3 Min de lectura | ¿Sabes que usar el GPS en el coche puede acarrearte problemas? Además de los peligros que conlleva su uso, puedes ser sancionado con una multa. Te lo contamos.

Mediante un sistema de navegación GPS, el conductor puede llegar a su destino sin perderse, reducir el consumo de carburante, consultar datos como aparcamientos, gasolineras… e incluso recibir información del tráfico en tiempo real.

Uno puede pensar que usar el GPS del coche no entraña ningún problema. Pero nada más lejos de la realidad. Además de los peligros que puede ocasionar su uso, pueden sancionarte con una multa si lo manejas de forma incorrecta. Pero, ¿cuál es la forma correcta de usarlo?

¿Pueden multarme por usar el GPS en el coche?

Usar el GPS cuando estamos al volante es una práctica prohibida y sancionable, al igual que ocurre si conducimos utilizando manualmente dispositivos de telefonía móvil u otros sistemas, ya que disminuyen la atención permanente que se exige durante la conducción.

Así pues, usar el GPS mientras se conduce está considerado como infracción grave en la Ley de Seguridad Vial, y supone una sanción económica de 200 euros y la pérdida de 3 puntos del carné. Si ya has sido multado, recuerda que con tu Seguro de Coche MAPFRE puedes acceder a la cobertura de Defensa en multas de tráfico, donde podrás recibir asesoramiento.

Pero el uso de GPS puede dar lugar a otro tipo de situaciones también sancionables:

  • Seguir las indicaciones del navegador al pie de la letra puede llevarnos a realizar algún tipo de conducción temeraria, como hacer giros bruscos o inesperados por no reaccionar a tiempo; circular en dirección contraria; realizar adelantamientos peligrosos; superar los límites de velocidad, etc. Lo que trae consigo multas de tráfico.
  • Colocar el GPS en un lugar que dificulte la visibilidad del conductor puedes ser sancionado con una multa de 200 euros, sin pérdida de puntos.
  • Llevar un GPS con inhibidor de radares integrado tiene la consideración de delito, y su utilización conlleva multas de 6.000 euros y la pérdida de 6 puntos del carné.

Cómo usar el GPS con seguridad

Ilustración que muestra una mano sujetando un mapa de Google con el símbolo de ubicación

https://bit.ly/3qUd6ka

El problema no son los navegadores GPS, sino su uso incorrecto. El GPS sirve para guiar al conductor, pero para que no se convierta en un peligro, hay que saber cómo usarlos con seguridad. Para ello, se recomienda seguir estas pautas:

  • Coloca el GPS a la altura de los ojos, para no tener que desviar la vista de la carretera, pero en una zona que no entorpezca la visión a través de la luna delantera.
  • Sitúalo en un lugar que no entorpezca el airbag. Para ello, asegúrate hacia qué lado se abren en caso de accidente y evita instalarlo en su trayectoria.
  • Evita poner el soporte del GPS en una zona cerca del volante o la palanca de cambios para que no entorpezca el control del coche.
  • El aparato debe quedar bien fijado para que no se mueva en ningún momento. Y, por su puesto, nunca debe quedar suelto en un asiento o sobre las piernas.
  • Comprueba que las instrucciones que te ofrece el navegador se corresponden con la realidad de Tráfico. Puede que sea necesario actualizar los mapas.
  • Antes del primer uso consulta el manual para familiarizarte con el sistema.
  • Cuando tengas que programar el navegador, hacer cualquier ajuste, buscar una dirección, etc., hazlo siempre con el vehículo parado o estacionado en un lugar seguro.
  • Una vez programada la ruta estudia el recorrido antes de emprender la marcha para evitar sorpresas cuando estés en ruta.
  • Si es posible, elige un GPS al que le puedas dar las instrucciones por voz. El tiempo mínimo necesario para seleccionar una ruta a mano, en caso de tener que modificarla o introducirla de nuevo, es superior a un minuto.
  • Cuando sea posible, encarga al copiloto el uso del GPS. Así, si hay que modificar o consultar una ruta, podrá hacerlo sin problemas.