5 Min de lectura | Las sillas de coche para niños y bebés son un elemento de seguridad imprescindible, pero además su eficacia aumenta considerablemente si la utilizas de la forma adecuada. ¿Sabes cuál necesitas y cómo llevarla?

¿Qué tipo de silla necesita mi hijo para el coche? ¿Tengo que elegirla en función de su peso, de su altura o de su edad? Seguro que en más de una ocasión te has hecho alguna de estas preguntas, y la respuesta puede ser confusa debido, en parte, a que la normativa ha ido evolucionando.

Lo que está claro es que los Sistemas de Retención Infantil son imprescindibles, y no solo para evitar una posible multa, sino sobre todo porque, en caso de accidente, reducen hasta en un 75 % las muertes y en un 90 % la posibilidad de sufrir lesiones. Pero para que sean eficaces hay que elegir la adecuada y colocarla correctamente. Te contamos cómo elegirlas.

Qué tener en cuenta: ¿el peso o la altura del niño?

Actualmente conviven en España dos normativas de sillas de coche para niños:

  • La ECE R129 (i-Size): es la más reciente y categoriza las sillas en función de la altura del niño.
  • La ECE R44/04: clasifica los SRI en función del peso del menor (grupos 0, 0+, I, II y III). Esta normativa está en vías de desaparecer, pero aún se desconoce la fecha.

Por tanto, lo que se tiene en cuenta a la hora de elegir la silla es la altura y el peso del niño, mientras que la edad es meramente orientativa, pero no sirve para decantarse por una silla u otra.

Es muy importante ir cambiando de sistema de retención homologado en función del crecimiento de los niños, hasta que alcancen una estatura superior a los 1,35 metros (alrededor de los 12 años). A partir de entonces, los padres pueden optar por el cinturón de seguridad o seguir usando un sistema de retención infantil de tipo III.

Clasificación en función del peso del niño (normativa R44)

GRUPOPESOEDAD APROX.
Grupo 0De 0 a 10 kgHasta 9 meses
Grupo 0+De 0 a 13 kgHasta 15 meses
Grupo IDe 9 a 18 kgDe 8 meses a 4 años
Grupo IIDe 15 a 25 kgDe 3 a 7 años
Grupo IIIDe 22 a 36 kgDe 6 a 12 años

 

Grupo 0

Estas sillas son aptas para niños de entre 40 y 85 cm y hasta los 10 Kg de peso. Pueden variar en función del percentil del niño, pero aproximadamente sirven hasta los 9 meses. Cuentan con unos arneses dispuestos en la propia silla que protegen al bebé y van ancladas al vehículo con un sistema isofix o con el propio cinturón. Deben colocarse siempre en sentido contrario a la marcha.

Grupo 0+

Similares a las anteriores, también se deben poner a contramarcha. La única diferencia es que amplían su rango de altura, peso y edad. Se utilizan para niños hasta 13 kg y de entre 45 y 105 cm, por lo que suele servir hasta que el menor cumpla 15 meses más o menos. Cuando el niño supere los 13 kg o su cabeza sobresalga del respaldo hay que cambiar de silla.

Grupo I

Niña sentada en un sistema de retención infantil

https://bit.ly/3tEhTbg

Esas sillas sirven desde los 9 a los 18 kg y llegan hasta los 105 cm, lo que suele adecuar su uso a niños de entre 8 meses a 3 o 4 años. El pequeño va sujeto mediante un arnés de la propia silla, y esta, a su vez, va anclada al coche por el cinturón o un sistema isofix. Puede colocarse en ambos sentidos de la marcha, aunque se recomienda hacerlo a contramarcha.

 Grupo II

Son elevadores con respaldo que permiten acoplar el recorrido del cinturón del coche en la silla y a su vez sirve para sujetar al niño. Suelen usarse en niños de entre 3 y 7 años, que miden más de 100 cm y tienen un peso de entre 15 y 25 Kg.

Grupo III

Las sillas del Grupo III son cojines alzadores (sin respaldo) que elevan al niño para que pueda utilizar el propio cinturón del coche con total seguridad, ya que de esta forma no le rozará el cuello. Se utiliza en niños que pesan entre 22 y 36 Kg (más o menos de 6 a 12 años).

A partir de ahí cuando pesan más de 36 Kg y superan los 135 cm de altura pueden ir con el cinturón de seguridad, aunque se sigue recomendando el uso de elevadores hasta alcanzar los 150 cm.

Clasificación en función de la altura del niño (normativa i-size)

ESTATURAEDAD APROX.
De 40 a 75 cmDe 0 a 12 meses
De 40 a 105 cmDe 0 meses a 4 años
De 100 a 150 cmDe 3 a 12 años

 

La normativa i-size clasifica las sillas por estatura en lugar de por grupos e introduce la obligatoriedad del anclaje isofix para los modelos en los que el niño va sujeto a la silla mediante arnés.

Sillas i-size de 40 a 75 cm

Pueden equipararse a las sillas del grupo 0 de la normativa R44. Están destinadas a bebés de hasta 12 meses, aproximadamente, y una altura de entre 40 y 75 cm. Cuentan con arneses propios para sujetar al bebé y, además del sistema isofix, disponen de un tercer punto de anclaje. Se colocan en el sentido contrario a la marcha.

Sillas i-size de 40 a 105 cm

Bebé dormido en una silla para el coche

https://bit.ly/3E8iO8x

Son el equivalente a los grupos 0+ y I. Se usan hasta que el bebé alcanza una altura máxima de 105 cm (aproximadamente hasta los 4 años). Como en el tipo anterior, el respaldo de la silla incluye arneses de sujeción y se coloca a contramarcha hasta que el niño cumple 15 meses, aunque se recomienda mantener este sentido inverso hasta los 4 años. También se fijan mediante un sistema isofix y una pata de apoyo o top tether.

Sillas i-size de 100 a 150 cm

Equivalen a los elevadores con o sin respaldo de los grupos II y III de la antigua normativa, pero la novedad de estas es que siempre deben llevar respaldo. Están diseñadas para niños con una estatura de entre 100 y 150 cm, lo que en edad sería entre 4 y 12 años, aproximadamente. El ocupante va sujeto con el cinturón del coche, la silla se ancla con isofix o con el cinturón, y va en el mismo sentido de la marcha. No tienen limitación de peso.

La seguridad en el coche es muy importante, más aún si viajas con un bebé. Por lo tanto, tener un seguro de calidad te puede proteger frente a muchos imprevistos. Los Seguros de Coche MAPFRE son perfectos para viajar sólo, en familia y con niños.