KTM RC390: Sabor deportivo

Publicado por Alejandro Alonso, 08 Ene 2015

Comparte el artículo:   Linkedin Google Email WhatsApp

KTM RC390

La KTM RC390 es una moto realmente deportiva que, por dimensiones, puede servirte para el día a día. También es ideal para los conductores del carnet A2.

LO QUE DEBES SABER...

 

Queramos o no, nos gusta la adrenalina que una moto deportiva nos hace vivir. Si a esto le unimos la lógica de una moto de pequeñas dimensiones, útil y polivalente para el día a día, podemos soñar directamente con la KTM RC390.

KTM RC390

La KTM RC390 es la última que se une a la familia de las pequeña deportivas austriacas.

KTM quiere seducir sobre todo al segmento más joven con este modelo que se une a la KTM RC125, la moto ideal para los conductores del A1 o convalidados con el carnet de coche. La RC390 es un paso más.

 

 

Sin embargo, esta moto es prácticamente igual a la 125. Sólo cambian los neumáticos, unos Metzeler Sportech M5 con mejor agarre, y el carenado, de distinto color y un poco más ancho por la panza. El resto se mantiene: chasis multitubular (que recuerda a las Moto3 de la marca austriaca), frenos ByBre con ABS de serie, ordenador de a bordo, suspensiones WP y colín almohadillado integrado, entre otros.

KTM RC390

La KTM RC390 tiene 44 cv de potencia para adaptarse a los requisitos del carnet A2.

Está claro que la KTM RC390 no es una moto de altas prestaciones, pero su motor de 375 cc nos da de sobra. Además, gracias a los semimanillares, las estriberas retrasadas y la postura 'al ataque' incita a tener una actitud deportiva, aunque es verdad que quizá demasiado radical. La moto es exageradamente ligera. Tanto es así, que KTM se vio obligada a limitar su potencia a 44 cv para que cumpliera con las restricciones del carnet A2 respecto a la relación peso-potencia (0,2 kW/Kg).

Al montarte sientes que estás en una moto más grande, pero a la vez las dimensiones y su peso te hacen despertar ante un verdadero juguete. Al dar gas, te das cuenta de que no faltan caballos. Por supuesto, la KTM RC390 tiene mucho más carácter que su hermana de 125. Junto a la cilindrada también aumentan las vibraciones, sobre todo en altas vueltas.

KTM RC390

La KTM RC390 monta mejores neumáticos que su hermana de 125.

En carretera, la KTM RC390 es muy ágil en curvas y muy manejable. El tacto del acelerador es genial y el cambio es realmente preciso cuando empiezas a engranar una tras otra.

Otro de sus puntos positivos está en el consumo. La KTM RC390 cuenta con un depósito de 10 litros con el que puedes hacer más de 200 km, ya que tendrás que esforzarte para superar los 5 litros a los 100 km, un dato que puedes consultar en el cuadro de mandos (parcial y total). Eso sí, a la hora de utilizar los retrovisores, te darás cuenta de que necesitarás un rato para ajustarlos correctamente para poder ver bien.

KTM RC390

La KTM RC390 es espectacular en circuito.

Cambiamos la chupa de cuero por el mono y entramos en circuito con la KTM RC390. Rápidamente conocerás el mejorado agarre de los neumáticos Metzeler. Además, la estabilidad en la trazada de las curvas es sorprendente, aunque es ahí donde se echa en falta la posibilidad de regular las suspensiones. El conjunto chasis-motor se comporta de manera magnífica con cambios de dirección rapidísimos y una gran suavidad de motor. Los frenos Bybre son maravillosos en el final de recta (a la que llegábamos a unos 160 km/h) y el ABS se puede desconectar.



Comentarios (0)

Todavía no se ha publicado ningún comentario, sé el primero en escribir un comentario.

Si quieres comentar el post o recibir asesoramiento de MAPFRE pincha sobre la casilla correspondiente.

Dejar un comentario

Desde este canal nos comprometemos a no publicar nada en su nombre

Su email nunca será publicado ni compartido

* Todos los campos son obligatorios

Te recomendamos