Cinco posturas incorrectas al volante

Publicado por Irene Mendoza, 05 Dic 2014

Comparte el artículo:   Linkedin Google Email WhatsApp

postura correcta

Conducir cómodo es sinónimo de conducir con seguridad, pero muchos conductores confunden conducir en una posición cómoda para ellos con lo que realmente significa adoptar una posición cómoda para conducir. Te mostramos cinco ejemplos de lo que no debes hacer.

LO QUE DEBES SABER...
  • Postura incorrecta: puede resultar muy peligroso en caso de accidente. 
  • Fundamental: saber regular el asiento, el respaldo y el volante.

Colocarte bien a los mandos de un coche es fundamental para tu seguridad. En caso de tener que reaccionar ante un imprevisto, no ayudará que tengas los pedales demasiado lejos, o que por el contrario, vayas demasiado cerca del volante. Si además, sufres algún percance y vas mal colocado, las lesiones pueden ser mucho más graves de lo que serían si fueras correctamente sentado. Te mostramos cinco ejemplos de posturas incorrectas al volante para que sepas lo que no debes hacer.

 

La primera postura incorrecta al volante es aquella que resulta de llevar los pies demasiado lejos de los pedales, impidiendo que los manejes con seguridad. Para regular el asiento correctamente toma como referencia el pedal del embrague. Debes llegar perfectamente a pisarlo a fondo y las rodillas deben quedar flexionadas. Esta posición hará que nos cansemos menos y nos facilitará pisar los diferentes pedales con menos esfuerzo. En caso de que tengas un coche automático, toma como referencia el pedal del freno.

 

 

La segunda postura incorrecta al volante es llevar el asiento demasiado alto, o demasiado bajo. ¿Qué es lo más seguro? Una vez ajustada la distancia a los pedales, deberás tener el asiento lo más bajo posible, sin perder visibilidad. La tercera postura incorrecta es la de llevar el respaldo del asiento demasiado tumbado, impidiendo que, ante una situación de emergencia puedas reaccionar con la inmediatez que necesitas. Pero tampoco es correcto llevar el respaldo recto, puesto que irás forzado y la fatiga aparecerá antes. Lo ideal, es adoptar un término medio, para facilitar las maniobras de nuestros brazos.

 

La cuarta postura incorrecta está relacionada con el reposacabezas. Su función principal no es que lleves la cabeza descansada, sino que la lleves protegida. Llevarlo más alto o más bajo de lo normal provocará como mínimo latigazo cervical en caso de accidente. La posición más correcta será aquella que, ya estando sentados correctamente y con el asiento regulado, tengamos la parte trasera de nuestra cabeza casi en su totalidad, en contacto con el reposacabezas.

 

Y la quinta y última postura incorrecta es la de llevar el volante demasiado cerca, o demasiado lejos. Si tu volante puede regularse en altura y profundidad, será lo ideal. La postura correcta es aquella que nos permita coger el volante a “las tres menos cuarto del reloj” y mantener los codos doblados a 90º. Sin despegar los codos del asiento, estira los brazos: tus muñecas deben quedar justo sobre la parte más alta del volante. Una vez clara la postura correcta al volante, no olvides regular tus espejos. 



Comentarios (0)

Todavía no se ha publicado ningún comentario, sé el primero en escribir un comentario.

Si quieres comentar el post o recibir asesoramiento de MAPFRE pincha sobre la casilla correspondiente.

Dejar un comentario

Desde este canal nos comprometemos a no publicar nada en su nombre

Su email nunca será publicado ni compartido

* Todos los campos son obligatorios

Te recomendamos