Cómo conducir con nieve

Publicado por Irene Mendoza, 13 Ene 2015

Comparte el artículo:   Linkedin Google Email WhatsApp

conduccion en nieve

Ya adentrados en el invierno, conviene que recuerdes unos breves consejos prácticos para conducir con seguridad cuando te encuentras con nieve en la carretera.

LO QUE DEBES SABER...
  • El umbral de los 7ºC: por debajo de esta temperatura los neumáticos pierden propiedades.
  • Con nieve: conduce con más anticipación, a menor velocidad y dejando mayor distancia de seguridad.
  • Cuidado con la sal en la carretera: es corrosiva. Si tienes que conducir por carreteras donde se ha esparcido sal, lava el coche lo antes posible.

En ciertas zonas de España estos días las temperaturas bajan de los 7 ºC, un punto de inflexión, sobre todo para las propiedades de los neumáticos. Y es que, por debajo de estas temperaturas los neumáticos convencionales pierden sus propiedades y ponen en peligro nuestra seguridad.

 

Recuerda que son la única parte del coche que nos pone en contacto con la carretera, por lo que deberás usar neumáticos de invierno si vives en una zona muy fría, o si habitualmente circulas por ellas. Si no, nunca olvides llevar las cadenas en el maletero.

 

 

Muchos coches ya alertan al conductor con señales acústicas o visuales en el cuadro de mandos o en la pantalla donde se refleja la información de abordo, cuando la temperatura es inferior a los 4 ºC. Mantente siempre alerta y ve preparado para todo.

 

Cuando nos encontremos nieve en la carretera, lo primero que debemos hacer es disminuir la velocidad, sobre todo antes de una curva. Y precisamente, cuando tengamos que tomar una curva -sobre todo las más cerradas-, lo mejor es hacerlo “hacia el centro” de la misma, todo lo posible. Y es que, si la tomamos hacia el exterior, corremos el riesgo de salirnos o de perder el control. Ten en cuenta que la nieve y el hielo se quedan en las zonas menos “pisadas” por los coches, y más oscuras y húmedas. Además de estas precauciones, recuerda tomar una distancia de seguridad más larga con el vehículo que lleves delante. Así, si debes frenar o hacer alguna maniobra de emergencia, podrás hacerla con seguridad y mayor anticipación. Conduce con las marchas más largas posibles y realiza movimientos de volante muy suaves. Cuando tengas que adelantar, ten en cuenta que tienes que hacer esta maniobra con mucha más antelación de la normal.  

 

conducción en nieve

Cuando te encuentres con nieve en la carretera, extrema precauciones 

 

Cuidado también cuando las autoridades esparcen sal en las carreteras por previsión ante nevadas o heladas inminentes. Y es que, aunque sea una forma efectiva de limitar los efectos del mal tempo, hace la calzada más resbaladiza. Conduce suavemente, sin frenadas o acelerones bruscos, y recuerda realizar tus maniobras con anticipación. También deberás reducir la velocidad máxima, adaptándote a las circunstancias de la vía. Recuerda que la sal, puede afectar a la pintura y a algunas partes del coche, puesto que es corrosiva. Si has tenido que conducir por carreteras con mucha sal, lo mejor es que laves el coche en cuanto te sea posible. 



Comentarios (0)

Todavía no se ha publicado ningún comentario, sé el primero en escribir un comentario.

Si quieres comentar el post o recibir asesoramiento de MAPFRE pincha sobre la casilla correspondiente.

Dejar un comentario

Desde este canal nos comprometemos a no publicar nada en su nombre

Su email nunca será publicado ni compartido

* Todos los campos son obligatorios