Qué no hacer en una rotonda

Publicado por Gerardo Jiménez, 15 Dic 2014

Comparte el artículo:   Linkedin Google Email WhatsApp

Qué no hacer en una rotonda

Las rotondas son vías con unas características de circulación que no todo el mundo tiene claro. Te informamos de las cinco cosas más importantes que no debes hacer en una rotonda.

LO QUE DEBES SABER...
  • Rotondas: Las hay de muchos tipos, pero hay que tener las mismas precauciones.
  • Ideal: Circular por el carril exterior y sólo cambiar a los interiores para adelantar al tráfico más lento.
  • Cuidado: No hagas trayectorias que crucen los carriles marcados de una rotonda.
  • Señaliza: Avisa siempre de tus intenciones al resto de vehículos con los intermitentes.

Existen rotondas de muchas clases, tamaños, número de carriles, número de entradas y salidas, con señalización en la calzada y sin ella. Hay muchos conductores que no tienen claro cosas tan básicas como saber por qué carril circular o cómo acercarse a la vía de salida.

 

Como norma básica, sin importar el tipo de rotonda, hay que circular por ésta, como por cualquier otra vía, en el carril más a la derecha –el exterior en una rotonda- y sólo circular por el resto de carriles para adelantar a un vehículo más lento. Por lo tanto, la normativa dice que hay que circular por el carril exterior siempre, sin importar la salida que se vaya a tomar, y sólo circular por carriles interiores para rebasar a vehículos más lentos. Te avisamos a continuación de las cinco prácticas o vicios comunes que hay que evitar al circular por una rotonda.

 

 

No ceder el paso

Todo el mundo sabe que al entrar en una rotonda hay que ceder el paso a quien circule por ella. Parece obvio, pero se siguen produciendo momentos de peligro porque el vehículo que entra en la rotonda lo hace sin respetar la prioridad de paso, por prisas, errores de cálculo o distracciones. Atención, porque no sólo hay que ceder el paso a otro vehículo a motor, el vehículo que entra a la rotonda debe ceder el paso a cualquier vehículo aunque sea sin motor como las bicicletas o los carros tirados por animales.

 

Trazar una trayectoria recta

Una práctica peligrosa, sobre todo en rotondas de más de un carril con cierto nivel de tráfico, es trazar la línea más recta posible cruzando los carriles de la rotonda para ahorrar metros recorridos y tener que reducir menos la velocidad. Cuando se hace esto el vehículo no sólo cruza varios carriles, también se cruza en la trayectoria del resto de vehículos que circulan por la rotonda. Es algo parecido a que un coche que se incorpora por la derecha a la autopista por la que circulamos se cruza delante nuestro directamente al carril más a la izquierda. Cuando se realiza una trazada más o menos recta, se hace para no tener que frenar o frenar poco, por lo que se entra a la rotonda más rápido y el conductor está más concentrado en mirar la salida de la rotonda que comprobando si hay tráfico circulando por dentro de ella.

 

En este gráfico la DGT nos muestra las actitudes buenas y las malas en una rotonda.

 

No poner el intermitente derecho al salir

La rotonda hay que tomarla como otra vía cualquiera -aunque sea circular- y salir de ella es igual a realizar un giro a la derecha en una vía recta, maniobra en la que estamos obligados a señalizar con anterioridad con el intermitente para avisar al resto del tráfico que vamos a realizar un giro en la próxima salida a la derecha.

 

Salir cruzando varios carriles

Otra práctica peligrosa que provoca muchos accidentes en las rotondas es cruzarse varios carriles desde el interior al exterior al salir de la rotonda. Se producen los accidentes porque si circulas por el interior tienes un ángulo muerto sin visibilidad muy grande a la derecha y cerca del vehículo, y este ángulo muerto aumenta al dirigir el coche hacia la salida. Muchas veces el conductor del coche que circula por el interior no ha visto al que tenía a la derecha y se lanza a la salida, cruzándose en la trayectoria del otro coche. La forma de evitarlo es pasar gradualmente de los carriles del interior a los del exterior con anticipación, para llegar a la salida deseada circulando ya por el carril exterior. En todo momento hay que señalizar con el intermitente cada cambio de carril. Si un vehículo se encuentra en el ángulo muerto a la derecha, al no intentar cruzarse en su trayectoria, se le da tiempo a que frene o que avise con el claxson, por ejemplo.

Si encontramos un coche por la derecha que nos impide salir sin cruzarnos en su trayectoria, habrá que dar otra vuelta a la rotonda y anticipar mejor el cambio de carril hacia el exterior. Siempre será mejor perder tiempo en la rotonda que arriesgar y provocar un accidente.

 

Circular por el carril interior sin necesidad

Sabiendo que en la rotonda hay que circular como en cualquier tipo de vía, por el carril más a la derecha, hay que evitar circular por los carriles interiores sin necesidad. Si no hay tráfico que adelantar no es necesario circular por los carriles interiores.



Comentarios (3)

MIguel Mateo comento el 23/12/2014 a las 13:07

Entonces si las rotondas sólo tienen un carril útil, el exterior, por qué algunas tienen 3 o 4 carriles de incorporación en cada entrada (lo mismo para las salidas)
Estos gráficos lo único que consiguen es hacer menos claro qué hacer en una rotonda.
Dicho de otro modo, en una rotonda no hay mas accidentes porque los conductores intentamos no pegarnos, no porque NADIE tenga claro como circular por ellas.
Y con NADIE incluyo a los "genios" que las ponen en todas partes. Estoy seguro que ni siquiera los de la DGT las toman así, y les aseguro que la policia NO lo hace.

ANTONIO comento el 23/02/2015 a las 19:51

Hola
Un choque en rotonda
Coche A circula por carril interior y decide pasar al carril exterior para luego salir de la rotonda cuando no venía ningún coche por el carril exterior. Durante la maniobra del coche A cruzando al carril exterior aparece rápidamente otro vehículo B por el carril exterior a gran velocidad que se había incorporado a la rotonda cuando el coche A ya estaba cruzándose al carril exterior. El coche B colisiona con su puerta izquierda trasera al coche A sobre su esquina delatera izquierda.
¿QUIÉN ES CULPABLE?
Gracias

canalMOTOR comento el 27/02/2015 a las 14:23

Hola Antonio. No podemos darte un culpable, no conocemos los hechos. En estos casos lo mejor es informarse en la compañía aseguradora por si hay que defender la versión de lo ocurrido frente a la del contrario.

Si quieres comentar el post o recibir asesoramiento de MAPFRE pincha sobre la casilla correspondiente.

Dejar un comentario

Desde este canal nos comprometemos a no publicar nada en su nombre

Su email nunca será publicado ni compartido

* Todos los campos son obligatorios

Te recomendamos