El lenguaje de los motoristas

Publicado por canalMOTOR, 20 Ago 2016

Comparte el artículo:   Linkedin Google Email WhatsApp

El lenguaje de los motoristas

Si acabas de aterrizar en el mundo de las dos ruedas, tienes mucho que aprender y aún más por disfrutar. Para empezar a rodar por las vías del mundo, te vendrá muy bien conocer el lenguaje universal de los motoristas.

No te preocupes, para controlar el lenguaje de los motoristas no vas a necesitar ni 100 horas de práctica ni memorizar las 1000 palabras principales del motorista; con un poco de observación y kilómetros de práctica, va a ser suficiente para que te integres en la gran familia que conforman los motoristas, entiendas sus señales y  respondas como se espera de uno más del grupo.

1. Saludo

Es costumbre entre los motoristas saludarse en carretera aunque no te conozcas personalmente, se trata de una cuestión de cortesía o educación en esta gran familia que conforman los aficionados al mundo de las dos ruedas. Hay diferentes variedades, evolución del tradicional gesto amor y paz, elige le tuyo y saluda a tus compañeros sobre el asfalto siempre.

Existe la variedad saludo con claxon, pero este no debe utilizarse en las vías públicas o carreteras, se reserva a concentraciones o circuitos donde puede haber grupos de motoristas parados, el que pasa sobre su moto llama la atención del grupo con el claxon y los otros contestan con la mano, saludando al modo tradicional.

2. SOS

Es posible solicitar ayuda a otros motoristas, si has tenido algún tipo de percance en la vía o precisas de algún tipo de socorro, aunque no sea una gran emergencia. Si paras en el lateral de la vía y colocas tu casco en el suelo detrás de la moto, estarás indicando al resto de conductores que necesitas ayuda o algún tipo de asistencia en la que otro compañero motero puede ayudarte.

Si sólo has parado, pero no necesitas ningún tipo de asistencia, lo más efectivo para no alertar al resto de conductores es que pongas el casco sobre la moto -en el tanque de gasolina, por ejemplo-  o colgado del manillar. Los motoristas sabrán que estás bien y no se detendrán.

3. Velocidad

Tanto si viajas con otros motoristas como si te cruzas con ellos de forma esporádica, pero quieres avisarles de que hay algún acontecimiento excepcional en la carretera que precisa de una reducción en la velocidad por precaución y seguridad, lo adecuado es utilizar el brazo izquierdo extendido en horizontal y en paralelo a la carretera, palma de la mano hacia abajo y mueve ligeramente de arriba hacia abajo.

Si el problema es un accidente en la carreta que obliga a reducir la velocidad o incluso a detenerse, puedes indicar a los motoristas que se crucen contigo de esta circunstancia concreta, golpeándote el casco con el puño izquierdo.

4. Obstáculos

En el trazado de la vía puede haber obstáculos eventuales o accidentales que pueden ser peligrosos para los motoristas o que al menos, sea importante conocer para poder estar preparados para afrontarlos con seguridad: restos de animales, baches u otras irregularidades del asfalto… Puedes utilizar el pie del lado en el que este el obstáculo para indicar a otros conductores la presencia del mismo, basta con retirar el pie correspondiente del estribo por unos instantes.

5. Cambios en la marcha, especialmente en los viajes en grupo

Cuando se viaja en grupo es necesario comunicarse de una forma rápida y eficiente con el resto de conductores para que la marcha siempre sea segura, fluida, cómoda y divertida. Hay una serie de señales generales muy prácticas y muy usadas para estos casos, siempre se utiliza la mano izquierda.

Si necesitas parar totalmente la marcha, eleva el brazo izquierdo y cierra el puño. Si lo que quieres indicar es que es necesario un cambio de sentido, con el brazo en alto da giros continuos con el dedo índice. Para programar una parada en área de descanso o gasolinera, por ejemplo, basta con apuntar la señal vertical de la carretera que informe sobre el punto correspondiente. Si necesitas repostar de forma urgente, el grupo lo sabrá si les muestras el puño cerrado con el pulgar hacia abajo.

El lenguaje entre motoristas no acaba aquí, crece y se especifica y personaliza por grupos y club, pero persiste siempre esta base como forma de comunicación eficiente y segura. El objetivo de este lenguaje gestual es facilitar la comunicación entre los integrantes de un grupo de motoristas que circulan por carretera, pero también permite una relación entre todos los conductores de moto.

Cada motorista tiene sus propias necesidades, por ello, los Seguros de Moto MAPFRE no se quedan en las coberturas esenciales y obligatorias, hablan su lenguaje, escuchan las necesidades de los motoristas y ofrecen un amplio abanico de servicios extras, prácticos y de uso habitual.



Comentarios (0)

Todavía no se ha publicado ningún comentario, sé el primero en escribir un comentario.

Si quieres comentar el post o recibir asesoramiento de MAPFRE pincha sobre la casilla correspondiente.

Dejar un comentario

Desde este canal nos comprometemos a no publicar nada en su nombre

Su email nunca será publicado ni compartido

* Todos los campos son obligatorios

Te recomendamos