Moto Guzzi 1200 Sport Corsa

Publicado por Alejandra Otero, 01 Jun 2011

Comparte el artículo:   Linkedin Google Email WhatsApp

Moto Guzzi 1200 Sport Corsa

La histórica Moto Guzzi no deja nunca de agradar a los amantes de las dos ruedas. En esta ocasión, lo hace con una edición especial de su naked, la 1200 Sport, que añade su nombre el apellido de Corsa. Sus diferencias son principalmente esteticas, aunque se añade así mismo un nuevo sistema de suspensión y frenos deportivos. Una inyección de agresividad que la acercan al pasado de la marca y nos hace caer en la nostalgia.

No cabe duda que una de las marcas más míticas de la cultura italiana es Moto Guzzi. El fabricante fundado en 1921, que fue resucitado hace unos años por Aprilia, tiene a sus espaldas 14 títulos mundiales y 11 Tourist Trophy. La deportividad se respira en cada una de las aristas de sus modelos, pero lo hace de manera especial en su 1200 Sport. Esa imagen agresiva made in Italy, ahora se hace aún más patente en una versión especial que estrena ahora la marca italiana: la 1200 Sport Corsa.

 

Vestida en los colores históricos de la marca, rojo y blanco con detalles en dorado, esta naked adquiere un aire retro muy a la moda actual. Ciertos elementos distinguen esta versión especial puramente italiana del modelo convencional, como lo son las llantas firmadas por Marchesini, las suspensiones de Marzocchi y los frenos deportivos de alto rendimiento Brembo.

 

Esto no hace sino hacer ganar enteros a esta naked de altas prestaciones. Por lo demás, estamos ante la misma 1200 Sport que ya conocíamos, con su motor de dos cilindros en uve de 1.151 cc y 95 CV de potencia a 7.800 rpm. Este propulsor, que hereda de su hermana Norge, es todo un clásico: un símbolo indiscutible de la estética de Moto Guzzi, con sus cilindros asomando a lado y lado que creando esa estampa tan característica de moto robusta.

 

Así mismo poco varía su robusta fisonomía, de notables dimensiones, que mezcla líneas clásicas con modernas bajo una admirable armonía. Polivalente como sus compañeras de segmento, es ágil tanto en ciudad como en carretera y, ante todo, nos asegura la diversión en asfalto. No obstante, hace gala de una impronta y conducción muy personal solo apta para conductores que gusten de algo distinto a lo convencional. Puro romanticismo sobre dos ruedas.

 



Comentarios (0)

Todavía no se ha publicado ningún comentario, sé el primero en escribir un comentario.

Si quieres comentar el post o recibir asesoramiento de MAPFRE pincha sobre la casilla correspondiente.

Dejar un comentario

Desde este canal nos comprometemos a no publicar nada en su nombre

Su email nunca será publicado ni compartido

* Todos los campos son obligatorios

Te recomendamos