Cómo llevar a nuestra mascota para que no nos sancionen

Publicado por canalMOTOR, 26 Ago 2016

Comparte el artículo:   Linkedin Google Email WhatsApp

Cómo llevar a nuestra mascota para que no nos sancionen

Puedes viajar con tu mascota siempre en tu coche, pero no en cualquier condición y no todas las mascotas. Es importante saber cómo llevar a nuestras mascotas para que no nos sancionen y respetar las normas y recomendaciones por seguridad y comodidad.

Cuidar y proteger a tu mascota es tu deber y cuando viaja en tu coche y te acompaña en tus escapadas o trayectos cotidianos también debe serlo. Al margen de evitar sanciones, por tu seguridad y la del propio animal, es necesario saber cómo llevar a nuestras mascotas en coche.

El Reglamento General de Circulación en su artículo 18.1 recoge como norma general esta responsabilidad del conductor respecto a todos los pasajeros del vehículo y carga, incluidos los animales y mascotas: “El conductor de un vehículo está obligado a mantener su propia libertad de movimientos, el campo necesario de visión y la atención permanente a la conducción, que garanticen su propia seguridad, la del resto de ocupantes del vehículo y la de los demás usuarios de la vía. A estos efectos, deberá cuidar especialmente de mantener la posición adecuada y que la mantengan el resto de los pasajeros, y la adecuada colocación de los objetos o animales transportados para que no haya interferencias entre el conductor y cualquiera de ellos”.

Aunque los expertos alertan de que esta normativa es bastante ambigua y poco concreta, es suficiente para que los conductores puedan ser sancionados por los agentes, si transportan a sus mascotas -principalmente gatos y perros- de forma libre y sin la necesaria sujeción para sus seguridad y la del resto de usuarios de la vía; no está permitido que el animal pueda moverse libremente por el vehículo en ninguna circunstancia.

El agente puede interpretar la normativa existente, y están previstos diferentes tipos de sanciones y multas, en virtud de la gravedad de la falta.

- Desde 80 euros:  los conductores que transporten animales sueltos que puedan interferir en la conducción puede ser sancionado con una multa según el artículo 67 del texto articulado de la Ley de Tráfico y Circulación de Vehículos a Motor y Seguridad Vial, que parte de los 80 euros.

- Entre 200 y 400 euros: si decides llevar a tu mascota de copiloto, además de poner en serio peligro su vida e integridad, junto con la del resto de usuarios de la vía, te enfrentas a sanciones económicas graves.

Evitar este tipo de multas e infracciones, no es muy complicado y además, es lo más seguro y recomendable para tu mascota y para ti, lo más cómodo es seguir las recomendaciones de los expertos en seguridad respecto al transporte de mascotas.

 

 

Mascotas de gran tamaño

Los animales de gran tamaño, en concreto los perros, es mejor acomodarlos en el maletero del coche con una red de separación, para evitar que invadan los asientos delanteros y traseros y puedan distraer al conductor. El maletero debe ser en tamaño adecuado y seguro para el perro o mascota, permitiéndole movilidad y la correcta ventilación necesaria, entrada y salida de aire.

Sistemas de retención

Es importante que sigas las recomendaciones de los expertos y de tu veterinario en caso de qué tengas dudas de cómo viajar de forma segura y cómoda con tu mascota en el coche. Existe la posibilidad de que los animales viajen con sistemas de retención siempre adecuados a su tamaño y necesidades. Debes adquirir arnés de doble anclaje homologado y nunca hay que sujetarlos al cuello, sino al torso de la mascota, algunos son compatibles con cinturones de seguridad e incluso con el isofix en los vehículos que tienen este sistema de anclaje.

Pequeñas mascotas

El transportín es para las mascotas de pequeño tamaño, el espacio ideal en el que viajar dentro del coche, también igual que en otros medios de transporte, como el tren o el avión. Según las necesidades de espacio en cada momento y el tipo de vehículo, el transportín puede colocarse en los pies, entre los asientos delanteros y traseros, en el maletero o sólo en una parte de él, delimitada con red, para poder usar el resto para maletas, por ejemplo, sin poner en peligro la integridad de la mascota.

Ahora que ya sabes cómo llevar a tu mascota para que no te sancionen, y viajar con seguridad y comodidad, recuerda que todas las pólizas de Seguro de Coche MAPFRE te ofrecen una cobertura de Responsabilidad Civil Suplementaria que amplía la cobertura obligatoria del asegurado, una protección extra muy interesante y práctica en muchos casos, viajes o no con mascotas.



Comentarios (0)

Todavía no se ha publicado ningún comentario, sé el primero en escribir un comentario.

Si quieres comentar el post o recibir asesoramiento de MAPFRE pincha sobre la casilla correspondiente.

Dejar un comentario

Desde este canal nos comprometemos a no publicar nada en su nombre

Su email nunca será publicado ni compartido

* Todos los campos son obligatorios