3 Min de lectura | Han pedido mediante una carta a la Dirección General de Tráfico que no permita fumar, incluso si el conductor viaja solo. Las distracciones estuvieron detrás del 32% de los accidentes en 2017.

Desde hace muchos años, la Dirección General de Tráfico y diversos colectivos están luchando con toda la fuerza posible por reducir el número de víctimas mortales en las carreteras. Éstas se han reducido de forma drástica desde que allá por los 60 se comenzará a hacer recuentos anuales pero aún queda mucho trabajo para que cesen en mayor medida de lo posible los accidentes de tráfico.

Por ello, la última noticia relativa a este ámbito, la ha protagonizado una asociación de médicos entre los que destacan la Sociedad Española de Médicos de Atención Primaria (Semergen), la de Neumología y Cirugía Torácica (Separ) y la de Medicina de Tráfico (SEMT), que han pedido a la DGT mediante una carta que se prohíba fumar al volante incluso cuando en un vehículo el conductor viaje solo.

Actualmente fumar al volante está permitido en nuestro país según se refleja en el Reglamento General de Circulación. En este sólo se refleja que el conductor está obligado a mantener su propia libertad de movimientos, el campo necesario de visión y la atención permanente a la conducción para garantizar su propia seguridad y la del resto de integrantes del mismo vehículo.

    Y es que las distracciones al volante es uno de los principales motivos que causan los accidentes en nuestro país. Según esta asociación de médicos, las distracciones han supuesto un 32 % de las víctimas por accidentes de tráfico en 2017, y que más del 60 % de los accidentes se deben a la pérdida de contacto visual con la carretera.

    «Una mejora de la salud y un incremento de la seguridad vial»

    Los principales referentes de estas asociaciones de médicos han dejado claros los motivos por los que fumar es perjudicial a la hora de conducir un vehículo tanto para el conductor en sí como para los acompañantes. Según recoge la agencia de noticias EFE, la doctora Esther Redondo, coordinadora del grupo de trabajo de Actividades Preventivas de Semergen, uno de los firmantes de la carta, el consumo de tabaco afecta a la capacidad refleja, motora y cognitiva del conductor.

    En el caso de Fernando Pérez, presidente de la SEMT, otro autor de la misiva, fumar al volante perjudica la salud del propio conductor, ya que puede ocasionarle cefaleas, cansancio, fatiga, elevación de la presión arterial y mala oxigenación que puede desembocar en un accidente de tráfico. Por ello, según la opinión del doctor Carlos Jiménez, presidente electo de Separ, dejar de fumar “refundaría en una mejora de la salud y un incremento de la seguridad vial”.

    Según los estudios de este grupo de médicos, que recoge EFE, el cigarro impide abrir totalmente la mano y coger el volante con seguridad. Estos calculan en 4,1 segundos el tiempo medio para encender un cigarrillo. En esos segundos se pueden recorren hasta 113 metros a 100 Kilómetros por hora. Así que si eres fumador habitual y estás pensando en dejarlo, debes saber que con el Seguro de Salud MAPFRE  tendrás a tu disposición a los mejores expertos para que te ayuden a abandonar este hábito.