3 Min de lectura | Es posible que no te haya llegado la pegatina de la DGT y tengas que adquirirla personalmente, pero tranquilo, es coste es mínimo.

Desde mediados de 2016, la Dirección General de Tráfico envió por correo más de cuatro millones de distintivos ambientales a los propietarios de vehículos españoles con emisiones contaminantes aceptables. Sin embargo, no todos lo han recibido. ¿Qué hago si no me ha llegado la pegatina de la DGT?

¿Por qué no me ha llegado la pegatina de la DGT?

En primer lugar, debes comprobar si tu vehículo tiene asignada una pegatina ambiental (en este enlace puedes hacerlo). Si no la tiene, forma parte de los 16,3 millones de vehículos que, por sus altas emisiones, han quedado fuera de la catalogación de Tráfico.

No obstante, hay vehículos a los que les corresponde la pegatina, pero no la han recibido. Se trata de un error que se da en vehículos matriculados antes de 2009, ya que, tal y como explica Tráfico, antes de ese año, los fabricantes enviaban las especificaciones técnicas y los parámetros medioambientales para la matriculación mediante procedimientos manuales, lo que ha podido generar fallos. La DGT, por tanto, reconoce que hay vehículos que cumplen con el nivel de emisiones pero que al ser anteriores a 2009 no les ha llegado la pegatina. En este caso, el interesado debe demostrar que cumple con la normativa pidiendo una recatalogación en la Jefatura de Tráfico.

¿Qué hago si no me ha llegado el distintivo?

Estas pegatinas –de color amarillo, verde o azul- permiten discriminar de forma positiva los vehículos menos contaminantes  y restringir la circulación a los que no las tengan durante los episodios de alta polución. Algunas ciudades españolas con problemas de contaminación, como Madrid o Barcelona, ya están aplicando políticas ambientales basadas en estas etiquetas. En Madrid, por ejemplo, una nueva ordenanza de movilidad sostenible –en vigor a partir de abril de 2019- establece que todos los vehículos que circulen por la capital deben llevar de forma obligatoria el distintivo ambiental. Por ahora, desde Tráfico insisten en que su colocación no es obligatoria, pero sí recomendable.

Los cuatro distintivos ambientales se clasifican en función del impacto medioambiental de los vehículos. Así, existen cuatro categorías de vehículos:

  • Cero emisiones (distintivo azul): eléctricos de batería, eléctricos de autonomía extendida, híbridos enchufables con una autonomía mínima de 40 kilómetros o vehículos de pila de combustible.
  • ECO (distintivo verde y azul): híbridos enchufables con autonomía de menos de 40 kilómetros, híbridos no enchufables y vehículos propulsados por gas natural y Gas Licuado del Petróleo.
  • C (distintivo verde): turismos y furgonetas ligeras de gasolina matriculados a partir de enero de 2006, y diésel a partir de 2014, vehículos de más de ocho plazas y de transporte de mercancías matriculados desde 2014.
  • B (distintivo amarillo): Turismos y furgonetas ligeras de gasolina matriculadas a partir de enero de 2000, y de diésel desde enero de 2006, vehículos de más de ocho plazas y de transporte de mercancías matriculados a partir de 2005.

¿Dónde comprar la pegatina de la DGT?

Desde principios de 2018 Tráfico ya no manda más etiquetas, por lo que si no te ha llegado la pegatina de la DGT, deberás adquirirla en Correos y pagar por ella 5 euros… si es que la encuentra: ya os contamos el otro día que en muchas sucursales están agotadas. También se puede adquirir a través de su web y en algunas gestorías y talleres. En todos los casos, debes llevar el permiso original de circulación del vehículo y tu identificación. Cuando la tengas, colócala en el ángulo inferior derecho del parabrisas delantero (en los vehículos que tienen) o en cualquier parte visible para facilitar la rápida identificación de los menos contaminantes.