Caudalímetro del coche: todo lo que debes saber

Inicio/Consejos Practicos/Consejos de mantenimiento/Caudalímetro del coche: todo lo que debes saber

Caudalímetro del coche: todo lo que debes saber

Los caudalímetros son clave a la hora de ahorrar combustible y evitar la contaminación, sin embargo, también son el origen de numerosas averías. Te contamos en qué cosiste esta pieza, cuál es su función, y qué puedes hacer para alargar su vida útil.

El caudalímetro es un elemento clave que permite ahorrar combustible y reducir la contaminación, pero, ¿cómo lo hace? Primero, mide la masa de aire exterior que entra en el colector de admisión y, por medio de una conexión eléctrica, envía esta información a la centralita del vehículo.

De esta manera, el sistema puede saber la cantidad de carburante que tiene que inyectar para realizar la combustión de forma óptima.

¿Qué es el caudalímetro?

Ubicación del caudalímetro en un Opel Antara 2.0 CDTI

https://bit.ly/2U4wyJr

El caudalímetro es un pequeño sensor -muy similar a un anemómetro- que se encarga de medir la cantidad de aire que entra en el colector de admisión, y de enviar esta información a la centralita del motor.

Esta la analiza y, según unos parámetros preestablecidos, ajusta el combustible inyectado en los cilindros para una mejor combustión. De esta forma, además de ahorrar en combustible, se reducen las emisiones contaminantes.

    Este dispositivo electrónico se encuentra tanto en vehículos diésel como gasolina. Suele estar alojado en el tubo de admisión (a continuación del filtro del aire) y, normalmente, se monta junto con el sensor de temperatura del aire aspirado.

    ¿Cuál es su funcionamiento?

    Los caudalímetros emplean un sensor térmico que eleva la temperatura hasta los 120 grados. Cuando el aire exterior empieza a circular por su canalización interior, este sensor se va enfriando, por lo que, para mantener la temperatura inicial, tiene que suministrar una corriente eléctrica específica. Esa cantidad de electricidad servirá como medida para calcular la masa de aire que entra al motor.

    Tipos de cuadalímetros

    Según su funcionamiento, se pueden dividir en dos tipos:

    • Sistemas mecánicos: aquellos caudalímetros que emplean una mariposa para llenar el espacio vacío del colector cuando entra el aire.
    • Sistemas de inyección electrónicos: aquellos en los que el sensor envía los parámetros a la centralita para que ésta sepa la cantidad de carburante que tiene que inyectar para conseguir una combustión óptima.

    ¿Cómo detectar las averías en el caudalímetro?

    Si notas que tu vehículo no funciona correctamente, puede que la fuente del problema se encuentre en el caudalímetro. Al ser un dispositivo monitorizado por la centralita del motor, cuando el caudalímetro falla, el coche sigue funcionando, pero en modo emergencia, de forma que se limita la presión de sobrealimentación.

    Los síntomas de que puede haber problemas en el caudalímetro son:

    • Una importante pérdida de potencia.
    • Variaciones en el funcionamiento del motor, como una marcha irregular estando al ralentí.
    • El tubo de escape expulsa humo oscuro o negro muy denso.
    • Además, en el cuadro de instrumentos, se iluminará el testigo correspondiente.

    Si el coche presenta estos síntomas, lo mejor es llevarlo a un taller para que realicen un chequeo y confirmen si es necesario reemplazar el caudalímetro, o si el problema tiene que ver con otras tomas de aire del colector.

    ¿Se puede reparar?

    El caudalímetro es una pieza que no tiene reparación, por lo que, si da fallos, la única solución posible es reemplazarlo.

    Lo que sí se puede hacer es prevenir su deterioro llevando a cabo una serie de consejos para su correcto mantenimiento. Por ejemplo:

    • Vigilar el estado del filtro del aire. Este componente filtra el aire exterior para que pase al motor lo más limpio posible, pero si tiene alguna obstrucción provocada por la suciedad acumulada, impedirá que entre la cantidad necesaria de aire. Para evitarlo, hay que reemplazarlo a los 10.000 o 15.000 kilómetros, dependiendo del uso que se haga del vehículo o del tipo de vías que se suelan transitar.
    • Usar un aceite de calidad. Los gases de aceite que proceden del cárter pueden llegar a dañar el caudalímetro. Por eso se recomienda usar un buen aceite, y que además esté en buen estado.
    • La carbonilla (los residuos sólidos que deja el combustible en el vehículo) también puede afectar al sensor. Esta sustancia se puede ir acumulando rápidamente en el motor y en las piezas relacionadas con el proceso de combustión provocando obstrucciones, fallos difíciles de detectar y resolver y muy a menudo costosas averías. El tipo de conducción que se lleve a cabo puede incrementar la aparición de carbonilla.
    • No manipular nunca el sensor MAF (Mass Air Flow), ya que es una pieza muy delicada. Si necesitas hacer una limpieza del caudalímetro, lo mejor es que lo lleves a un centro especializado.
    • Además de la suciedad, otro de los peligros a los que se enfrenta un caudalímetro es el agua. Tanto es así, que los vehículos que hay en las zonas costeras suelen tener muchas averías con el caudalímetro por culpa de la humedad. Por eso, en la medida de lo posible, se recomienda tomar precauciones cuando el clima no sea el más adecuado.
    20 abril, 2019|

    Deja un comentario

    Información básica sobre Protección de Datos:
    En MAPFRE ESPAÑA, S.A. DE SEGUROS Y REASEGUROS, como responsable del tratamiento, utilizaremos la información que nos facilite para la gestión de su actividad como usuario de este sitio web, así como atender y responder tanto a las solicitudes de información como las sugerencias, consultas y comentarios que realice a través de los distintos formularios. Dicho tratamiento lo haremos en base al consentimiento que nos ha otorgado.Asimismo, le informamos que, en su caso, podremos comunicar sus datos a otras empresas del Grupo MAPFRE y terceros con los que exista un convenio de colaboración o una relación de prestación de servicios.Por último, le informamos que puede ejercer sus derechos de acceso, rectificación, oposición, supresión, limitación y portabilidad, como se explica en la información adicional que hemos puesto a su disposición en nuestra Política de Privacidad y Cookies.

    Este sitio web utiliza cookies para facilitar y mejorar su navegación. Vd. puede configurar su navegador para rechazar estas cookies, pudiendo en tal caso limitarse la navegación y servicios del sitio web. Si no modifica esta opción y continua navegando, Vd. está consintiendo en la utilización de las cookies de este sitio web. Si desea más información sobre las cookies que utilizamos en nuestro sitio web, puede consultar nuestra Política de Privacidad y Cookies. Cerrar