Conoce la mítica Ruta 66 de América

Publicado por canalMOTOR, 28 Dic 2017

Comparte el artículo:   Linkedin Google Email WhatsApp

carretera pintada con la señal de Ruta 66

La Ruta 66 de América es un trayecto legendario que recorre longitudinalmente gran parte de Estados Unidos. Una carretera llena de paisajes increíbles y lugares asombrosos que ha atraído desde siempre a moteros y conductores con ganas de aventura.

La Ruta 66 de América es posiblemente, la más conocida del mundo. Su gran extensión y la variedad de paisajes que cruza han hecho de esta vía un lugar obligado para aquellas personas a las que les gusta conducir y buscan conocer mejor la esencia de los Estados Unidos. Te contamos los detalles sobre esta famosa carretera y todo lo que debes de conocer antes de recorrerla.

Extensión de la Ruta 66

Situada en los Estados Unidos de América, la Ruta 66 une la ciudad de Chicago con la urbe de Los Ángeles. Durante este trayecto recorre los estados de Illinois, Misuri, Kansas, Oklahoma, Texas, Nuevo México, Arizona y California. Durante su travesía de este a oeste, la ruta pasa por distintas poblaciones, entre las más relevantes están Springfield, Tulsa o Santa Fé. En total son 2.448 millas de longitud, lo que traducido al sistema de medición universal se traduciría en 3.939 kilómetros.

Debido a su extensión y a la importancia de los lugares por donde pasaba, la Ruta 66 de América fue durante muchos años una de las carreteras más importantes del país, vertebrando un complejo sistema de transporte y haciendo posible la comunicación entre lugares que en principio estaban muy alejados.

La aparición de medios de transporte como el tren o los aviones, así como la aparición de modernas carreteras alternativas, hizo que poco a poco la importancia comercial de la carretera fuera menor y que progresivamente cayera en desuso. Sin embargo, la atracción por la historia americana, sus largas rectas y el carácter autentico que impregna todo el trayecto ha hecho que se convierta un referente popular y que cada año miles de personas la recorran en busca de aventuras. Debido al aire místico que envuelve a esta ruta, la carretera ha aparecido en diversas ocasiones en el cine y en la literatura.

Historia de la Ruta 66

En el siglo XX la gran extensión de terreno que abarca los Estados Unidos hacía que las comunicaciones entre distintos puntos del país fueran muy limitadas. Especialmente deficiente era la conexión entre el centro del país y la floreciente costa oeste. Es por esa razón, que empresarios procedentes de Oklahoma e Illinois se plantearan el importante proyecto de unir la nación de manera horizontal, realizando una carretera que fuera de costa a costa.

Obviamente, su idea era que la carretera pasara por las ciudades donde operaban y que de esta forma pudieran llevar sus productos a otros puntos del país. La influencia de los comerciantes se trasladó a los gobernantes y la ruta se empezó a construir en 1926.

Tras doce años de grandes trabajos y algún cambio en la planificación inicial en 1938 se dio por concluida la Ruta 66 de América, la cual finalmente conectaría las playas de Santa Mónica en Los Ángeles con el Lago Michigan de Chicago.

El éxito fue inmediato y una gran cantidad de coches, motos y vehículos industriales circularon por esta carretea de manera casi inmediata a su finalización. Los lugareños comprobaron que podían sacar beneficios del intenso flujo de viajeros y empezaron a inaugurarse gasolineras, restaurantes y hoteles a ambos lados del camino. La Ruta 66 fue especialmente importante durante la época de la Gran Depresión, pues esta crisis económica fue especialmente dura en las regiones campestres, las cuales vieron en California un lugar para el que emigrar debido a su buen tiempo y la pujanza de su industria.

Con el paso del tiempo, los nuevos medios de transporte y la construcción de nuevas infraestructuras más grandes, anchas y rápidas hizo que la ruta cayera poco a poco en desuso. A partir de los años 50 las novedosas autopistas empezaron a ganar terreno y a reemplazar a la vieja carretera. A finales de los 80 con la finalización de la interestatal 40, se completa la tendencia y la antigua Ruta 66 de América apenas tiene viajeros.

Los años siguientes acentúan la obsolescencia de la calzada. La puntilla llegó el 27 de junio de 1985, cuando la Ruta 66 fue retirada de la Red de Carretas e Estados Unidos, debido a que su uso era infrecuente y por haber sido reemplazada por otras alternativas mejores. Es por esa razón que quedan pocos kilómetros reales de la carretea inicial. Sin embargo, su esencia inicial y la importancia que tuvo han hecho que poco a poco se vaya rescatando su legado y que siga atrayendo a moteros de todas partes del mundo deseosos de disfrutar recorriendo kilómetros y conociendo el sueño americano. Actualmente existen esfuerzos por recobrar parte del trazado original y hay tramos originales señalados como Historic Route 66, los cuales han vuelto a aparecer en los mapas y en los GPS, especialmente aquellos relacionados con el turismo.

Paradas que hay que realizar en la Ruta 66 de América

La Ruta 66 original tiene una gran extensión y recorre algunas localidades realmente interesantes donde disfrutar y conocer de primera mano el llamado Espíritu Americano. Todo ello ha contribuido a que sea una de las rutas moteras más famosas. Entre las paradas más interesantes que podemos hacer están:

  • Las tabernas de Chicago. Esta ciudad cuenta con algunas de las tascas más famosas de los Estados Unidos. Especialmente fascínate son los garitos situados bajo los raíles de metro, pues conservan la atmosfera original.
  • Los murales pintados. En varios de los pequeños pueblos nacidos debido al lado de la Ruta 66 de América, podemos encontrar enormes grafitis de gran calidad donde se resaltan las virtudes de la región usando los iconos más representativos de la zona.
  • La esencia india de Oklahoma City. La capital del estado que lleva el mismo nombre no solamente es famosa por su equipo de baloncesto, sino que también es conocida por ser al lugar original de los indios nativos. Especialmente interesante es celebrar el 4 de julio en esta localidad, pues los festejos se convierten en una fiesta multicultural.
  • Ranchos texanos. En los extensos prados de Texas, es muy normal que sus habitantes tengan un rebaño de ganado. Existen múltiples lugares donde poder ver de primera mano cómo se doman las reses o donde montar en caballo. Tampoco te pierdas los famosos y gigantescos filetes de carne del lugar.

Como pues ver, la Ruta 66 de América fue una de las carreteras más importantes de los Estados Unidos. Hoy ha perdido su utilidad comunicativa, pero sigue siendo un lugar lleno de esencia y tradición que atrae a un gran número de moteros y turistas. Si tienes pensado recorrer esta carretera es imprescindible contar con una buena montura y con una póliza como el Seguro de Moto MAPFRE que te cubra ante incidencias de tal manera que solamente tengas que centrarte en sentir la libertad de la conducción.



Comentarios (0)

Todavía no se ha publicado ningún comentario, sé el primero en escribir un comentario.

Si quieres comentar el post o recibir asesoramiento de MAPFRE pincha sobre la casilla correspondiente.

Dejar un comentario

Desde este canal nos comprometemos a no publicar nada en su nombre

Su email nunca será publicado ni compartido

* Todos los campos son obligatorios

Te recomendamos