Yamaha YZF-R1 2015: Superdeportiva definitiva

Publicado por Alejandro Alonso, 30 Abr 2015

Comparte el artículo:   Linkedin Google Email WhatsApp

Yamaha YZF-R1 2015

¿La superdeportiva definitiva? Nos subimos a la nueva Yamaha YZF-R1 y su versión R1M. Más rápida, más tecnológica, más efectiva. Lo más parecido a una MotoGP en el mercado.

LO QUE DEBES SABER...

 

Cuando mencionamos R1, a todos se nos viene a la cabeza uno de los modelos superdeportivos más famosos y excitantes que ha revolucionado el segmento desde su aparición en 1998. Acudimos al circuito de Eastern Creek en Australia para conocer de primera mano cómo va la Yamaha YZF-R1 2015.

Sólo con nombrarla ya nos produce un escalofrío. La nueva R1 ha cambiado totalmente para erigirse como la reina de las superdeportivas. Se trata de la superbike más sofisticada jamás creada, por lo que la distancia con la MotoGP de Jorge Lorenzo y Valentino Rossi es más corta que nunca.

 

 

Ya el diseño de la nueva Yamaha YZF-R1 2015 es realmente una pasada. Formas, dimensiones, colores, acabados, componentes... Todo parece concebido para competir. La moto es muy compacta, sobre todo al subirte, parece una R6. Sin embargo, es suficiente para que el piloto se acople perfectamente aunque te pases de los 180 cm. Es de esperar que las estriberas son altas y los semimanillares altos pero con la radicalidad justa. El reparto de pesos es muy equilibrado y no te afecta la fatiga tras varias tandas.

 

Yamaha YZF-R1

La nueva Yamaha YZF-R1 sólo mantiene el nombre respecto a su predecesora.


La pantalla LCD es un tanto confusa. Hay tantos parámetros en tan poco espacio que te puedes llegar a perder. Mejor mantén la atención en la pista.

Al entrar en pista, te das cuenta de que lo que llevas debajo son 200 cv, pero no sabes cómo es posible llevarlos tan cómodamente. La electrónica no se nota... ¡pero está ahí constantemente! Gracias a la centralita IMU, el trabajo del control de tracción, anti wheelie, control de derrapada, ABS, etc... Todo funciona perfecto. Puedes ir muy rápido con gran confianza.

El motor es fortísimo. Al final de recta se alcanzan los 299 km/h. Eres una bala, gracias también al exquisito trabajo de aerodinámica. Una delicia empezar a subir marchas con el cambio rápido sin soltar el gas mientras la rueda delantera se despega levemente aunque volviendo al suelo por la actuación del anti wheelie. Grandísimo trabajo de Yamaha. Los ajustes son infinitos a partir de los modos de conducción que puedes ir configurando y guardando a tu gusto.

 

Yamaha YZF-R1M

La electrónica de la nueva R1 es tan brillante que parece de MotoGP.


El paso por curva es finísimo, aunque justo antes en la frenada es cuando nos damos cuenta de que estamos llevando una 'mil' cuando sientes el enorme motor y su peso. Impresionante sensación la de acelerar durante la curva. La moto analiza el ángulo de inclinación, la velocidad, la fuerza de apertura del acelerador y entrega de potencia máxima que permite el neumático antes de que puedas salir despedido. Se nota el trabajo 'ad hoc' de Bridgestone.

Los frenos Nissin potentísimos combinados con la horquilla KYB se amoldan perfectamente a la frenada, que por cierto es combinada en las dos ruedas, una ayuda magnífica que sin embargo muchos puristas lo encontrarán como una pega.

 

R1M, un paso más

 

Si la Yamaha YZF-R1 ya nos deja con la boca abierta, el plato fuerte llega con la impresionante versión R1M. En este caso, cuenta con suspensiones electrónicas Öhlins, centralita con GPS integrado, neumático trasero slick de 200 mm fabricado por Bridgestone para este modelo en concreto y unos acabados en carbono y aluminio pulido que quitan el hipo.

 

Yamaha YZF-R1M

La Yamaha YZF-R1M es una versión aún más dirigida a circuito.

 

El comportamiento de la YZF-R1M es muy similar a la R1 básica. Sin embargo, donde se notan las diferencias es en las suspensiones. El trabajo realizado por Öhlins y Yamaha es estremecedor. La centralita IMU tambíen actúa sobre los parámetros de las suspensiones inteligentes que se adaptan a cada zona del circuito de manera espectacular.

 

Yamaha YZF-R1M

Lo más destacable de la R1M son las suspensiones electrónicas Öhlins.

 

Gracias al GPS, luego puedes descargar los datos en una tableta y analizar tu comportamiento en pista.

Ante tanto nivel, los precios no pueden quedarse al alcance de cualquiera. La Yamaha YZF-R1 cuesta 20.900 euros mientras que la R1M se dispara hasta los 25.900 euros.



Comentarios (0)

Todavía no se ha publicado ningún comentario, sé el primero en escribir un comentario.

Si quieres comentar el post o recibir asesoramiento de MAPFRE pincha sobre la casilla correspondiente.

Dejar un comentario

Desde este canal nos comprometemos a no publicar nada en su nombre

Su email nunca será publicado ni compartido

* Todos los campos son obligatorios

Te recomendamos