3 Min de lectura | Conducir con las ruedas mal equilibradas no solo supone un problema para los neumáticos, sino que también pone en riesgo la seguridad al volante. Se trata de un contratiempo que afecta a todos los vehículos en algún momento. Aquí explicamos cómo solucionarlo.

Los neumáticos son uno de los elementos más importantes del coche, ya que forman parte de los sistemas de seguridad activa del mismo. Su estado está condicionado por diferentes factores, entre los que se encuentra la necesidad de realizar un equilibrado de las ruedas en determinadas ocasiones para evitar que se deterioren de forma prematura y garantizar la seguridad durante los desplazamientos.

¿Por qué se desequilibran los neumáticos?

Los neumáticos constituyen una de las composiciones más complejas debido a que están conformados por diferentes partes. La unión de los distintos componentes puede presentar irregularidades por diferentes motivos, lo que provoca que el peso no se distribuya de manera homogénea. Entre las causas se encuentran:

  • Cualquier tipo de impacto en la llanta o en la goma.
  • Haber realizado un frenazo demasiado brusco.
  • Atravesar un badén a velocidad muy alta.
  • Un fallo en la fabricación del neumático o en la llanta.
  • Defectos en el sistema de amortiguación.
  • Deterioro de los neumáticos.
  • Colocación incorrecta del neumático y la llanta.

¿Cómo saber si las ruedas están mal equilibradas?

Existen algunos indicios que alertan sobre la posibilidad de que las ruedas estén mal equilibradas, por lo que es importante prestar atención a las siguientes señales durante la conducción:

  • Vibraciones en el vehículo cuando se superan los 90 kilómetros por hora. Si el traqueteo se produce en mayor medida en el volante, es probable que el desequilibrio afecte a las ruedas delanteras. Sin embargo, si los temblores tienen lugar en los asientos, el problema se encuentra en los neumáticos traseros.
  • Pérdida de adherencia en la carretera que no se origina de forma homogénea en toda la superficie de las ruedas.
  • Ruidos raros mientras el coche va rodando por el asfalto.

¿Qué consecuencias tiene un mal equilibrado de las ruedas?

Si se circula de forma habitual con las ruedas mal equilibradas, el riesgo de sufrir un incidente se incrementa. Además de afectar al confort durante los trayectos, se debe tener en cuenta que la adherencia a la carretera se reduce y resulta más complicado realizar maniobras con el coche, sobre todo a la hora de frenar.

Junto a ello, tanto los neumáticos como los amortiguadores, los rodamientos de rueda y las rótulas de dirección experimentan un fuerte desgaste, lo que acorta su vida útil. Esto se produce porque la situación que origina el desequilibrado es similar a conducir constantemente por una vía con socavones.

¿En qué consiste el equilibrado de ruedas?

La solución a este problema en los neumáticos es un equilibrado de ruedas. Esta tarea consiste en distribuir de forma uniforme el peso alrededor del eje de giro. El objetivo es evitar que exista una mayor masa en unas zonas que en otras.

Para ello, es necesario acudir a un taller mecánico, ya que se trata de un trabajo que debe realizar un experto. En este proceso se utiliza una máquina equilibradora que indica los puntos donde se deben colocar exactamente los contrapesos.

Una vez tengamos el equilibrado hecho lo más conveniente es mantener la presión de los neumáticos recomendada, de esta manera se alarga la vida de las ruedas y evitamos que vuelvan a desequilibrarse, además de mejorar la seguridad y reducir el consumo.

¿Cuándo se debe hacer un equilibrado de ruedas?

Es fundamental realizar un equilibrado de las ruedas cuando aparece alguno de los síntomas que hemos descrito anteriormente. También se recomienda una vez que el coche ha superado los 5.000 kilómetros y siempre que se cambien los neumáticos.

Por norma general, el precio de este servicio oscila entre 10 y 20 euros por cada neumático, un precio muy aceptable, y más si hablamos de seguridad al volante. Pero además de tener nuestro vehículo en las mejores condiciones y tener al día todas las revisiones necesarias que nos permitan una buena conducción, también es conveniente contar con un seguro que nos ofrezca aquellas coberturas que mejor se adapten a nuestras necesidades, como las del Seguro de Coche MAPFRE con el que podremos solventar cualquier problema que nos surja en carretera.

canalMOTOR

El equipo de redacción de canalMOTOR lleva más de 10 años proporcionándote contenidos relacionados con el mundo de la automoción. No solo los mejores modelos de coche y moto, sino compartiendo información práctica sobre tu vehículo: consejos de mantenimiento, de conducción, formas de ahorro y seguridad vial, entre otros. Los años de experiencia de MAPFRE en el sector nos avalan como fuente de información veraz y práctica que te ayuda en el día a día de tu vehículo.