Conducción y nieve, todas las restricciones

Publicado por Irene Mendoza, 21 Mar 2015

Comparte el artículo:   Linkedin Google Email WhatsApp

Conducir con nieve

La nieve y el hielo son de las situaciones más peligrosas en carretera. En este post te contamos cómo conducir con seguridad en situaciones adversas y cuáles son las restricciones que debes tener en cuenta. 

LO QUE DEBES SABER...
  • Obligatorio: llevar cadenas si no estamos provistos de neumáticos de invierno.
  • Visibilidad: con nieve, enciende siempre las luces de cruce.
  • Normas básicas: con condiciones adversas, siempre debes extremar la precaución y conducir con más anticipación.

Ya llega la primavera, pero todavía nos encontramos por España con temporales a causa de la nieve. La nieve, el hielo, la lluvia y la niebla, son inclemencias que alteran las condiciones de circulación en las carreteras y generan mayores dificultades para los conductores, que pueden pasar por episodios de estrés.

 

Antes estos inconvenientes, lo mejor es tener siempre presentes la prevención y la prudencia al volante. Antes de salir de viaje a zonas donde sabemos que la meteorología no es favorable y nos encontraremos nieve, debemos poner el coche apunto y llevar cadenas, si no tenemos montados los neumáticos de invierno. No olvides llevar limpios los faros y los cristales, además de los limpiaparabrisas en buen estado. La visibilidad es fundamental para tu seguridad. Con nieve, debes llevar las luces de cruce encendidas siempre.

 

 

Planifica bien tu viaje incluyendo itinerarios alternativos al principal, lleva el depósito de combustible lleno,  y consulta el estado de las carreteras y el tiempo que hará en los distintos lugares por los que pasará tu ruta. Intenta llevar siempre en el coche un botiquín, una manta, una linterna y un móvil con batería o un cargador compatible. Ninguno de estos elementos es obligatorio, pero es recomendable que los llevemos en el coche por si tenemos una emergencia.

 

Recuerda que con condiciones adversas la distancia de frenado aumenta, por lo que deberás llevar una distancia de seguridad más amplia de lo normal. Además. Puede que existan restricciones especiales para la circulación: como accesos cerrados al tráfico en determinados puertos de montaña o carreteras, restricciones para vehículos pesado o camiones, etc. Permanece atento a las señales luminosas y a los paneles informativos de las carreteras.

 

Si por cualquier circunstancia te ves envuelto en una situación extrema y la circulación se realiza con demasiadas dificultades y peligro para la seguridad vial, detente fuera de la carretera en lugar apropiado para ello, hasta que las condiciones te permitan reanudar el viaje. 



Comentarios (0)

Todavía no se ha publicado ningún comentario, sé el primero en escribir un comentario.

Si quieres comentar el post o recibir asesoramiento de MAPFRE pincha sobre la casilla correspondiente.

Dejar un comentario

Desde este canal nos comprometemos a no publicar nada en su nombre

Su email nunca será publicado ni compartido

* Todos los campos son obligatorios

Te recomendamos