2 Min de lectura | Las celebraciones por el cincuenta aniversario de Yamaha en las carreras siguen su curso, y ahora llegan en forma de una edición especial de la T-Max 500, la cual desembarca en el mercado japonés con la decoración de la moto de competición de Jorge Lorenzo.

Durante este año 2011 la firma japonesa Yamaha cumple cincuenta años en las carreras, por lo que desde el país del sol naciente no están escatimando en recursos para celebrar una cifra tan redonda. El siguiente capítulo en lo que a estas celebraciones se refiere, es la llegada al mercado de una versión especial de la Yamaha T-Max 500, bautizada como no podría ser de otra forma como “50º Aniversario”. En esta edición especial del maxi scooter de Yamaha no existen novedades mecánicas ni de equipamiento. Donde si vemos diferencias, y más que evidentes, es en la decoración, y es que la T-Max 500 vendrá pintada en los míticos colores blanco y rojo que también utilizarán las M1 de Jorge Lorenzo y Ben Spies en el mundial de Moto GP durante las citas de Assen y Laguna Seca.

Sin embargo, conseguir una de las mil unidades que saldrán a la venta de esta edición limitada será bastante complicado. Además del escaso número de unidades, se suma que este modelo solamente está destinado en un principio al mercado japonés, donde está previsto que haya una importante lluvia de reservas cuando el 26 de mayo puedan comenzar a encargarse las primeras T-Max 500 50º Aniversario. No obstante, hasta finales del mes de julio no se entregarán a los clientes.

En cuanto al mundial de Moto GP, habrá que esperar al GP de Holanda para ver a Lorenzo y Spies vestidos con estos colores, aunque seguramente ambos pilotos les gustaría que como regalo del cincuenta aniversario de su marca en las carreras, Yamaha les trajese una serie de mejoras con las que igualar el rendimiento de su M1 a las hasta ahora casi imbatibles Honda.