿Por qué? ¿Realmente es peligroso? Despejamos tus dudas.

LO QUE DEBES SABER...
  • Reglamento: las normas vigentes prohíben el uso de los móviles en las gasolineras.
  • Peligro real: las posibilidades de que un teléfono móvil ocasione una explosión son mínimas.

Es posible que en alguna ocasión hayas escuchado que se han registrado casos de explosiones en gasolineras porque algún usuario usase el teléfono móvil mientras llenaba el depósito. Realmente son muy pocos casos a nivel mundial y por ello, la Comisión de Comunicaciones de Estados UnidosFCC-, que es el órgano encargado de revisar las normas de seguridad de telecomunicaciones, apunta en su página web oficial que la alerta mundial del peligro sobre el uso de teléfonos móviles en las gasolineras, probablemente sea exagerada.

 

Concretamente, la FCC explica que muchos manuales de móviles (además de las gasolineras), recomiendan no encender el móvil o contestar llamadas cerca de los vapores inflamables presentes en las estaciones de servicio debido al riesgo de ignición inminente, a causa de la chispa de electricidad emitida por el teléfono móvil cuando realiza una función como la de contestar o iniciar una llamada. Pero la probabilidad real de que el teléfono emita esa chispa según los expertos es remota.

 

 

Según el Instituto Americano de Petróleos (API, por sus siglas en inglés) además del peligro relacionado con la chispa, existe el peligro de la electricidad estática. En el momento de llenar el depósito, la principal recomendación es que el usuario, una vez que introduce la boquilla en el depósito, no regrese al interior del coche. Mantenerse fuera del vehículo, evita que el cuerpo se cargue con electricidad estática que luego se pueda trasmitir a la boquilla de llenado y entre en contacto con los vapores de gas. Si por lo que sea estás llenando el depósito y tienes que volver al interior del coche (porque se te ha olvidado coger la cartera, por ejemplo), es recomendable que antes de agarrar la manguera de nuevo, toques alguna superficie metálica del coche alegada del depósito y lo hagas sin guantes. Así ayudarás a “descargar” la electricidad estática.

 

Según nuestro Reglamento General de la Circulación, concretamente en el artículo 115, una de las obligaciones a cumplir es la de apagar nuestro teléfono móvil cuando estamos en una gasolinera. Literalmente, reza que se “prohíbe mantener encendido el motor o las luces, así como sistemas eléctricos como la radio o dispositivos que emitan radiación electromagnética”.

 

Y el caso de los teléfonos móviles es el último, ya que son dispositivos transmisores de radiofrecuencia de baja potencia -entre 450 y 2700 MHz-, con un pico de potencia que oscila entre los 0,1 y los 2 vatios. Así que, aunque las posibilidades de que el teléfono ocasione una explosión sean bajas por todo lo explicado en el post, si queremos evitar una posible multa de 90 euros, lo mejor es que nos abstengamos de usar el teléfono móvil en las gasolineras. 



Comentarios (0)

Todavía no se ha publicado ningún comentario, sé el primero en escribir un comentario.

Si quieres comentar el post o recibir asesoramiento de MAPFRE pincha sobre la casilla correspondiente.

Dejar un comentario

Desde este canal nos comprometemos a no publicar nada en su nombre

Su email nunca será publicado ni compartido

* Todos los campos son obligatorios

Te recomendamos