Colores de la DGT para el estado de las carreteras

Publicado por canalMOTOR, 02 Feb 2018

Comparte el artículo:   Linkedin Google Email WhatsApp

Coches circulando por carretera llena de nieve

La DGT avisa del estado de las carreteras usando una señalización basada en colores. Conocer el significado de cada nivel es primordial para saber el riesgo que se corre al circular por carretera. 

La DGT indica el estado de las carreteras por medio de una gama de colores. Cada tono significa una intensidad distinta y la necesidad de tomar una serie de medidas particulares. Conocer este tipo de identificaciones ayuda a planificar de una mejor manera las rutas y minimizar la posibilidad de quedar atrapado en la nieve.

Por qué es importante conocer el estado de las carreteras

Saber cómo están las vías de circulación es primordial para saber el riesgo que se corre si se circula por ellas. Calcular cuál será el estado de las carreteras también es muy importante para preparar un kit antes de partir que incluya elementos necesarios para circular en caso de que la calzada tenga nieve. Nos estamos refiriendo por ejemplo a las cadenas, alimentos de reserva, un cargador del móvil o ropa de abrigo.

Colores que usa la DGT para señalar el estado de las carreteras

La Dirección General de Tráfico (DGT) ha estimado una serie de niveles para advertir del riesgo que hay en las carreteras. Este tipo de nomenclatura utiliza colores para hacer más sencilla su comprensión. Repasamos cuáles son y qué medidas toma la DGT según el estado de las carreteras.

  • Nivel blanco. Indica normalidad total. Se aplican las normativas generales y no hay riesgo de que se produzcan incidentes. Es preciso circular de manera ordenada y siguiendo las leyes de tráfico, pero no existe ninguna limitación especial para ningún vehículo.
  • Nivel verde. Se trata del primer nivel que se activa cuando comienza a nevar. Es usado por la DGT para indicar que el estado de las carreteras empieza a presentar alguna dificultad que pese a no afectar excesivamente en el tráfico si merece la pena ser tenida en cuenta.

Si se aplica este protocolo, la velocidad de los vehículos en las autopistas y autovías se ve limitada a los 100 kilómetros por hora, mientras que en las carreteras convencionales baja a 80 kilómetros por hora.

Los camiones deberán cambiar su manera de conducir, pues están obligados a tener que circular por el carril derecho y no podrán adelantar. Desde el organismo regulador se recomienda no circular por puertos de montaña y tener una mayor prudencia al volante. Prestar especial atención a los partes meteorológicos es otra de las medidas aconsejadas.

  • Nivel amarillo. Este protocolo se aplica cuando el asfalto está parcialmente cubierto y la DGT considera que el estado de la carretera puede conllevar un mayor riesgo para los conductores. Por esa razón se toman medidas especiales como la reducir la velocidad máxima permitida a solamente 60 kilómetros por hora para los turismos y para los autobuses.

Estas restricciones son más severas en los camiones y en los vehículos articulados, a los cuales se les prohíbe circular. Entre las recomendaciones promulgadas por los expertos están que no se realicen maniobras bruscas con el fin de evitar que el coche pise una placa de hielo y patine de manera descontrolada. En caso de tomar una curva o de transitar por una ladera descendente, se debe de disminuir aún más la velocidad.

  • Nivel rojo. Con este tono la DGT avisa que el estado de la carreta conlleva peligro. Se utiliza para indicar que la vía está cubierta de nieve. Entre las medidas que se toman cuando se aplica este protocolo esta el incremento de la prohibición de circulación a los autobuses, haciendo de este modo que solamente los vehículos de pequeño tamaño tengan permiso para transitar por las vías.

Sin embargo, se remarca la necesidad de tener mucho cuidado en la conducción. Se estipula que para poder continuar con la marcha es preciso contar con cadenas o neumáticos de invierno, los cuales tienen un dibujo especial que permite un mayor agarre. En caso de no contar con estos complementos el automóvil debería de quedar inmovilizado, pudiendo ser multado en caso contrario. En este nivel la velocidad máxima está limitada a 30 kilómetros por hora.

 4x4 blanco en marcha sobre carretera y paisaje nevado y nevando

  • Nivel negro. Se utiliza únicamente cuando se acumula mucho espesor de nieve y hielo en el asfalto. En este caso la circulación está prohibida para todo tipo de automóviles. La DGT únicamente activa este nivel cuando el estado de la carreta es muy peligroso. Conlleva la posibilidad de quedarse inmovilizado o aislado. Las recomendaciones que se aconsejan tomar en este tipo de situación es situarse en el carril derecho para dejar vía libre por la izquierda da las quitanieves, mantener el motor encendido y no salir del coche.

Cómo actuar ante el estado de carreteras que indica la DGT

En el caso de que uno de los niveles que la DGT usa para indicar el estado de carretas sea aprobado, es imprescindible seguir las indicaciones que marca la legislación. En caso contrario no solamente se corre el riesgo de ser sancionado por un agente de la ley, sino que se pueden llegar a correr riesgos innecesarios que desemboquen en un accidente.

Conocer el estado de las carreteras es sencillo si se circula por una autovía o una autopista, pues disponen de carteles que señalan continuamente de la situación del asfalto. En el caso de que se transite por una vía secundaria, es preciso estar atento a la información que ofrece la DGT por diversas vías como la radio o internet.

En el caso de que carretera muestre un estado diferente del habitual y desconocer qué nivel está aplicado es preciso hacer uso del sentido común y tener prudencia al volante. Incrementar la distancia de seguridad con el vehículo predecesor y reducir la velocidad son algunas de las medidas más importantes.

Conocer cómo regula la DGT el estado de las carreteras es muy importante para saber exactamente en qué situación se encuentra la vía por la que se transita y tomar las acciones necesarias para evitar riesgos innecesarios. Tener el vehículo cubierto por el Seguro de Coche MAPFRE supone una mayor tranquilidad, pues incluye el respaldo de un gran grupo y un nutrido número de profesionales que acudirán a tu ayuda en caso de que los necesites.



Comentarios (0)

Todavía no se ha publicado ningún comentario, sé el primero en escribir un comentario.

Si quieres comentar el post o recibir asesoramiento de MAPFRE pincha sobre la casilla correspondiente.

Dejar un comentario

Desde este canal nos comprometemos a no publicar nada en su nombre

Su email nunca será publicado ni compartido

* Todos los campos son obligatorios