Comparativa supernaked: KTM, Kawasaki, Triumph y BMW

Publicado por Alejandro Alonso, 26 Dic 2014

Comparte el artículo:   Linkedin Google Email WhatsApp

Supernaked

Altas prestaciones, adrenalina y agresividad. Es lo que ofrecen la KTM 1290 Super Duke R, la BMW S1000R, la Triumph Speed Triple R y la Kawasaki Z1000, las supernaked más bestiales de cada marca.

LO QUE DEBES SABER...

 

  • Tipo de motos: Naked de gran cilindrada.
  • Ideal para: Uso deportivo.
  • Precio: 12.399€ (Kawasaki) / 15.820€ (BMW) / 14.295€ (Triumph) / 15.497€ (KTM).
  • Seguro: Consulta tu seguro de las supernaked con MAPFRE.
  • Carnet necesario: A.

La siguiente comparativa entre la BMW S1000R, KTM 1290 Super Duke R, Triumph Speed Triple y Kawasaki Z1000 se podría dividir en dos grupos de motos, las más sofisticadas tecnológicamente y las que se mantienen fieles a la filosofía street fighter, sin ayudas electrónicas.

Supernaked

Con todas estas supernaked vivirás sensaciones de adrenalina.

Por el lado más avanzado, colocaríamos a la KTM 1290 Super Duke R y la BMW S1000R, aunque cada es muy distinta ya que la austriaca ha sido concebida desde cero como una naked brutal mientras que la alemana es una adaptación de la BMW S1000RR, algo que se nota en sus características propias.

 

 

KTM 1290 Super Duke R

KTM 1290 Super Duke R

La KTM 1290 Super Duke R es seguramente la más brutal con 180 cv.

Sin duda alguna, podemos decir que la KTM 1290 Super Duke R es la más salvaje de la comparativa y si no, qué podemos opinar de datos como sus 180 cv, 189 kg y una aceleración de 0 a 200 km/h en 7 segundos... Asustan a cualquiera, ¿verdad? Sin embargo, una vez que te subes en ella no lo parece. La electrónica permite que controles la entrega de su bicilíndrico de 1290 cc a tu antojo.

Puedes buscar la dulzura del modo Rain o la máxima entrega de potencia del modo Sport. El control de tracción desarrollado por Bosch interviene perfectamente para que la rueda trasera no deslice jamás, según el nivel que elijas en sus distintos modos o incluso desconectarlo. También se puede desconectar el ABS (multirregulable). En este sentido, te quedas maravillado con el modo Supermoto que desconecta el ABS trasero y actúa levemente delante para que puedas cruzar la moto derrapando, algo que sólo es recomendable en circuitos y con gran experiencia. Por otro lado, las pinzas monobloque Brembo M50 son extremadamente eficaces y con un tacto magnífico para parar esta KTM 1290 Super Duke R.

KTM 1290 Super Duke R

La KTM 1290 Super Duke R tiene una tecnología de última generación.

Sorprende la protección que hace el depósito de 18 litros para ser una naked, algo que al agachar el pecho permite una posición muy aerodinámica sobre la KTM. La Super Duke es muy ligera, pero además lo parece. Con el manillar ancho, puedes controlar el conjunto con confianza y sin dudas, algo que se nota en el paso por curva.

Precio KTM 1290 Super Duke R: 15.497 €.

 

BMW S1000R

BMW S1000R

La BMW S1000R es una adaptación de la superbike alemana a naked.

La BMW S1000R es la respuesta a la bestia Super Duke. Tiene una electrónica apabullante, digna de la superdeportiva BMW S1000RR, pero adaptada a una moto sin carenado, por lo que han variado algunos elementos del motor. Además se ha dulcificado de los 195 cv a 160 cv, un dato más lógico, aunque con una entrega en bajos y medios muy destacable. El chasis está intacto, aunque las cotas de la dirección también han variado ligeramente para que tenga un manejo más equilibrado que la superbike.

Todas estas adaptaciones se notan en su ergonomía y confort, seguramente la más cómoda de las cuatro motos comparadas aquí. El manillar es ancho y te permite ir bastante erguido y cómodo con los estribos en una posición bastante equilibrada para no llevar las piernas muy flexionadas. El depósito no es tan alto, igual que la Kawasaki, por lo que el viento te castiga más si vas a velocidades elevadas.

Impresionante es la suavidad de su motor, un cuatro cilindros casi sin vibraciones. Sin embargo su rendimiento es todo lo contrario, con un poderío impresionante, ya sea por una carretera muy revirada o con curvas largas. El chasis es perfecto y las suspensiones electrónicas inteligentes (únicas en la comparativa) funcionan de maravilla en el modo que escojas. También tiene diferentes modos el ABS y el control de tracción. Todo ello hace que vayas más seguro. Espectacular es también el cambio rápido sin embrague para subir marcha (opcional). La sensación de no dejar de dar gas mientras vas cambiando de marcha es increíble.

