Adiós al coche de empresa

Publicado por Almudena Castro, 28 Jul 2011

Comparte el artículo:   Linkedin Google Email WhatsApp

Adiós al coche de empresa

Sólo el 7 por ciento de las compañías con grandes flotas de automóviles utiliza el coche de empresas como fórmula para retribuir a sus empleados, lo que representa un significativo descenso respecto a 2010, cuando el 26 por ciento de las empresas utilizaba esta fórmula de retribución.

 Así lo establece el barómetro de Vehículo de Empresa realizado por Arval, compañía de renting de BNP Paribas, que pone de manifiesto que los recortes salariales impuestos como medida de ajuste han reducido "drásticamente" el recurso a los automóviles como retribución en especie.

 

En el conjunto de Europael 20 por ciento de las empresas sigue utilizando los coches como forma de retribución, proporción muy superior a la registrada en España, aunque inferior en un 37,5 por ciento a la contabilizada el pasado año.

 

El 40 por ciento de los coches que adquieren las empresas españolas (el 35 por ciento en Europa) tienen como objeto reconocer y retener el talento de los altos directivos, mientras que el resto funciona como herramienta de trabajo para las funciones que requieren desplazamientos constantes.

 

De esta forma, los cargos técnicos copan el 36 por ciento de los vehículos que componen las flotas de empresa en España, mientras que los vendedores concentran el 18 por ciento para sus labores comerciales. En Europa, estas proporciones se sitúan en el 31 por ciento y el 27 por ciento, respectivamente.

 

El coche de empresa es el beneficio social más apreciado en España

Según un estudio realizado por la consultora de selección Saville Consulting entrevistando a 75 directores de recursos humanos de compañías nacionales y multinacionales de diferentes sectores  y a 465 profesionales en activo, el coche de empresa es el beneficio social más apreciado por un candidato a la hora de valorar una oferta de cambio en un proceso de selección. Dependiendo del modelo elegido, según la categoría profesional del trabajador usuario, la repercusión en el salario anual puede llegar a suponer entre 6.000 y 10.000 euros.





Comentarios (0)

Todavía no se ha publicado ningún comentario, sé el primero en escribir un comentario.

Si quieres comentar el post o recibir asesoramiento de MAPFRE pincha sobre la casilla correspondiente.

Dejar un comentario

Desde este canal nos comprometemos a no publicar nada en su nombre

Su email nunca será publicado ni compartido

* Todos los campos son obligatorios