Guía de primeros auxilios para motoristas

Publicado por canalMOTOR, 07 Jul 2017

Comparte el artículo:   Linkedin Google Email WhatsApp

médicos en una caída de moto

Saber cómo reaccionar ante una caída de la moto tanto propia como de otra persona es fundamental para minimizar consecuencias y evitar riesgos. Revisa la guía de primeros auxilios y aplica siempre el sentido común.

La seguridad siempre debe ser prioritaria al conducir tanto coches como motos, pero los accidentes se producen y las caídas en moto son habituales. Si eres motoristas ocasional o habitual, lo mejor es que seas precavido y practiques la prevención activa. Como primer paso la guía de primeros auxilios tienes que tenerla siempre en mente.

La omisión del deber de auxilio es un delito penado por ley, puesto que estás obligado a auxiliar a los demás usuarios de la vía lo que incluye a los motoristas. Lo mejor es que sepas cómo hacerlo.

La regla de oro: protocolo PAS

Pocos conductores no conocen el protocolo de seguridad en carretera, pero a veces los nervios y la celeridad juegan muy malas pasadas, recuerda que la palabra clave para ayudar y auxiliar en un accidente de tráfico es PAS.

 

  • Proteger es lo primero y es importante ser muy minucioso en este punto. No te dejes llevar por la urgencia. Si no estás implicado en el siniestro, debes detener tu vehículo y ayudar. Pon atención y deja tu coche o moto en un sitio seguro, ponte el chaleco antes de pisar la carretera. Cuando el lugar este bien señalizado y protegido, podrás ayudar.
  • Avisar es el segundo paso del protocolo de asistencia en accidentes en carretera. Es necesario ponerse en contacto con las autoridades de tráfico y emergencias para que lo antes posible acudan al lugar de los hechos y puedan hacerse cargo de la situación de forma profesional y efectiva. 
  • Con el perímetro asegurado y la ayuda en marcha, puedes intentar socorrer a las personas involucradas en el siniestro. Si no eres médico ni profesional sanitario, lo mejor es no arriesgarse a mover, ni tocar a las víctimas de un accidente. Puedes acercarte, intentar constatar su estado y acompañarles. No quites ropa ni el casco a los motoristas, tampoco a los ocupantes de un coche. Ante algunas situaciones como vómitos o hemorragias, puedes actuar, pero siempre que sea seguro y sin mover a las personas.

 

Primeras atenciones específicas para motoristas

Si tienes controlados todos los pasos del protocolo PAS, hay algunas acciones de primeros auxilios que pueden ser útiles. Sin conocimientos sanitarios específicos se pueden atender heridas o quemaduras sencillas y siempre que los accidentes o caídas de moto no sean graves. Especialmente si viajas con un pequeño botiquín.

Los golpes, arañazos, pequeñas laceraciones, luxaciones y heridas abiertas son comunes en las caídas menos graves de moto. No te precipites tampoco en estos casos y evita males mayores con un poco de conocimiento de primeros auxilios.

Herida sangrante

Ante heridas que sangran de manera abundante, lo más urgente es hacer presión sobre ellas para cortar la hemorragia o, al menos, contenerla hasta que pueda ser atendida de forma profesional. Utiliza siempre que sea posible apósitos de tela limpia, mejor que algodón o pañuelos de papel que pueden deshacerse con la sangre y contaminar la herida. 

Quemaduras 

La piel que no está protegida correctamente durante una caída de moto suele quemarse al entrar en contacto violento con la carretera u otras superficies, precisamente el uso de guantes evita este tipo de problemas. Si te has quemado alguna zona al caerte de la moto, recuerda que lo mejor es refrescar, pero no aplicar hielo; proteger del sol y, lo antes posible, extender sobre la zona afectada alguna crema o pomada específica para quemaduras. Si la afectación no es superficial, sino profunda, debes consultar con un médico.

Golpes en la cabeza

Viajar sin casco no es una opción, -en verano tampoco- es una obligación y, por supuesto, en cualquier caída es un seguro de vida. A pesar de ello, la cabeza es de las zonas más sensibles y que más suelen quedar afectadas tras una caída en moto también. No te quites el casco si has sufrido un accidente grave. Si tienes dudas, aunque estés consciente, mejor espera la llegada de las atenciones y asistencias profesionales. El hielo aplicado directamente sobre la zona golpeada puede ayudar en un primer momento, pero si, tras una caída de moto te duele la cabeza, no te duermas ni relajes demasiado, procura mantenerte alerta. Lo mejor es consultar en un centro de salud para descartar daños internos.

Daño en las extremidades

Las manos, los brazos, los pies y las piernas están expuestos al 100% en un motorista. Aunque lleves guantes, ropa adecuada para viajar en moto y calzado específico ante una caída, tus extremidades son vulnerables a diferentes daños. Si tras una caída, notas dolor, no puedes mover con normalidad brazos, piernas o muñecas, lo más recomendable es inmovilizar la zona y descartar roturas y lesiones en un centro de salud. No fuerces nunca las extremidades ni arrastres a las personas lesionadas cogiéndolas por brazos o piernas.

La rapidez en la respuesta de auxilio en una caída de moto es básica, pero si te dejas llevar por el primer impulso es más que probable que cometas errores. Mantener la calma es siempre el primer paso de toda guía de primeros auxilios; después, aplica el sentido común y, si tienes dudas, la atención sanitaria es la respuesta siempre. El Seguro de Moto MAPFRE te ofrece una asistencia rápida y profesional para que puedas circular con protección y con la tranquilidad de que si algo falla, tendrás la mejor respuesta inmediata.



Comentarios (0)

Todavía no se ha publicado ningún comentario, sé el primero en escribir un comentario.

Si quieres comentar el post o recibir asesoramiento de MAPFRE pincha sobre la casilla correspondiente.

Dejar un comentario

Desde este canal nos comprometemos a no publicar nada en su nombre

Su email nunca será publicado ni compartido

* Todos los campos son obligatorios

Te recomendamos