Sube el IVA: Ahorra gasolina con tu moto

Publicado por Alejandro Alonso, 04 Sep 2012

Triumph en gasolinera

Desde el 1 de septiembre de 2012, el IVA general ha pasado del 18 al 21%, un aumento que ha afectado al precio de la gasolina, ya de por sí muy intervenido por distintos impuestos. Toma nota de estos consejos para ahorrar gasolina con tu moto.

LO QUE DEBES SABER...

 

  • Decisión del Gobierno: Subida del IVA general del 18 al 21% desde el 1 de septiembre.
  • Especial: Ahorro de gasolina en moto.
  • Algunos consejos para ahorrar: Velocidad, orden de marcha, accesorios, neumáticos, gasolineras.

 

A partir de este 1 de septiembre, el IVA ha pasado del 18% al 21%. El Impuesto sobre el Valor Añadido afecta directamente al consumo y, como tal, a varios aspectos relacionados con tu moto. En lo primero que lo estamos notando ya es en el precio de la gasolina, para la que la subida del IVA ha supuesto una puntilla a su escalada de precios en los últimos años, afectado también por otros impuestos concretos como el IEH (hidrocarburos) y el IVMDH (Venta Minorista de Determinados Hidrocarburos).

 

Por eso, nos hemos centrado en el combustible y hemos querido ofreceros algunos consejos para ahorrar gasolina mientras conducimos una moto. ¡Toma nota!:

 

 

- Velocidad:

Parece claro que cuanta más velocidad, más consumo de gasolina.

 

- Acelerones y frenadas:

Sé suave con el puño del acelerador a la hora de emprender la marcha o hacer recuperaciones. Evita los acelerones innecesarios en tu viaje. En parado, mantén el ralentí y no des acelerones que no llevan a ninguna parte.

 

Relacionado con los acelerones y la velocidad, no debemos realizar frenadas bruscas, sino buscar las inercias del movimiento para no tener que acelerar luego desde 'cero' o recuperar con tanto gas. En definitiva, hacer una conducción lógica y eficiente.

 

- Presión de los neumáticos:

Los neumáticos son los dos únicos elementos de la moto que rozan con el suelo. Por eso mismo, es importante que los neumáticos estén, no sólo en buen estado, sino con las presiones de aire en los valores que el fabricante recomiende. De esta forma, la rueda tendrá una adherencia correcta al asfalto sin que el consumo de gasolina sea excesivo ni que además empiece a comprometer nuestra seguridad.

 

- Relación de marchas largas:

A una misma velocidad, intenta engranar la marcha más larga posible dentro del rendimiento de potencia del motor de tu moto. De esta manera, el motor no irá tan revolucionado y el consumo será menor. Al emprender la marcha, cambia lo antes posible a segunda.

 

- Reducciones y detenciones:

Cuando reducimos la velocidad o vamos a realizar una parada (stop, semáforo en rojo...), utilizamos el freno-motor, es decir, cambiamos a marchas inferiores para 'obligar' al motor a reducir nuestra velocidad y a frenar la moto con ayuda de los frenos convencionales.

 

Si bien el freno-motor es un recurso recomendable para no gastar frenos, cuanto más tardemos en reducir de marchas, más ahorraremos en el consumo de gasolina. Si nos anticipamos a la frenada y lo realizamos con máxima seguridad, se notará positivamente en el consumo.

 

- Aspectos aerodinámicos:

En conducción urbana no es tan importante debido a las bajas velocidades que se alcanzan, pero cuando realizamos viajes largos o salimos por autovía o autopista a alta velocidad, adquiere un papel fundamental. Las motos cada vez tienen una aerodinámica más estudiada, sobre todo las deportivas. Pero hay que tener en cuenta accesorios como pantallas o maletas, que producen gran resistencia y se nota en el consumo de gasolina.

 

Pero también cuenta nuestro propio atuendo. La ropa debe ser ajustada. Normalmente, la ropa de motorista se ajusta al cuerpo bastante bien. Pero si no, una chaqueta que ondee con el viento producirá más resistencia y, por ende, afectará al consumo negativamente.

 

- Filtros:

Los filtros del aire y la gasolina deben estar en buen estado. En cuanto al consumo, se nota directamente cuando el filtro del aire está demasiado sucio. La mezcla tendrá demasiada gasolina y se estará gastando más de la necesaria en la combustión.

 

- Ajustes de la moto:

Debemos tener en cuenta ajustes en algunos elementos de la moto que afectan directamente al consumo de gasolina como son las suspensiones, el estado de la cadena, la instalación y anclajes de accesorios...

 

- Elige la mejor gasolinera:

No es cuestión de estar cada día mirando en qué gasolinera está más barata la gasolina, pero sí que es verdad que suele haber diferencias entre unas y otras que se mantienen cuando cambia el precio del petróleo. Puedes hacerte una lista con las gasolineras y el precio de la gasolina que te encuentras en tu itinerario habitual. Si adquieres la costumbre de parar en esas dos o tres gasolineras que tienen el precio de la gasolina más bajo, lo acabarás notando en tu bolsillo a final de mes.

 

La gasolina 'de marca' es más cara, pero también es verdad que suelen incluir aditivos y mezclas de mejor calidad que hacen que el motor trabaje mejor y alargue su vida útil. Es cuestión de valorar si merece la pena ese ahorro, sobre todo si haces grandes recorridos.

 

Sigue estos consejos y controla el gasto de gasolina de tu moto. Llena el depósito y pon el parcial a 'cero' y la próxima vez que vayas a repostar, calcula y compara lo que has consumido con un estilo y otro de conducción.



Linkedin Google Tuenti Meneame Email

Artículos Relacionados

Comentarios (0)

Todavía no se ha publicado ningún comentario, sé el primero en escribir un comentario.

Si quieres comentar el post o recibir asesoramiento de MAPFRE pincha sobre la casilla correspondiente.

Dejar un comentario

Desde este canal nos comprometemos a no publicar nada en su nombre

Su email nunca será publicado ni compartido

* Todos los campos son obligatorios

Te recomendamos