El peligro de la pintura de los pasos de cebra

Publicado por CanalMOTOR, 31 Mar 2016

Comparte el artículo:   Linkedin Google Email WhatsApp

El peligro de la pintura de los pasos de cebra

De sobra es conocido que la superficie blanca de los pasos de cebra suele ser deslizante, sobre todo, en días de lluvia. Varios han sido los intentos de los ayuntamientos y las autoridades por hacer de este tramo de las vías urbanas un lugar seguro para todos los usuarios de las mismas, pero aun así, persiste cierto peligro de la pintura de los pasos de cebra para algunos vehículos, especialmente, para las motos.

Las marcas viales tienen por función el reglamentar el uso de las calzadas y hacer del tránsito simultáneo de peatones y conductores una acción segura y respetuosa con el resto. Sin embargo, las características de algunas de estas marcas se tornan en contra de la seguridad de algunos usuarios de la vía: hablamos del peligro que representa la pintura de los pasos de cebra, particularmente para los motoristas.

Las motos, claro está, tienen menos estabilidad que el resto de vehículos de cuatro ruedas en determinadas condiciones. Si la superficie por la que se mueven presenta poca adherencia y es resbaladiza, es más que probable que el vehículo caiga al suelo. Éste es el caso en particular de los pasos de peatones, señalizados en la calzada mediante una serie de franjas de pintura blanca, que son altamente deslizantes y cuyo tránsito es prácticamente imposible de evitar.

Existen algunos intentos por parte de la autoridad competente, como pueda ser el ayuntamiento de la localidad en cuestión, de hacer de los pasos de cebra una marca más segura para los vehículos de dos ruedas. No obstante, ninguno contenta a todos y aún hoy día siguen sucediéndose los accidentes en este punto de la carretera en concreto, que, por su naturaleza, dobla el riesgo de consecuencias graves, si tenemos en cuenta la presencia de peatones desprotegidos que usan el paso para cruzar.

Esas tentativas por mejorar los pasos de cebra han consistido en la utilización de pinturas con un mayor grado de componente antideslizante, o en asfaltar parte del cruce, dejando solo unos cuadrados blancos de líneas discontinuas verticales que lo delimitan… Algunos expertos recomiendan simplemente dejar un carril asfaltado para las motos, de manera que puedan transitar por él (siempre respetando el cruce y su señalización) de forma segura.

Aún parece que la solución a este peligro de la pintura de los pasos de cebra está por llegar, por lo que lo aconsejable es aminorar la marcha aunque no vengan peatones, intentar pasar por la franja asfaltada y, si tenemos que pisar la pintura, hacerlo despacio y prevenidos. Por supuesto, la seguridad completa viene siempre del uso del casco, de una moto con los pertinentes controles, y de la posesión de una póliza en regla, como las de los Seguros de Moto MAPFRE, diseñados al milímetro para poder hacer de la de los motoristas una conducción segura y con confianza.



Comentarios (0)

Todavía no se ha publicado ningún comentario, sé el primero en escribir un comentario.

Si quieres comentar el post o recibir asesoramiento de MAPFRE pincha sobre la casilla correspondiente.

Dejar un comentario

Desde este canal nos comprometemos a no publicar nada en su nombre

Su email nunca será publicado ni compartido

* Todos los campos son obligatorios

Te recomendamos