5 Min de lectura | BMW está ya en proceso de pruebas definitivas de todos los prototipos de este novedoso modelo i Hydrogen Next, basado en la carrocería de un X5 pero con la tecnología de pila de combustible de hidrógeno. Entre sus ventajas está el repostaje, se carga en 4 minutos y aporta más de 600 kilómetros de autonomía.

En BMW son perfectamente conscientes que la tecnología de pila de combustible de hidrógeno es candidata para realizar en un futuro cifras muy importantes en el mercado y, dentro de su estrategia de marca, consideran que, en no mucho tiempo, coexistirán varios tipos de propulsión. De ahí, su novedoso BMW i Hydrogen Next que contará con esta tecnología y podrá comercializarse a finales del 2022 (o es la idea de la marca), aunque al tratarse de una importante innovación para garantizar un medioambiente protegido, ya se ha empezado a comunicar mucha información sobre este nuevo modelo.

Consideran esta pila de combustible de hidrógeno no como un complemento, sino como una alternativa a los múltiples sistemas de propulsión eléctrica por batería que se van implantando.

Parte trasera y lateral del nuevo modelo BMW i Hydrogen Next

Fuente: Revista Motor Mundial

No se tiene duda en BMW que tras las motorizaciones híbridas enchufables actuales y las puramente eléctricas por batería, serán las motorizaciones por hidrógeno como combustible las que se implantarán, ya que son aún más ecológicas (emiten sólo vapor de agua por sus escapes) y presentan grandes ventajas respecto a dichos avances actuales. También consideran que algunos inconvenientes deben ser abordados: estructuras de hidrogeneras, producción de hidrógeno, formas de almacenamiento, legislaciones, etc.

Propulsión de pila de combustible de hidrógeno

La tecnología de electrificación con que cuenta el nuevo BMW i Hydrogen Next es la “BMW eDrive” que la marca ya viene utilizando en sus iX3, iX e i4, aunque con alimentación por pila de hidrógeno.

Sus 374 CV se consiguen a través de la electricidad generada en la pila de combustible tras una interesante reacción química entre el oxígeno del aire y el hidrógeno como combustible, obteniendo la energía necesaria y produciendo exclusivamente como deshecho vapor de agua.

Una de las grandes ventajas de este tipo de vehículos es que el repostaje para llenar sus 6 kg de carga (en sus dos depósitos de plástico y fibra de carbono reforzado para soportar hasta 700 bares de presión) se realiza como mucho en 4 minutos, el tiempo habitual hoy para repostar gasolina o gasoil, aportando varios cientos de kilómetros de autonomía (no menos de 600 km) y contando además con los sistemas, ya conocidos, de regeneración de energía mediante las frenadas y las deceleraciones al levantar el pie del acelerador.

Si además a esto se le añade que el coste del hidrogeno se prevé bastante asequible y desde luego mucho más barato que los actuales combustibles fósiles, no hay duda de que la estrategia de BMW a priori parece la correcta.

Parte frontal del BMW i Hydrogen Next, con los fatos, capó y diseño blanco y azul

Fuente: Revista Motor Mundial

Los vehículos eléctricos a pila de combustible de hidrógeno (FCEVs) permiten una movilidad sin ningún tipo de emisión y sin restricciones. Cuenta con unas características de uso muy similares a los convencionales vehículos de combustión, sin comprometer cuestiones de confort, pudiendo remolcar sin problema y sin ningún tipo de dependencia de las condiciones climáticas, siendo perfectamente utilizables en invierno y verano con una notable autonomía equiparable a los vehículos de combustión interna actuales.

Como único inconveniente actual es la falta de suficientes infraestructuras para suministro de hidrógeno, ya que en la actualidad la mayoría de los países se encuentra aún en fase de desarrollo, y en el caso de Europa está previsto que todos los países dispongan de los puntos de repostaje necesarios entorno al 2030.

Las pruebas que se están realizando actualmente sobre el BMW i Hydrogen Next, quieren demostrar que su nueva tecnología es válida para una circulación normalizada del día a día de un conductor standard, realizando miles de kilómetros con tráfico real y exponiendo el conjunto a altísimas y bajísimas temperaturas para garantizar que el conjunto es totalmente seguro y que aporta las características que BMW espera de todos sus productos.

Este gran proyecto ha sido posible gracias a la colaboración acordada entre BMW y Toyota (BMW ha desarrollado la pila y el sistema de accionamiento y Toyota las células individuales), generando así un proyecto conjunto que sin duda colaborará en una correcta implantación de esta tecnología. Se indica sobre todo para vehículos de tamaño grande en ambas marcas.

Notables modificaciones por dentro

Efectivamente se ha desarrollado el nuevo BMW i Hydrogen Next sobre un X5 con algunas modificaciones de diseño muy ligeras para su reconocimiento como modelo plenamente ecológico. Lo que demuestra que esta nueva tecnología se puede incorporar a cualquier modelo de serie, generando así la que en BMW llaman incubadora de las nuevas tecnologías de propulsión del grupo BMW.

Básicamente las modificaciones de diseño se han centrado en la parte delantera con un diseño nuevo y distintivo de su capó y por los patrones azules tridimensionales de BMW i que se han incorporado en los riñones y en los flacos, además de las curiosas tomas de aire del paragolpes.

También son muy distintivas las nuevas llantas de aleación multi-radiales que utilizan el color azul a juego con el conjunto, además de su nuevo difusor en la zaga sin salidas de escape para indicar que produce “0” emisiones al medioambiente.

coche BMW i Hydrogen Next circulando por la carretera, se observan sus llantas y diseño exterior blanco y azul

Fuente: Revista Motor Mundial

Asociación con Toyota

Ya desde 2013 BMW Group y Toyota Motor Corporation están trabajando conjuntamente para desarrollar este sistema de propulsión de pila de combustible de hidrógeno y probando una flota de prototipos desarrollada conjuntamente.

Fue en 2016 cuando firmaron un acuerdo conjunto por el que se asociaban para crear las nuevas generaciones de este sistema de propulsión, generando componentes escalables y modulares para productos de ambas marcas.

Ambos socios están demostrando una gran fe estratégica en esta tecnología y declaran seguir trabajando intensamente en el desarrollo de esta y en la generación de las infraestructuras necesarias para su expansión por todo el mundo.

Además, ya cuentan con 11 empresas líderes en generación y distribución de energía, transporte e industria, con las que pretenden poner en marcha el llamado “Consejo del Hidrógeno” con más de 60 empresas afiliadas, para impulsar la revolución energética con el hidrógeno como combustible fundamental.

Habrá que esperar para poder conducir este modelo, pero lo cierto es que los coches ecológicos son una realidad, y el futuro. No te olvides de consultar las condiciones de los Seguros para coches Eléctricos e Híbridos MAPFRE y proteger a tu vehículo con un seguro a su altura.

Periodista especializado
Motor Mundial