7 Normas para el uso correcto de las sillitas infantiles

Publicado por CanalMOTOR, 01 Dic 2015

Comparte el artículo:   Linkedin Google Email WhatsApp

7 Normas para el uso correcto de las sillitas infantiles

Los Sistemas de Retención Infantil son obligatorios, pero no vale con llevarlos y utilizarlos; la clave para lograr la máxima seguridad para un niño que viaja en un coche son estas 7 normas para el uso correcto de las sillitas infantiles.

La Dirección General de Tráfico no pierde oportunidad para recordarlo: “El uso de Sistemas de Retención Infantil (SRI) reduce en un 75 por ciento las muertes en vehículos”, pero es que además, el SRI debe usarse bien de acuerdo a estas 7 normas para el uso correcto de las sillitas infantiles.

1. Anclaje.

La silla debe ir sujeta al asiento del coche como mínimo. Cada sistema de retención infantil tiene su forma concreta de anclarse al coche, por eso debes prestar atención a las observaciones e indicaciones del fabricante. Como norma general, no pierdas de vista que existen dos formas de anclaje: mediante el cinturón de seguridad del coche o mediante el sistema ISOFIX, más seguro y ventajoso aunque no todos los coches ni todos los SRI lo incorporan y por lo general, encarecen el precio de la silla.

2. Componentes y materiales.

La calidad y la seguridad de la silla dependen mucho de que todos y cada uno de sus componentes sean de calidad y resistentes para un uso continuado. Además, es importante controlar especialmente en las fundas y en los rellenos de las sillas que no se hayan utilizado materiales tóxicos o nocivos para la salud de los más pequeños.

3. Peso y talla.

Una característica esencial para que la silla de coche sea segura y efectiva en caso de accidente, es que el niño viaje con la que es adecuada para su edad, pero especialmente para su peso y estatura: éstos son los dos parámetros que debes priorizar al elegir la silla. Existen varios grupos (0, 1, 2 y 3)  y además, existen en el mercado SRI que sirven para diferentes etapas de modo que crecen con los niños. Todos los chavales con estatura igual o inferior a 135 centímetros, deben viajar de forma obligatoria con el sistema de seguridad que les corresponde, y la DGT recomienda que se mantenga incluso hasta que el niño llegue a 150.

 

4. Posición.

Muchos padres tienen dudas sobre la  posición de las sillas, como ¿a favor o en contra de la marcha? La realidad es que a partir del grupo 1, lo habitual es que los SRI solo pueden colocarse en el sentido de la marcha. Sin embargo, las de grupo 0 y 0+ sí pueden y deben colocarse en el sentido contrario a la marcha, ya que es la forma más efectiva de proteger la cabeza y el cuello del bebé en un posible siniestro, o simplemente de un frenazo o maniobra brusca.

5. Situación dentro del habitáculo del vehículo.

La nueva normativa que entraba en vigor el pasado 1 de octubre, no deja lugar a las dudas: los  menores de 135 solo pueden viajar en las plazas traseras de los vehículos. Aunque se contemplan excepciones: cuando el coche sea biplaza o los asientos posteriores ya estén cubiertos con niños menores de 135 o no quepa físicamente otro SRI. Lo cierto es que lo más seguro y por lo tanto, lo mejor, es que los menores que no superen el 135 centímetros de estatura viajen siempre en los asientos traseros y con su SRI correspondiente.

6. Homologación y normativa.

Existen regulaciones de calidad que afectan directamente a los SRI, como las normas de homologación por las que todos los sistemas de retención infantil deben llevar en un lugar visible las correspondientes etiquetas de seguridad que garantizan que cumplen los requisitos de seguridad establecidos por la normativa europea. Actualmente la ECE R44/04 y la i-Size.

7. Regulación y adaptación.

Las prisas suelen jugar malas pasadas en este detalle de suma importancia. Los arneses y cinturones de seguridad en su caso, así como el respaldo o el reposacabezas de las sillas de los niños, deben estar bien regulados para que ajusten lo necesario, sin dañar, y para que cumplan su función protectora y de sujeción de manera correcta. Una vez el niño esté acomodado en la silla es importante tomarse un minuto para comprobar que todo está en su sitio y bien cerrado.

 

Con estas 7 normas para el uso correcto de las sillitas infantiles y con un poco de atención y calma, lograrás que tus hijos o cualquier niño que viaje en tu coche lo hagan con la mayor seguridad y protección. Procura que antes de montar al niño en el coche, la silla esté correctamente colocada y anclada para que el proceso de instalarle a él sea lo más rápido y sencillo posible. Así, evitarás que el niño y tú os pongáis nerviosos o agobiéis. Completa tu tranquilidad al volante,  contando con la póliza de Seguro de Coche MAPFRE que más se adapte a tus necesidades y las de tu vehículo.



Comentarios (0)

Todavía no se ha publicado ningún comentario, sé el primero en escribir un comentario.

Si quieres comentar el post o recibir asesoramiento de MAPFRE pincha sobre la casilla correspondiente.

Dejar un comentario

Desde este canal nos comprometemos a no publicar nada en su nombre

Su email nunca será publicado ni compartido

* Todos los campos son obligatorios

Te recomendamos