Vuelta al colegio después de las Navidades

Publicado por Irene Mendoza, 07 Ene 2015

Comparte el artículo:   Linkedin Google Email WhatsApp

seguridad vial infantil

Tras las vacaciones de Navidad, los niños vuelven al colegio. Ya sea en transporte público, andando, o en transporte privado, debes tener en cuenta ciertas precauciones para que esta vuelta al cole sea segura. 

LO QUE DEBES SABER...

 

  • En coche: deben llevar los sistemas de retención infantil homologados para su talla y peso.
  • En autobús: el vehículo debe cumplir con las normas de seguridad, y los niños deben conocerlas.
  • A pie: caminar por el lado más alejado de la carretera y cruzar por los sitios señalizados.

Se acaban las vacaciones de Navidad para los más pequeños, que vuelven al colegio para retomar el curso. Unos irán a pie, otros en coche y otros en autobús, pero es fundamental que todos tengan en cuenta ciertas precauciones para que el camino a clase, y el de vuelta a casa se realicen de forma segura.

 

Si llevas a tu hijo en coche, lo primero que debes tener en cuenta es que el niño tiene que viajar con un sistema de retención infantil homologado y adecuado para su talla y peso. Además, sea el sistema que sea, debe ir correctamente abrochado o sujeto para que sea efectivo. No importa que el trayecto sea corto o largo, lo fundamental es que tu hijo vaya protegido. No aparques en doble fila o en pasos de cebra, lleva encendidas las luces de cruce también durante el día y aminora la velocidad en la cercanía a la entrada/salida de los centros escolares. Además, antes de coger el coche, asegúrate del estado de las carreteras por las que tendrás que circular.   

 

 

En el caso de que tus hijos vayan en autobús al colegio, debes asegurarte de que el autocar en cuestión, cumple con todas las normas de seguridad. Entre ellas, el vehículo no debe tener más de 16 años de antigüedad, tiene que tener seguro, debe ir señalizado con el indicativo de transporte escolar, tiene que haber superado las revisiones técnicas correspondientes y disponer de plazas para minusválidos y cinturones de seguridad.

 

Si además, los pasajeros son niños de cinco a once años, los cinturones tendrán tres puntos de anclaje y los asientos dispondrán de cojines elevadores. Es obligatoria la presencia de un acompañante del conductor, cuando la mitad de los alumnos que viajan en el autobús tengan menos de 12 años, o en el caso de que se trate del transporte de un centro de educación especial. El acompañante, debe llevar chaleco reflectante para ser fácilmente reconocible, y se encarga de asignar las plazas a los alumnos.

 

Vuelta al cole en coche

Que tus hijos viajen con los sistemas de retención infantil adecuados es imprescindible

 

Según datos de la Dirección General de Tráfico (DGT), las principales causas de accidentes de autobuses escolares, son la velocidad inadecuada y las distracciones de los conductores. Para intentar evitarlo y disminuir la siniestralidad, lo ideal es que tanto los conductores como los padres y los mismos niños, conozcan y cumplan las normas antes, durante y después de cada trayecto. En cuanto a dicho trayecto, la duración máxima de cada viaje es una hora, y tanto el recorrido como las paradas deben estar previamente autorizados. La velocidad máxima de un transporte escolar, siempre es 10 km/h menor que la establecida para cada vía.

 

Y en el supuesto de que los niños vayan andando al colegio, lo mejor es que lo hagan  acompañados de un adulto que les recuerde las normas fundamentales en cuanto a cruzar las calles siempre por los pasos de peatones, comprobando el tráfico, y con el semáforo en verde para ellos (al menos los primeros días después de las vacaciones). Cuando vayan andando por la acera, los niños siempre deben ir por el lado más alejado a la carretera y prestando mucha atención a las entradas y salidas de los garajes. Nunca deben meterse entre coches aparcados, la visibilidad es reducida tanto para los propios peatones como para los conductores. 



Comentarios (0)

Todavía no se ha publicado ningún comentario, sé el primero en escribir un comentario.

Si quieres comentar el post o recibir asesoramiento de MAPFRE pincha sobre la casilla correspondiente.

Dejar un comentario

Desde este canal nos comprometemos a no publicar nada en su nombre

Su email nunca será publicado ni compartido

* Todos los campos son obligatorios

Te recomendamos