Cómo conducir la moto por hielo

Publicado por CanalMOTOR, 11 Nov 2015

Comparte el artículo:   Linkedin Google Email WhatsApp

Cómo conducir la moto por hielo

¿Hay nieve en la carretera? Ya sabes que las condiciones climatológicas influyen y mucho en la seguridad a la hora de conducir. Por eso debes mantener la cautela y andar con cuidado. Además no te vendrá mal saber cómo conducir la moto por hielo con los siguientes consejos.

La forma de conducir no puede ser la misma que cuando la carretera está despejada. Cuando el pavimento está seco, siempre que los neumáticos estén en condiciones y con el debido mantenimiento hecho, el agarre es correcto. Precisamente, lo primero que sucede al ir en moto sobre carreteras con hielo es que ese agarre no es tal.

Lo mejor es evitar la época de nieves o conducir bajo ésta. Una vez se produce la precipitación es cuando puede venir la helada. Antes de emprender tu viaje, infórmate de la climatología y establece el horario de tu ruta según ésta.

Pero a veces es inevitable conducir la moto por hielo porque la helada puede sorprendernos en carretera. Así que saber cómo reaccionar es crucial.

Lo primero es la prevención. Si estás en invierno y en zona fría, debes saber que te puedes ver en medio de una helada por mucho que lo hayas evitado. En ese caso, es imprescindible que compruebes el estado de los neumáticos y otros elementos de la motocicleta como los sistemas de señalización.

Una vez en la carretera, toca extremar la precaución. Si mientras conduces hay nieve, no te debes confiar. En alguno de los huecos que veas y donde creas que puede haber agua, es posible que en realidad sea una capa fina de hielo.

Éstos son los momentos delicados. Procura evitar pisar el hielo, pero, si no es posible, intenta mantener lejos la tensión. Lo que nunca debes hacer al pisar una placa de hielo es frenar. Si lo haces, es probable que patines y pierdas el equilibrio. Lo importante sobre placas de hielo es continuar recto y no hacer movimientos bruscos. Evita, eso sí, pisar hielo en las curvas. En ese caso las probabilidades de resbalar son altísimas.

Recuerda que antes de que aparezca el hielo, debe haber llovido o nevado antes. Ante estos fenómenos meteorológicos también hay que tomar muchas precauciones. Cuando llueve debes reducir la velocidad. También debes llevar la ropa adecuada impermeable para mantener la temperatura de tu cuerpo. Si no la llevas y te has mojado, procura parar, porque con la velocidad sentirás el frío multiplicado en tu cuerpo.

En cuanto a la visibilidad, procura ir limpiando la pantalla del casco siempre que sea posible. Si llevas gafas no subas la pantalla ya que estas se pueden mojar y no verías. En caso de que se empañen, puedes subir la pantalla ligeramente para evitar ese efecto.

En caso de nieve, toma las mismas precauciones y atiende a estas otras. No debes confiarte si ves una máquina quitanieves. Para evitar que te alcance la nieve que apartan o la sal que esparcen, procura mantener una distancia prudente. Tampoco debes creer que su efecto es inmediato. Con la sal, la nieve tarda en deshacerse unos 20 minutos, y cuando lo hace se crea una capa mezclada con suciedad que es muy deslizante.

Por último, ten precaución con los neumáticos. Debes tener en cuenta que, en ambiente frío, éstos tardan más en coger adherencia. Un truco para conseguir un poco más de agarre es reducir algo la presión. La forma de frenar en nieve consiste en cortar gas e ir presionando ligeramente el freno trasero y poco a poco el delantero para ir deteniendo el vehículo. También debes usar marchas largas, cuanto más mejor. Procura, si es posible, arrancar en segunda velocidad.

En resumen, hay que evitar llevar la moto con condiciones climatológicas adversas, pero dado, el caso, es bueno saber cómo conducir sobre hielo. También es bueno llevar contigo un Seguro de Moto de MAPFRE, para que te dé asistencia en carretera y las coberturas necesarias ante los peligros que te puedas encontrar en ésta. Infórmate de ellas para poder ir lo más tranquilo posible con tu motocicleta.



Comentarios (0)

Todavía no se ha publicado ningún comentario, sé el primero en escribir un comentario.

Si quieres comentar el post o recibir asesoramiento de MAPFRE pincha sobre la casilla correspondiente.

Dejar un comentario

Desde este canal nos comprometemos a no publicar nada en su nombre

Su email nunca será publicado ni compartido

* Todos los campos son obligatorios

Te recomendamos