3 Min de lectura | La Royal Enfield Classic 500 Pegasus es una réplica modernizada de una motocicleta emblemática de la segunda guerra mundial. Una edición limitada que no te puedes perder.

La emblemática marca británica “Royal Enfield” ha lanzado un homenaje muy especial, una serie limitada de 1.000 unidades con el nombre de Classic 500 Pegasus, basadas en su modelo Classic 500, que constituyó un hito entre las motocicletas aerotransportadas de la segunda guerra mundial.

Estas motos militares ligeras y compactas fueron creadas en 1942 para ser lanzadas en paracaídas, con motores de 125 c.c.  y un peso muy bajo (59 kg), que fueron apodadas por las fuerzas armadas como las “pulgas voladoras” (Flying Flea), y que dieron un gran apoyo en los avances de las fuerzas aliadas en Europa a lo largo de sus incursiones en la segunda guerra mundial.

Se ha fabricado coincidiendo con el 75 aniversario del desembarco de Normandía en junio del pasado año, manteniendo la estética militar tan especial de sus orígenes.

De estas 1.000 unidades, 60 llegarán a España y estarán todas numeradas, aportando así un valor especial a esta edición limitada, que está disponible a un precio de 5.795 euros. 

Diseño exterior militarizado

Royal Enfield 500 Pegasus

Fuente: Motor Mundial

Se trata de una motocicleta de colección que completa los múltiples modelos especiales que ha realizado Royal Enfield, y en esta ocasión manteniendo su histórico aspecto militar con su color verde oliva y con todas las decoraciones e inscripciones que tuvo en su inicio.

Se ha incorporado una réplica casi idéntica de las alforjas de lona históricas con que contaba en su inicio, pero eso sí, dotándola de un motor de 499 c.c. de 4 tiempos (cumpliendo con la normativa Euro4) refrigerado por aire y con inyección electrónica.

Sus frenos mejorados son de doble disco delantero y disco sencillo en el eje trasero.

Se ha mantenido, también como guiño al pasado, la reconocible palanca de arranque por patada (que en la actualidad ya no se encuentra), aunque dispone de un pulsador de puesta en marcha en su manillar, que por cierto es de las dimensiones largas y altas de la época.

Igualmente, el sillín es réplica de los del pasado con la clásica amortiguación por muelle que ya hace años que no se ve en ninguna nueva creación.

La pregunta que un usuario se hace ante esta motocicleta tan especial es la sensación que transmite su conducción, y debemos decir que nos encontramos ante una conducción muy ligera, ágil y dinámica, gracias a un gran chasis tubular de doble cuna, con su doble amortiguación en el basculante y una horquilla telescópica delantera muy bien lograda.

Aunque pueda parecer difícil de entender, esta 500 Pegasus está perfectamente preparada para un uso diario cómodo y sin complicaciones de ningún tipo.

Protege una belleza como esta con un seguro de Motos MAPFRE con el que podrás elegir los beneficios que más se ajustan a ti y contratar las coberturas que necesitas.

 Motor Mundial