Motos voladoras, ¿realidad o ficción?

Publicado por canalMOTOR, 23 Sep 2016

Comparte el artículo:   Linkedin Google Email WhatsApp

Motos voladoras, ¿realidad o ficción?

Las motos voladoras son el anhelo de muchos, pero en la realidad no se pueden comprar aún, aunque hay proyectos personales y también de marca que se encuentran a pocos pasos de hacer el sueño de muchos realidad.

No hay duda de que las motos voladoras son de los medios de transporte de ficción que más gustan en este planeta, es un recurso habitual en el cine y en las series de televisión, también en cómic  y, en general, en todas las historias futuristas que se imaginan. Por eso, es fácil suponer que tarde o temprano algún vehículo similar a una moto voladora se hará realidad.

Con los avances tecnológicos actuales y lo rápido que se superan las limitaciones hoy en día, las motos voladoras ya no son una utopía, sino un proyecto de futuro de diferentes marcas y también hay inventos personales que se asemejan mucho a lo que puede ser en no tanto tiempo, una moto voladora que pueda comercializarse.

Si tienes dudas sobre la viabilidad de una moto que surque el aire, hay muchos que ya han despejado gran parte de la ecuación y han compartido sus avances para convencer a los incrédulos:

   1. Aero-X

Esta moto voladora tiene un cuidado diseño futurista y ya tiene casi ocho años de vida, ya que el origen del proyecto está en un equipo estadounidense con base en Los Ángeles que empezó a trabajar en el modelo prototipo en 2008. Es el más avanzado de los proyectos conocidos en este terreno, ya que sus impulsores y responsables  aseguran que el próximo año, en 2017, ya se podrán comprar para uso privado y personal, los primeros Aero-X.

La velocidad punta de esta moto voladora está estimada en 72 kilómetros hora, podrá alcanzar una altura máxima de 3,7, metros, asegura una autonomía de hora y media con el depósito de combustible lleno y puede transportar dos pasajeros. Funciona con rotores de fibra de carbono para lograr el máximo impulso y potencia, con el mínimo peso. Aero X está prevista para una conducción sencilla e intuitiva para un uso cotidiano, según aseguran sus creadores, por lo que incorpora un interfaz de comando y dos barras de control de posición.

   2. Collin Fuerze

Este inventor británico ha logrado contar con el patrocinio de Ford para hacer realidad el diseño  de su propia moto voladora. Aunque aún es un prototipo por mejorar, el sistema propuesto apuesta por un par de motores de hélices capaces de elevar la máquina en el aire. La estructura de moto que presenta Fuerze es lo suficientemente ligera para poder maniobrar en el aire, pero consistente para aguantar el peso de un piloto.


   3. Flike, una propuesta húngara

Durante un año, un equipo de ingenieros húngaros ha trabajado en este aparato volador que aunque se asemeja a una moto, se ha catalogado como tricoptero ya que se impulsa por tres hélices o ventiladores, un total de seis rotores y presenta un diseño en forma de “y “. El primer prototipo se ha mantenido en el aire un minuto y medio con un piloto y un peso total de 210 kilos. Pero sus creadores aseguran que podrán mejorar la máquina y ofrecer una autonomía de vuelo de hasta 40 minutos.

 

 

Flike permite al piloto manejar el aparato durante el despegue y el aterrizaje, también en el vuelo es posible cambiar la velocidad o la dirección del artefacto; sin embargo, el piloto de esta  moto voladora no tiene que preocuparse por la altura u otros detalles, ya que el resto del sistema de Flike está automatizado para ofrecer una total seguridad. Incorpora además, un sistema para compensar la posible avería o fallo de un motor, y llegará alcanzar los 100 kilómetros hora.

   4. Propuesta estadounidense

Hay noticias de que el gobierno de Estados Unidos también trabaja en su propia moto voladora, junto a una start up británica.  En este caso se trata de un cuadricoptero que como el resto de motos voladoras busca la máxima ligereza y la máxima potencia de impulso, apostando por la fibra de carbono como material de construcción y un cuerpo o núcleo de espuma.

Este proyecto con financiación americana ha apostado por hacer una moto voladora que además, sea plegable por lo que sería perfecta para llevar dentro de otro transporte y usar en momento concretos o de necesidad puntual. Como se hace ya, por ejemplo, con los patinetes plegables eléctricos o las bicis de ese mismo tipo.

No es fácil imaginar una moto voladora en la realidad, fuera de la ficción, pero a la vista de los prototipos ya existentes parece que la realidad está más cerca de lo que se puede pensar aunque quizás no con las prestaciones o el diseño de las películas.

Cada vehículo precisa de su propio seguro que responda a sus necesidades y características concretas, por ello las pólizas de Seguro de Moto MAPFRE ofrecen una amplia variedad en coberturas, asistencias y servicios para que contrates, solo lo que sea necesario para ti y tu moto que aunque no sea, de momento, voladora, tiene cualidades propias que la definen.



Comentarios (0)

Todavía no se ha publicado ningún comentario, sé el primero en escribir un comentario.

Si quieres comentar el post o recibir asesoramiento de MAPFRE pincha sobre la casilla correspondiente.

Dejar un comentario

Desde este canal nos comprometemos a no publicar nada en su nombre

Su email nunca será publicado ni compartido

* Todos los campos son obligatorios

Te recomendamos