Inicio/Coches/¿Es el diésel sintético el combustible del futuro?

¿Es el diésel sintético el combustible del futuro?

4 minutos | ¿Sabes que el diésel sintético es una alternativa ecológica a los combustibles fósiles? Te contamos qué es y cómo se obtiene.

En la actualidad, las investigaciones avanzan buscando nuevos combustibles que sean más ecológicos y menos contaminantes para el medio ambiente. En los últimos años hemos sido testigos del aumento de la fabricación de coches híbridos o eléctricos que cuentan con más prestaciones cada vez. Pero, existen investigaciones basadas en la creación de nuevos propulsores como el diésel sintético que puede fabricarse con agua y CO2.

Qué es el diésel sintético

El diésel sintético o e-diésel es un combustible obtenido a partir de materias primas que podemos encontrar en la naturaleza. Sus principales componentes son el CO2 y el agua. Esto provoca que las materias primas sean renovables y respetuosas con el medio ambiente.

Este nuevo carburante, nace como alternativa al diésel convencional, un producto cuyo uso se está intentando reducir en la mayoría de los países del mundo.

La primera prueba de diésel sintético tuvo lugar en el año 2014 tras la unión de la compañía tecnológica Sunfire y la marca Audi. Las investigaciones de estos dos socios desembocaron en un combustible fabricado con dióxido de carbono y agua que no emite apenas CO2  a la atmósfera, pero que al contar con las mismas prestaciones que el diésel, es compatible con motores de coches que funcionan con este tipo de carburante.

Cómo se obtiene el diésel sintético

Para poder obtener diésel sintético será necesario contar con tres elementos:

  • Hidrógeno.
  • Dióxido de carbono.

Estos elementos son muy sencillos de obtener ya que se encuentran en la naturaleza. El dióxido de carbono (CO2) se puede conseguir directamente de la atmósfera, a través de filtros, ya que está presente en nuestro aire de manera natural.

Por otro lado, el hidrógeno se obtiene del agua. La electricidad, por su parte, puede ser producida a través de energías renovables, por lo que el proceso es respetuoso con el medio ambiente.

Estos elementos se convierten en diésel sintético cuando el agua se calienta a una temperatura superior a los 800ºC. Esto permite que las moléculas de oxígeno e hidrógeno se separen a través de un proceso denominado electrolisis. El hidrógeno se almacena en un reactor y el oxígeno es devuelto de nuevo a la atmósfera.

Una vez realizado este proceso, el hidrógeno obtenido recibe CO2 que ha sido conseguido directamente de la atmósfera. Para producir el combustible es necesario que estos dos elementos reaccionen entre sí, algo que se consigue cuando el hidrógeno y el dióxido de carbono entran en contacto a una presión y temperatura elevada.

De esta reacción surgirá un líquido azul que debe refinarse para poder utilizarse en el motor de los vehículos que utilizan combustible fósil. Este es el diésel sintético, un carburante fabricado de manera respetuosa con el medio ambiente y a través de elementos presentes en la naturaleza.

Ventajas del diésel sintético

  • El diésel sintético es un combustible ecológico, no solo por los elementos que intervienen en su fabricación, sino porque no emite apenas CO2 a la atmósfera. Este gas es el causante del efecto invernadero y uno de los responsables del cambio climático, por ello, en los últimos años, los esfuerzos de los países se han centrado en reducir estas emisiones.
  • Por otro lado, una de sus grandes ventajas reside en que es compatible con cualquier motor diésel actual, por lo que se puede utilizar en cualquier vehículo sin necesidad de realizar cambios estructurales en el mismo, como sí ocurre con otro tipo de combustibles. Si nos fijamos en el proceso de fabricación veremos que este funciona como una planta que realiza la fotosíntesis, es decir, recoge el CO2 de la atmósfera y lo devuelve convertido en oxígeno.
  • No debemos olvidar que en todos los motores se produce una combustión por quema de carburante y que esta va a generar necesariamente dióxido de carbono. La principal ventaja de este tipo de combustibles, es que las emisiones son mucho menores que la cantidad de oxígeno que se genera cuando el aire de la atmósfera se filtra para su fabricación.

¿Cuándo podremos usar diésel sintético?

Por el momento, aunque Audi ya probó con éxito el diésel sintético en su Audi A8 3.0 TDI en el año 2015, la introducción de este tipo de carburante en el mercado aun parece estar muy lejana en el tiempo.

Coche gris repostando en una gasolinera por la noche

https://cutt.ly/vosH5Tj

El principal problema de su introducción radica en que se necesitan las infraestructuras necesarias para poder obtenerlo y fabricar la cantidad suficiente para satisfacer la demanda de combustibles fósiles en la actualidad.

A ello hay que sumarles que algunos expertos consideran que el diésel sintético no aporta las mismas funcionalidades que el convencional y que, por tanto, es menos eficiente, algo que hace que sea posible establecerlo como el combustible definitivo.

Hasta que llegue el momento deberás seguir repostando con combustibles fósiles. Hazlo siempre con aquellos que tengan la mejor calidad para cuidar la salud del motor de tu vehículo. Un buen mantenimiento en cualquiera de los talleres pertenecientes a la red de tu Seguro de Coche MAPFRE, será la clave para que tu coche esté en óptima condiciones durante mucho más tiempo.

3 agosto, 2020|

Deja un comentario

Información básica sobre Protección de Datos:
En MAPFRE ESPAÑA, S.A. DE SEGUROS Y REASEGUROS, como responsable del tratamiento, utilizaremos la información que nos facilite para la gestión de su actividad como usuario de este sitio web, así como atender y responder tanto a las solicitudes de información como las sugerencias, consultas y comentarios que realice a través de los distintos formularios. Dicho tratamiento lo haremos en base al consentimiento que nos ha otorgado. Asimismo, le informamos que, en su caso, podremos comunicar sus datos a otras empresas del Grupo MAPFRE y terceros con los que exista un convenio de colaboración o una relación de prestación de servicios. Por último, le informamos que puede ejercer sus derechos de acceso, rectificación, oposición, supresión, limitación y portabilidad, como se explica en la información adicional que hemos puesto a su disposición en nuestra Política de Privacidad y Cookies.