5 Min de lectura | ¿Te gustaría una “ayudita” a la hora de aparcar tu coche? Si tu vehículo no cuenta con un dispositivo asistente de parking debes saber que tú mismo puedes instalar sensores de aparcamiento. Te contamos cómo.

Los sensores de aparcamiento son dispositivos que permiten al conductor conocer la distancia a la que se encuentra de obstáculos cuando está realizando la maniobra de aparcamiento. Es posible que por antigüedad tu vehículo no cuente con ellos, pero no te preocupes, porque puedes colocarlos. A continuación, te mostramos cómo instalar sensores de aparcamiento paso a paso.

Cómo colocar sensores de aparcamiento paso a paso

Si estás harto de encontrarte rozaduras o golpes en la carrocería producidos por una columna o bolardo que se encontraban en ángulo muerto al realizar la maniobra de aparcamiento, presta atención a este tutorial. Recuerda que el Seguro de Coche MAPFRE cuenta con Defensa jurídica y reclamación de daños para aquellos imprevistos que puedan suceder tras un golpe.
Mano mostrando un sensor de aparcamiento

Herramientas

En el mercado puedes encontrar multitud de sensores de aparcamiento para instalar en tu vehículo. Estos vienen en un kit en el que se incluyen todas las piezas para realizar el montaje, aunque necesitarás herramientas adicionales:

  • Alicates
  • Cinta aislante
  • Cúter
  • Destornillador
  • Metro
  • Polímetro
  • Taladro

Desmontar los pilotos traseros

Los sensores de aparcamiento suelen colocarse en la parte trasera del vehículo, por lo que deberás trabajar en esta zona. En primer lugar, desmonta los pilotos traseros para poder quitar el paragolpes. Puedes retirarlos haciendo palanca con un destornillador. Para evitar daños en la carrocería, la mejor opción es envolver la herramienta en un paño.

Primer plano del piloto trasero de un coche

https://cutt.ly/MUxzuNn

Busca la corriente y la masa

Para poder realizar la instalación es necesario que busques un punto de corriente que te permita alimentar la centralita del dispositivo. Enciende el contacto del vehículo y deja colocada la marcha atrás.
polímetro

A continuación, utiliza un polímetro para localizar la masa en el piloto de luz trasera. Una vez localizada la señal y la masa de la marcha atrás deberás proceder a pelar los cables para poder colocar en ellos los de la centralita.

Marca la ubicación de los sensores

La colocación de los sensores de aparcamiento es importante. Estos deben situarse siempre en los laterales, en una posición centrada ya que si los colocas demasiado altos o bajos la señal no será la adecuada y no cumplirán su función. La altura ideal para los mismos debe ser de entre 45 y 65 centímetros con respecto al suelo.

Por su parte, la cámara que servirá para orientarte al realizar la maniobra, deberá ir siempre en el centro del paragolpes, a la misma altura que los sensores. Marca con un rotulador el lugar en el que irán colocados para que queden bien ubicados.

Taladra el paragolpes

Para poder taladrar correctamente sobre las marcas que has realizado en el paragolpes, deberás retirarlo. Por lo general esta defensa está sujeta por tornillos, así que utiliza un destornillador para retirarlos.

Una vez que el paragolpes se encuentre separado del chasis tendrás que taladrarlo con la broca especial que encontrarás en kit adquirido. Coloca el taladro sobre las marcas y realiza los agujeros con cuidado, repasándolos a continuación con una lima para eliminar impurezas.

Coloca los sensores

Inserta la cámara y los sensores en los agujeros del paragolpes fijándote en la posición de estos. Es decir, la mayoría de ellos indican cuál es la parte superior y cuál la inferior. A continuación, deberás encajarlos a presión para que queden sujetos correctamente.

Conecta los sensores

Los sensores van conectados mediante un sistema de cableado a la centralita del equipo. Conecta cada uno de los dispositivos con su cable correspondiente y sujétalos todos en la parte trasera del paragolpes. Puedes utilizar unas bridas para evitar que se muevan cuando estés circulando con tu vehículo.

Este cableado debe colocarse en el maletero, para ello localiza el orificio que comunica la defensa con el interior del vehículo. Te darás cuenta de lo que es porque tiene una tapa de goma.

Cuando esté localizado realiza un agujero con el taladro, lo suficientemente grande para que te permita introducir por él los cables. Una vez realizada esta acción, cierra los huecos que hayan podido quedar en el orificio utilizando las tapas que vienen en el kit o cinta aislante. Con este paso ya habrás finalizado la instalación en la parte trasera del vehículo por lo que ya podrás volver a colocar el paragolpes en su lugar.

sensores de aparcamiento

Sensores de aparcamiento

Instala la centralita

La centralita es el dispositivo que envía la información captada por la cámara y los sensores a la pantalla que estará situada a la vista del conductor. Esta deberá ir situada también en el maletero por lo que deberás desmontar el panel lateral de este para realizar la instalación

En primer lugar, retira el revestimiento del maletero y desatornilla el tornillo situado en el panel lateral. Una vez realizada esta acción lleva el cable del monitor hasta su lugar de colocación y conecta la pantalla con la caja de fusibles de tu coche.

Conecta la pantalla

Enchufa todos los cables del asistente de aparcamiento desde la centralita y pasa el cable de la pantalla hasta el salpicadero. Quita el asiento trasero del coche para poder llevar el cable por debajo del panel lateral y conduce el cable por el interior hasta la caja de fusibles.

Abre la caja de fusibles utilizando un destornillador y utiliza el polímetro para localizar la corriente continua y la masa a la que irán conectados los cables de alimentación de la pantalla. Elije una ubicación para esta y colócala. Arranca el coche y comprueba si el dispositivo funciona.

A continuación, coloca todos los revestimientos interiores, el asiento, el paragolpes y los pilotos para poder utilizar tu coche de nuevo.

canalMOTOR

El equipo de redacción de canalMOTOR lleva más de 10 años proporcionándote contenidos relacionados con el mundo de la automoción. No solo los mejores modelos de coche y moto, sino compartiendo información práctica sobre tu vehículo: consejos de mantenimiento, de conducción, formas de ahorro y seguridad vial, entre otros. Los años de experiencia de MAPFRE en el sector nos avalan como fuente de información veraz y práctica que te ayuda en el día a día de tu vehículo.