Todas las normas que afectan a los peatones

Publicado por canalMOTOR, 06 Oct 2016

Todas las normas que afectan a los peatones

Cuando conduces un coche, incrementas tu atención y respetas las normas de circulación y seguridad que has aprendido durante tu preparación como conductor. Pero, ¿qué ocurre cuando transitas por las calles como peatón? Las normas para peatones también existen.

La educación vial de los peatones queda olvidada a menudo, y sin embargo, es de vital importancia conocer todas las normas que te afectan como peatón para poder transitar por las calles con la máxima seguridad y tranquilidad, evitando correr riesgos y poner en peligro tu vida o la de otros usuarios de la vía por desconocimiento o ignorancia.

La normativa vial define a un peatón como la persona que, sin ser conductor, transita a pie por las vías públicas. Se consideran peatones igualmente los que empujan cualquier otro vehículo sin motor de pequeñas dimensiones o las personas con movilidad reducida que circulan al paso con una silla de ruedas con motor o sin él.

La DGT recuerda, en su intento por concienciar y formar a los peatones, que son unos actores más de la convivencia ciudadana en las vías públicas; con responsabilidad normativa, pero también con capacidad de tomar decisiones sobre su seguridad que mejoren la convivencia.

La normativa que afecta a los peatones se estructura en torno a tres grupos: las recomendaciones y normas generales de tránsito, la que se refiere al uso del peatón de las vías urbanas y la que atiende al comportamiento adecuado, en vías no urbanas.

   1. Normas generales para peatones

   • El lugar adecuado para transitar los peatones es siempre por las aceras, en concreto, por el centro de las mismas. Sin pegarse a ninguno de los extremos que pueden resultar más arriesgados.

   • Si no existe acera o debe abandonarse por obstáculos u otras circunstancias eventuales, los peatones deben pegarse siempre a la zona interna, lo más lejos posible del tráfico y siempre de cara al mismo.

   • Los niños son peatones especialmente vulnerables y que precisan ir de la mano y bajo la estricta vigilancia de un adulto. Deben evitarse los juegos -especialmente los que incluyan pelotas- y el tránsito con patinetes, bicis o similares por la calzada y/o en espacios abiertos al tráfico rodado.

   • Las mascotas también son responsabilidad de los peatones y pueden provocar situaciones de riesgo para ellas mismas y los demás, no deben transitar sueltos para evitar accidentes y por su propia seguridad.

   • Autopistas y autovías no permiten el tránsito de peatones que siempre deben ir por los lugares adecuados para ellos, aceras o espacios peatonales indicados y reservados a tal efecto. Solo en caso de accidente en autovía o autopista, uno de los ocupantes puede salir del coche y transitar por la vía para pedir auxilio.

 

   2. Normas concretas relativas al uso de vías urbanas por parte de los peatones

   • El cruce a otro lado de una calle siempre deben hacerlo los peatones por paso regulado por marcas viales -paso de cebra o peatones-, semáforos o agentes del tráfico. En caso de no existir este tipo de facilidades para el cruce, debe elegirse los lugares con mayor visibilidad y extremar las precauciones.

   • Lo indicado antes de iniciar un cruce de calle, es mirar primero a la izquierda, después a derecha y por último, de nuevo a la izquierda.


   3. Normas concretas relativas al uso de vías fuera de núcleos urbanos o poblados

   • Los peatones fuera de ciudad, deben andar por dentro del arcén y si no existe esta zona en la vía, se pegarán lo más posible al borde exterior de la carretera. Si transitas en grupo, es importante que se haga en fila india, nunca en grupos ni parejas.

   • Siempre los peatones circularán por el margen izquierdo de la vía para poder controlar la circulación de frente, cuando se dirijan hacia él.

   • Por la noche o en condiciones climatológicas ambientales adversas que disminuyan sensiblemente la visibilidad, los peatones deben  ir provistos de algún elemento luminoso o reflectante homologado, procurando vestir ropas de color claro para facilitar el ser visto por los conductores.

Estas son, con carácter general, las normas que todo peatón debe conocer y observar para andar con seguridad y prevención. Tanto conductores como peatones deben facilitar la convivencia y seguridad en todo tipo de vías, no obstante, las circunstancias más insospechadas pueden darse al volante de tu coche, como el atropello de un animal cinegético, pero la tu póliza de Seguro de Coche MAPFRE a Todo Riesgo contempla esa posibilidad y se encarga de los daños ocurridos también en estas situaciones, para que tu protección y la de tu coche sea siempre máxima.



Linkedin Google Email WhatsApp

Comentarios (0)

Todavía no se ha publicado ningún comentario, sé el primero en escribir un comentario.

Si quieres comentar el post o recibir asesoramiento de MAPFRE pincha sobre la casilla correspondiente.

Dejar un comentario

Desde este canal nos comprometemos a no publicar nada en su nombre

Su email nunca será publicado ni compartido

* Todos los campos son obligatorios