Peligros del otoño en la carretera

Publicado por Irene Mendoza, 12 Nov 2014

Comparte el artículo:   Linkedin Google Email WhatsApp

otoño

Parecía que no llegaba nunca, pero el otoño ya está aquí. Y con él, la lluvia, las primeras nieblas, menos horas de luz… Cuidado porque además de inclemencias del tiempo, el otoño trae peligros para los conductores.

LO QUE DEBES SABER...
  • Cuidado con: el asfalto deslizante a causa de las lluvias y la menor visibilidad.
  • Lo mejor: revisa la presión de tus neumáticos, y los líquidos del coche.
  • Precaución extra: ve más despacio y ten más distancia de seguridad con el coche que lleves delante.

El otoño se caracteriza por las lluvias, por la bajada de temperaturas, la reducción de las horas de luz, la niebla y otros problemas con los que no contábamos en verano. Por ello, debemos tener el coche a punto y conducir con más precaución.

 

Con la bajada de temperaturas, entre otras cosas puede disminuir la presión de los neumáticos. Revísalos y asegúrate de llevar la presión adecuada indicada por el fabricante. Además, debes revisar el nivel de los líquidos del coche como el del agua, el aceite o los frenos. No olvides cambiar las escobillas y comprobar el reglaje de las luces: es muy importante que mantengas una visibilidad adecuada.

 

 

Otro de los peligros del otoño no es tanto la lluvia torrencial como las primeras gotas, que originan una suciedad o “barrillo” en la carretera que resulta altamente deslizante. De hecho, la adherencia puede disminuir hasta en un 50% respecto a condiciones normales. Ojo con las hojas de los árboles que caen en el asfalto: también son altamente deslizantes.

 

Ten en cuenta que debes conducir no sólo a una velocidad permitida para la vía por la que vayas, sino a una velocidad que te permita conducir con seguridad. Así podrás poner solución a frenazos inesperados de otros coches, por ejemplo. Maneja el volante con suavidad y conduce con anticipación.

 

Por último, si te encuentras con niebla en la carretera, no olvides encender las luces de cruce y todas las antiniebla con las que cuentes. Si la niebla es muy densa, toma como referencia las líneas del margen derecho de la calzada. Recuerda adaptar la velocidad y la distancia de seguridad a las condiciones del tiempo. 



Comentarios (0)

Todavía no se ha publicado ningún comentario, sé el primero en escribir un comentario.

Si quieres comentar el post o recibir asesoramiento de MAPFRE pincha sobre la casilla correspondiente.

Dejar un comentario

Desde este canal nos comprometemos a no publicar nada en su nombre

Su email nunca será publicado ni compartido

* Todos los campos son obligatorios