Cómo llevar a niños en moto

Publicado por canalMOTOR, 02 Ago 2017

Comparte el artículo:   Linkedin Google Email WhatsApp

niños en moto

Si eres motero y tienes hijos, te habrá surgido la duda de si es seguro llevar a los niños en la moto y cuál sería la mejor manera de proceder para que ellos disfruten y no tengas que estar preocupándote todo el camino. Esta guía es un buen primer paso.

Llevar a un niño en la moto puede ser una proposición atemorizante. Aunque puedes tener la certeza de que, si eres motero y tienes hijos, la pregunta surgirá, incluso antes de lo que esperes. A veces, puede que no sean tus propios niños, sino los de tu familia inmediata, tus amigos o vecinos. Desafortunadamente, demasiada gente no toma las precauciones necesarias antes de subir a un niño en la moto.

Uno de los errores más frecuentes y peligrosos es hacer que el niño monte en frente del conductor, con un casco cuatro tallas mayores y sus pequeñas manos intentando agarrarse al depósito de combustible de la máquina. Los pequeños en esta posición causan una interferencia con el manejo de la moto y es precisamente un manejo correcto el que garantiza un viaje seguro.

Si tuviera que detener rápidamente la moto, el conductor se vería en una situación complicada debido al poco espacio de maniobra. Si sujeta al niño con un brazo para que no salga despedido, se enfrenta a perder el control de la moto. Si no lo hace, observaría como las fuerzas cinéticas hacen que salga volando delante de sus propios ojos. En ninguna opción el menor sale bien parado. Y esto sin considerar que un casco grande se pueda salir ante el impacto, un acontecimiento bastante frecuente en adultos, ya de por sí. 

El casco

Una vez que el niño se pueda sentar en la moto es el momento de comprar su equipo para que puedan montar a salvo. El primer elemento y el más importante es un buen casco que se adapte a su tamaño. La gran mayoría de los cascos XXS están enfocados a un uso off-road, que puede servir para montar en carretera, pero tiene que cumplir algunos requisitos.

En primer lugar, tiene que tener la certificación DOT de impactos. Algunos cascos de motocross no cuentan con ella, pues asumen que la caída será en una pista de tierra batida. La parte de la barbilla del casco debería estar hecha de EPS o poliestireno expandido. Pero, sobre todo, lo más importante de un casco es que se ajuste bien a la cara que debe proteger, especialmente durante la violencia de un impacto. Una buena opción es la gama VT-J de Shoei.

Lo malo de los cascos para niños es que sus caras crecen a medida que pasa el tiempo y cambiar de casco a intervalos frecuentes no es barato. Eso sí, es el elemento de seguridad más importante en una moto y los cascos baratos suelen llevar aparejados un precio mucho mayor. Busca un casco bueno con protección en la barbilla y, con suerte, conocerás a otro niño que lo pueda heredar.

Chaquetas

Las quemaduras por el roce con el asfalto son heridas muy frecuentes y dolorosas en una caída de moto. Es importante que los tejidos sean resistentes y una chaqueta de tela vaquera gruesa podría funcionar bien, sin embargo, ropa diseñada específicamente para montar en moto es mucho mejor opción.

Esto se debe a que está diseñada para que el motorista vaya cómodo y, a la vez, protegido. Si la indumentaria es de cuero, éste suele ser grueso; si no, probablemente tenga kevlar u otro material resistente a la fricción para evitar daños; seguramente esté diseñada para que sea fácil de usar con guantes y tendrá protecciones contra impactos en hombros y espalda. 

Igual que los cascos, las chaquetas de moto no son baratas, pero en una familia de moteros llega pronto el momento en el que pueden heredar la ropa de sus hermanos mayores o padres. Además, una buena chaqueta de cuero puede durar muchos años.

Otros accesorios que deberían ser obligatorios para cualquier motorista son unos buenos guantes que se ciñan correctamente a las manos y tengan refuerzos anti-fricción en palmas y nudillos; unos pantalones largos de tela resistente; y buen calzado, preferiblemente que suba por encima del tobillo para proporcionar mayor sujeción y que no se les salgan. 

Una vez que tengamos el equipo bien dispuesto, cabe preguntarse cómo solucionar la sujeción. Los brazos cortos de los niños no son lo más fiable a la hora de sujetarse al torso de un adulto, pero afortunadamente existen empresas que fabrican un cinturón con asideros en los extremos para pasarlos por delante del conductor y que el niño simplemente tenga que sujetar los extremos.

Un poco más sofisticado es el Child’s Riding Belt, un mecanismo que une al piloto con el pasajero con un arnés que garantiza que el niño no podrá caerse a menos que lo haga el conductor. Aunque esto signifique que correrá la misma suerte que él en caso de un impacto, a menudo el lugar más seguro es el que está junto al piloto que ha sabido ver el peligro. 

Una vez que lo tengas todo, estarás listo para llevar a tu hijo a cuestas de uno de los medios de transporte más divertidos. Para asegurar que disfruta durante muchos años esta afición, conduce con cuidado y vigila que tu moto esté a punto siempre. Con los Seguros de Moto MAPFRE, cualquier avería que sufras, estés donde estés, siempre será atendida por los mejores profesionales.



Comentarios (0)

Todavía no se ha publicado ningún comentario, sé el primero en escribir un comentario.

Si quieres comentar el post o recibir asesoramiento de MAPFRE pincha sobre la casilla correspondiente.

Dejar un comentario

Desde este canal nos comprometemos a no publicar nada en su nombre

Su email nunca será publicado ni compartido

* Todos los campos son obligatorios

Te recomendamos