BMW S1000R

La electrónica de la BMW S1000R es realmente abrumadora.

Los frenos Brembo son extremandamente potentes, tanto que se hace un tanto brusca la frenada en un uso normal de calle, por lo que debes ser muy suave al tocar la maneta del freno delantero. Sin embargo, el freno de atrás peca de todo lo contrario. No pasa nada, ahí está la electrónica para ayudarnos a equilibrar la frenada de esta BMW.

Precio BMW S1000R: 13.750 € (15.820 € la unidad probada)

 

Triumph Speed Triple 1050 R

Triumph Speed Triple 1050 R

La Triumph Speed Triple R es la más equilibrada de la comparativa.

Vamos con las más 'puras'. Por un lado, la Triumph Speed Triple. La británica no es la más moderna ni la más potente ni la más avanzada, pero sí es el conjunto más equilibrado y más apto para el día a día. Su tacto es el más distinto debido a su tricilíndrico. Es la menos potente de las cuatro con 135 cv, pero nada despreciables y muy bien aprovechados tanto en circuito como fuera de él ya que el par lo iguala a sus rivales en las franjas bajas y medias de revoluciones, aunque arriba es donde las otras tres se escapan.

Para la comparativa, tuvimos la versión R, 3000 euros más cara que la estándar, que los merece por su equipamiento: Horquilla Öhlins NIX30 completamente regulable que separa rebote y extensión con barras de 43 mm y un tacto exquisito. Detrás se apoya en un monoamortiguador TTX36 de doble cámara regulable en compresión, rebote y extensión. Estas suspensiones hacen de la Speed Triple R una bestia deportiva con seguridad y confianza. Los frenos también son Brembo y no tiene nada que envidiar a sus rivales, aunque el ABS no es desconectable. Destacable son las espectaculares llantas mecanizadas con las que se ha reducido 2 kg el peso.

Triumph Speed Triple 1050 R

La Triumph Speed Triple 1050 R es la menos potente, pero con una parte ciclo que la iguala al resto.

La postura es más deportiva de lo que puede parecer. El motor no ofrece vibraciones y sólo se hace notar a través de los escapes Arrow, los más 'musicales' de las cuatro supernaked. La precisión de la Triumph a la hora de negociar las curvas es tremenda y hace que su parte ciclo supla su falta de potencia. Además, sus datos de consumo fueron los mejores de las cuatro.

Precio Triumph Speed Triple 1050 R: 14.295 €.


Kawasaki Z1000

Kawasaki Z1000

La Kawasaki Z1000 tiene un aspecto agresivo nunca visto antes.

Kawasaki se puso manos a la obra para traer en 2013 una bomba verde contra la competencia. El aspecto de la renovada Kawasaki Z1000 es seguramente el más agresivo y desafiante que han hecho nunca (obviando la reciente H2R, claro está). Sin embargo, la posición encima de la moto no lo es tanto ya que su manillar es alto, el asiento es bajo y las estriberas retrasadas hacen que sea una moto bastante cómoda, dentro de lo que es.

La Z1000 es musculosa, más ancha que la Z800 y montada sobre un chasis heredado de la ZX-10R. Con 4 cv más y un desarrollo más corto que su predecesora, se nota su mayor pegada desde abajo. Seguramente el conjunto de entrega y comportamiento es la que más se ajusta al concepto street fighter. No tiene el golpe inicial bestial de la KTM o la Triumph o los medios de la BMW, pero cuando atacas de verdad el gas para subir a las altas revoluciones es donde salen a la luz sus 140 cv puros Ninja. No en vano, no tiene ayudas electrónicas y debes ser tú el que controle todo lo que ocurre y que no se te vaya de las manos. Eso sí, cuando la tienes por la mano, sientes cómo estira hasta el infinito de manera progresiva y con una libertad de movimientos sobre ella muy destacable.

Kawasaki Z1000

El lado Ninja de esta Kawasaki Z1000 aparece en las partes altas del cuentarrevoluciones.

Cuenta con una nueva horquilla Showa SFF-BP con un tacto duro aunque suficientemente cómodo. En circuito seguramente buscarías algo más duro. El tacto de los frenos es mejor que el de sus tres rivales con progresividad y la contundencia justa. Lo malo es su excesivo peso (210 kg), por lo que debes ser más precavido en la frenada. Una vez conseguido esto, la parte ciclo de la Kawasaki Z1000 hace que vayas sobre raíles. Por si fuera poco, es la que tiene el precio más ajustado de la comparativa.

Precio Kawasaki Z1000: 12.399 €.



Comentarios (0)

Todavía no se ha publicado ningún comentario, sé el primero en escribir un comentario.

Si quieres comentar el post o recibir asesoramiento de MAPFRE pincha sobre la casilla correspondiente.

Dejar un comentario

Desde este canal nos comprometemos a no publicar nada en su nombre

Su email nunca será publicado ni compartido

* Todos los campos son obligatorios

Te recomendamos