3 Min de lectura | El SYM Maxsym 400 es un scooter que, además de su lado urbano, ofrece unas prestaciones GT muy aptas para las vías rápidas.

LO QUE DEBES SABER…

 

Cada vez son más los que se apuntan a la corriente de los megascooter de media cilindrada. Por eso, el SYM Maxsym 400 está cosechando tanto éxito. Y no es extraño, porque al subirte en uno de ellos te das cuenta de lo sencillo que se hace tu día a día a bordo de este SYM.

SYM Maxsym 400

El SYM Maxsym 400 tiene un corte GT, muy válido para vías rápidas.

El SYM Maxsym 400 es el modelo más grande de la marca taiwanesa y se convierte en su buque insignia. Se trata de un scooter con el que puedes esquivar el tráfico de tu ciudad, pero también para recorrer muchos kilómetros a un ritmo muy alto.

Hemos probado de forma intensiva y por ciudad el SYM Maxsym 400. Este scooter tiene un corte GT, voluminoso y algo pesado (210 kg), por lo que si tu uso va a ser exclusivamente urbano, quizá no es el modelo más recomendable. Pero si además de querer moverte entre los coches, vas a salir por vías rápidas y circunvalaciones, es ahí donde este SYM saca pecho.

El motor es un monocilíndrico de 399 cc y 34 cv de potencia, lo cual te permite mantener velocidades altas por encima de 140 km/h que, gracias a su protección aerodinámica, te harán disfrutar de un desplazamiento rápido y cómodo, incluso si vas acompañado.

SYM Maxsym 400

El SYM Maxsym 400 tiene un hueco bajo el asiento muy amplio.

La parte ciclo confía en una estructura multitubular de acero como chasis y las suspensiones de horquilla telescópica convencional delante y un doble amortiguador regulable en precarga atrás. Sin embargo, lo más destacable en este apartado son los frenos del SYM Maxsym 400, con dos discos de 275 mm mordidos por pinzas radiales delante, algo que no se ve en otros megascooter. La frenada es combinada, pero además puedes hacerte con versión ABS, algo muy recomendable.

Su comportamiento a ritmo rápido es preciso, sin titubeos ni movimientos extraños, aportando una gran sensación de seguridad. En carreteras reviradas es donde se le nota un poco más torpe debido a su pesadez, sobre todo en el paso por curva o los cambios de dirección. Algo lógico, por otra parte, ya que no es un scooter deportivo.

SYM Maxsym 400

El SYM Maxsym 400 combina muy bien su lado urbano y sus prestaciones en extrarradio.

Bajo el asiento, que abres con un pulsador desde la piña, hay espacio iluminado por luz de cortesía para dos cascos integrales y algo más. También hay varias guanteras, una de ellas con toma de corriente.

Los asientos del SYM Maxsym 400 son realmente amplios y cuentan con respaldo para ambos ocupantes, algo que los riñones agradecerán. El acompañante se agarra a unas generosas asas laterales y estriberas plegables e independientes.

El SYM Maxsym 400 tiene un precio de 4.999 euros mientras que su versión ABS asciende a 5.499 euros.