3 Min de lectura | Señalizar correctamente una emergencia o avería con los triángulos contribuye a evitar situaciones de peligro para nosotros y otros conductores que circulen en ese momento por la vía. Te contamos cuál es la manera correcta de colocar los triángulos del coche.

Cuando conducimos, pueden surgir imprevistos, podemos sufrir una avería en medio de la carretera, un accidente o un pinchazo que nos obligarán a detener la marcha. Ante cualquiera de estas situaciones, siempre hay que señalizar que nos encontramos detenidos para que otros puedan vernos. Los triángulos son obligatorios en todos los vehículos así que siempre deberás llevarlos contigo, pero es posible que te surja una duda ¿cómo se colocan los triángulos del coche en una situación de emergencia?

Cómo colocar los triángulos del coche en una situación de emergencia

Ante cualquier avería en carretera lo primero que deberás hacer es mantener la calma y señalizar a otros conductores tu estado. En primer lugar, si notas que algo no va bien, detén tu coche en una zona con buena visibilidad, en el arcén o lo más a la derecha que puedas para no dificultar el paso de otros vehículos.

A continuación, señaliza tu estado utilizando las luces de emergencia o Warning y colócate el chaleco reflectante antes de salir del vehículo. Vigila antes de bajarte para evitar accidentes y camina siempre por el arcén para colocar los triángulos a la distancia adecuada.

El tipo de vía
Hombre con chaleco reflectante colocando el triángulo de emergencia

Los triángulos deben colocarse siempre de manera perpendicular a la calzada para que puedan ser vistos por el resto de conductores y debemos prestar atención al tipo de vía en el que nos encontremos.

  • En vías de doble sentido: deben colocarse los dos triángulos uno por delante del vehículo y otro por detrás. Estos deben distar 50 metros desde el punto en el que se encuentra el coche averiado y deben ser visibles a 100 metros. Esto ayudará a que puedan vernos en ambos sentidos.
  • En autopistas o autovías: cuando la vía es de un solo sentido, tan solo será necesario colocar un triángulo en la parte posterior del vehículo. Este deberá estar separado del coche 50 metros y ser visible para el resto de conductores a 100 metros de distancia.
  • Cambios de rasante o curvas: debes colocarlos siempre antes de rebasarlos, de esta manera podremos advertir de una manera más eficaz al resto de conductores.

¿Me pueden multar por no colocar los triángulos?

Los triángulos son un elemento de seguridad obligatorio en los coches y, como tal, tienen que estar homologados. Si no dispones de ellos o no los colocas ante una avería el Reglamento General de Circulación impone sanciones de 200 euros. Así que asegúrate de contar con este equipo en tu vehículo antes de ponerte en carretera.

Qué hago tras colocar los triángulos

Una vez que hayas colocado los triángulos, regresa junto a tu vehículo y llama a tu asistencia en carretera para que acudan al lugar de los hechos. En tu Seguro de Coche MAPFRE cuentas con un servicio 24 horas de asistencia en viajes para que puedas solventar el problema cuanto antes.