Cómo llevar a los niños en bicicleta con seguridad

Publicado por CanalMOTOR, 20 Abr 2016

Comparte el artículo:   Linkedin Google Email WhatsApp

Cómo llevar a los niños en bicicleta con seguridad

El casco y un asiento adicional homologado y adecuado, son las respuestas correctas y legales a la pregunta de cómo llevar a los niños en bicicleta con seguridad, aunque no está de más que se tengan en cuenta otros consejos y precauciones adicionales.

La norma recogida en el Reglamento General de Circulación dice que cualquier persona mayor de edad puede transportar en bicicleta a un niño menor de siete años -sólo a uno- con casco y siempre que emplee la silla homologada adecuada, pero la pregunta más habitual es cómo llevar a los niños en bicicleta con seguridad.

El casco, junto con el asiento adicional, son los dos elementos imprescindibles para que un niño de menos de siete años pueda viajar en bici con un adulto con seguridad, y de acuerdo a ley. En el caso de la silla, es importante que sepas que existen diferentes modelos y opciones y que no todos son válidos para todas las bicicletas, por lo que es imprescindible que sepas cuál es la oferta y qué sillas son válidas para tu caso.

Sillas delanteras

Como puedes suponer, se instalan en la parte delantera de la bicicleta y pueden transportar niños de hasta 15 kilos de peso -unos dos años-. Lo más común es que estos portabebés se sujeten al manillar, la barra de asiento o el propio cuadro.

Son cómodas y muy entretenidas para los niños, y también para que tú puedas comprobar en todo momento si el pequeño viaja a gusto y sin problemas. Sin embargo, en caso de caída ofrecen menos protección a los niños que quedarían totalmente expuestos. Por otra parte, afectan más a la estabilidad de la bici y dificultan algo más el pedalear aunque depende del tamaño de la silla delantera.

Silla trasera

La única opción legal actualmente para llevar niños en bici de más de 15 kilos, es llevarlos acomodados en una silla trasera adicional, que tendrás que acoplar a la parte posterior de tu bicicleta.

Son sillas más versátiles y cómodas, y algunas pueden incluso reclinarse y permiten mayor libertad de movimiento al niño. Aunque el campo de visión del pequeño es peor, y pueden resultar algo más aburridas que las delanteras, les ofrecen una mayor protección en caso de caída.

 

 

Estas son las dos posibilidades legales que actualmente puedes barajar para llevar niños en bici de manera segura; siempre y en todos los casos, el menor viajará con el casco adecuado. Además debes observar estas limitaciones y detalles de la norma de seguridad.

  • El rango de peso permitido es de entre 9 y 22 kilos -entre los 9 meses y los 6 años-, ya que los bebés con un peso inferior a nueve kilos no pueden ir en bici.
  • Es indispensable que el bebé mantenga ya y sujete la cabeza, es decir, los músculos del cuello ya deben estar desarrollados y ser fuertes para viajar en bicicleta como pasajeros con seguridad.
  • Todas las sillas de bici del mercado son monoplaza y aunque podrías montar una silla delantera y otra trasera, la ley no lo permite, ya que limita el número de niños por adulto en bici a uno.
  • Los remolques, o carritos que se enganchan a las bicis, de momento no han sido homologados para su uso, aunque dentro del sector se espera que esta homologación llegue en breve. Pero estos remolques soportan un peso máximo de 25 kilos.
  • La silla siempre debe ser adecuada para el tipo de bici, y, aunque algunos montajes no son sencillos, es importante que se respeten los consejos y recomendaciones del fabricante para extremar las precauciones y lograr el máximo grado de seguridad.
  • Es imprescindible que la silla tenga reposabrazos para el niño y que, en todo momento, sus pies y piernas queden lejos del contacto con ruedas y radios de la bicicleta. Es importante comprobar este punto con el niño en directo, antes de comprar un modelo de silla concreta.
  • Atención al sistema de arneses o cinturones que presente la silla, ya que, en ningún caso, pueden ser sencillos o con un sólo punto de presión. Hay que cerciorarse de que el pequeño no podrá librarse de los arneses por su cuenta y en pleno trayecto, poniendo en peligro su seguridad.

Saber cómo llevar a los niños en bicicleta con seguridad sólo exige observar estos detalles y siempre contar con los dos elementos esenciales: casco y silla homologada. Siempre, para recorridos largos en exceso, es recomendable cambiar la bicicleta por el coche, donde los niños estén más seguro y noten menos la fatiga: para esos casos, contar con un Seguro de Auto MAPFRE que nos proteja y nos cuide en carretera, será la mejor de las opciones.



Comentarios (0)

Todavía no se ha publicado ningún comentario, sé el primero en escribir un comentario.

Si quieres comentar el post o recibir asesoramiento de MAPFRE pincha sobre la casilla correspondiente.

Dejar un comentario

Desde este canal nos comprometemos a no publicar nada en su nombre

Su email nunca será publicado ni compartido

* Todos los campos son obligatorios

Te recomendamos