3 Min de lectura | ¿Te pierdes entre tantas siglas que describen cada vehículo eléctrico? Aquí te explicamos el significado de todas ellas: PHEV, FCEV, EREV…

¿Qué significa PHEV? ¿Y FCEV? Si te has planteado comprar un coche eléctrico y has buscado información al respecto, es posible que te hayas encontrado con multitud de siglas cuyo significado te resulta desconocido.

Estas siglas conforman la terminología común que adoptan todos los fabricantes de vehículos para diferenciar las distintas tipologías de coches eléctricos. Cada una de ellas hace referencia -en idioma inglés- a la clase de mecánica eléctrica y la fuente de energía utilizadas para propulsar al automóvil en cuestión.

Para facilitar su comprensión, te explicamos el significado de cada una de ellas, ordenadas alfabéticamente.

BEV: Battery Electric Vehicle (vehículo eléctrico de batería)

Los BEV son los vehículos 100% eléctricos, también llamados eléctricos puros o totalmente eléctricos. Están propulsados por uno o varios motores eléctricos que son alimentados exclusivamente por la energía que se almacena en las baterías, en su mayoría, de iones de litio.

Estas se recargan en las frenadas mediante el sistema de recuperación de energía. Si se agota la carga, es necesario conectarlas a la red eléctrica para recargarlas y poder circular de nuevo. No generan emisiones

E-REV: Extended Range Electric Vehicle (vehículo eléctrico de autonomía extendida)

Son coches cuyo motor eléctrico es alimentado por una batería que se recarga mediante un pequeño motor de combustión auxiliar consiguiendo así un rango de autonomía más amplio. A diferencia de los coches híbridos, el motor de combustión no mueve en ningún caso las ruedas del coche.

Pueden ser enchufables y no enchufables. Los primeros pueden recargar la batería conectándolos a la red eléctrica o a un punto de carga público, sin necesidad de utilizar el motor de combustión. Los segundos, se recargan exclusivamente con el generador de combustible o motor de combustión.

EV: Electric Vehicle (vehículo eléctrico)

Estas siglas hacen referencia al coche eléctrico en general, tanto si se trata de vehículos exclusivamente eléctricos como si emplean algún otro tipo de tecnología de electrificación.

FCEV: Fuel Cell Electric Vehicle (vehículo eléctrico de pila de combustible)

Este tipo de vehículos tiene motores eléctricos que consiguen su energía del hidrógeno. Por este motivo, también se los conoce como coches de hidrógeno. Mediante una reacción química, las pilas de combustible generan electricidad combinando el hidrógeno almacenado en un depósito con el oxígeno del aire. No se generan emisiones porque lo que el coche expulsa por el tubo de escape es vapor de agua. En España, es una tecnología poco utilizada todavía.

HEV: Hybrid Electric Vehicle (Vehículo eléctrico híbrido)

Conocidos también como “híbridos convencionales” o “híbridos no enchufables”, los HEV combinan un motor de combustión interna, generalmente de gasolina, con uno o varios pequeños motores eléctricos. En trayectos cortos y a baja velocidad, pueden circular en modo totalmente eléctrico. Las baterías se recargan gracias al sistema de recuperación de energía durante la frenada.

MHEV: Mild Hybrid Electric Vehicle (Vehículo eléctrico híbrido suave)

Estos coches son conocidos como semihíbridos o híbridos ligeros. Constituyen un paso intermedio entre un coche de combustión puro y uno híbrido. Tienen un motor de combustión tradicional que cuenta con el apoyo de otro eléctrico que proporciona un par extra para mejorar la respuesta del tren de potencia. Disponen de freno regenerativo y sistema Start-Stop.

PHEV: Plug-in Hybrid Electric Vehicle (Vehículo eléctrico híbrido enchufable)

Los PHEV suelen denominarse generalmente como híbridos enchufables. Cuentan con un motor de combustión combinado con uno o varios eléctricos alimentados por un paquete de baterías de iones de litio que se recargan conectándolo a un punto de recarga, como ocurre con los coches eléctricos puros.

Dependiendo del modelo, estas baterías le dotan de una autonomía en modo eléctrico de 50 a 60 kilómetros durante los cuales puede circular sin emisiones y en silencio. Si, en modo eléctrico, se necesitara mayor potencia, entraría en funcionamiento el motor de combustión y se desconectaría el eléctrico. En aceleraciones fuertes, para ofrecer las máximas prestaciones, el motor eléctrico se combina con el térmico.

No basta solo con conocer las siglas para elegir el mejor coche ecológico para ti, además es importante contar con un seguro que responda a las especificidades de este tipo de vehículos, como los Seguros para Coche Eléctrico e Híbrido MAPFRE, que ofrecen cobertura por robo del cable de carga, protección para tu batería, etc., y la posibilidad de contratar solo las protecciones que realmente necesites.

canalMOTOR

El equipo de redacción de canalMOTOR lleva más de 10 años proporcionándote contenidos relacionados con el mundo de la automoción. No solo los mejores modelos de coche y moto, sino compartiendo información práctica sobre tu vehículo: consejos de mantenimiento, de conducción, formas de ahorro y seguridad vial, entre otros. Los años de experiencia de MAPFRE en el sector nos avalan como fuente de información veraz y práctica que te ayuda en el día a día de tu vehículo.