Consecuencias de circular sin seguro

Publicado por CanalMOTOR, 26 Ene 2016

Comparte el artículo:   Linkedin Google Email WhatsApp

Consecuencias de circular sin seguro

Todos los vehículos que vayan a circular de manera más o menos habitual por nuestro país y consten en el Registro de Vehículos de la DGT están obligados a tener un seguro en vigor para casos de accidente. De lo contrario, el propietario responderá con su patrimonio sobre los costes y se expondrá a multas de hasta 3.000 euros. Sin embargo, las consecuencias de circular sin seguro nos afectan a todos; también a los que sí lo tenemos.

Hay algunos vehículos para los que la toma de seguro no es obligatorio, como los siguientes: los remolques, semirremolques, y máquinas remolcadas especiales de menos de 750 kilogramos de masa máxima autorizada, además, por supuesto, de aquéllos que hayan sido dados de baja del Registro de Vehículos de la DGT. Para el resto de vehículos que no cumplan con algunos de estos requisitos, y que sean susceptibles de circular o estén aparcados en la vía pública, la tenencia de un seguro vigente es obligatoria, sea cual sea la frecuencia de uso.

Las consecuencias de circular sin seguro pueden ser realmente graves, llegando incluso a penas de prisión. Además, no solo afectan al propietario del vehículo en cuestión, sino que también tiene consecuencias para el resto de conductores que sí estén asegurados. Éstos son los efectos inmediatos de circular sin asegurar nuestro vehículo:

- Inmediata inmovilización del vehículo: evidentemente, una vez interceptado, el vehículo no asegurado no podrá circular, por lo que se le trasladará a un depósito o se le dará precinto, durante un periodo de un mes (en caso de ser la primera vez) a tres meses o un año (en caso de ser reincidente). Todos los gastos correrán a cargo del patrimonio del propietario hasta que pueda proceder al levantamiento del vehículo, una vez ya cuente con un seguro vigente acreditable.

- La prohibición de circulación por todo el territorio español durante el tiempo en el que el vehículo esté en el depósito.

- Multas de 600 a 3.000 euros, según las circunstancias en las que se descubra que el vehículo no cuenta con seguro. La mitad de la recaudación de este tipo de multas se destina al Consorcio de Compensación de Seguros, que es el encargado de responder ante los daños y las víctimas producidos por un coche sin asegurar, en caso de que el propietario no cuente con un patrimonio con el que responder y sea insolvente. Además, cada aseguradora aporta el 2% de cada póliza de un coche asegurado, por lo que los conductores que tienen su seguro en vigor pagan indirectamente los efectos causados por aquellos coches sin seguro.

- Penas de prisión en caso de accidente con víctimas heridas o mortales.

Ahora que ya conocemos las consecuencias de circular sin seguro, sabemos de la importancia de contar con uno que responda ante los imprevistos que podamos tener en carretera. Para ellos, los Seguros de Coche MAPFRE suponen la mejor opción, a la hora de contar con profesionales que protejan nuestra seguridad y la de los que más queremos.



Comentarios (0)

Todavía no se ha publicado ningún comentario, sé el primero en escribir un comentario.

Si quieres comentar el post o recibir asesoramiento de MAPFRE pincha sobre la casilla correspondiente.

Dejar un comentario

Desde este canal nos comprometemos a no publicar nada en su nombre

Su email nunca será publicado ni compartido

* Todos los campos son obligatorios