Inicio/Consejos Practicos/Consejos de mantenimiento/Tipos de suspensiones para el coche

Tipos de suspensiones para el coche

4 minutos | Las suspensiones de los vehículos son esenciales para garantizar la seguridad en carretera. Te contamos qué tipos existen y cómo funciona cada una de ellas.

A la hora de circular en un vehículo, este debe ser estable para garantizar la seguridad en carretera. Para conseguirla, existe un sistema esencial en cualquier vehículo, la suspensión. Por otro lado, este componente también sirve para aportar comodidad al coche cuando conducimos con él. Pero no todos los sistemas son iguales y no todos los automóviles llevan los mismos, por lo que queremos mostrarte cuáles son los tipos de suspensiones de coche que existen.

Las suspensiones de los coches están diseñadas para garantizar la estabilidad del vehículo en carretera, del mismo modo, cuanto mejor sea esta, el habitáculo será mucho más cómodo. Las suspensiones pueden ser de varios tipos. A pesar de ello, este tipo de mecanismos tienen un funcionamiento similar cuyo objetivo es del de adaptar el automóvil a las distintas zonas de la carretera.

Suspensiones semirrígidas

Las suspensiones semirrígidas cuentan con amortiguadores atornillados al puente central y disponen de un brazo adicional destinado a reducir las inclinaciones y vibraciones que se producen en la carretera. Este sistema está basado en la incorporación de muelles en soportes articulados atornillados a la barra del puente y al diferencial.

Este tipo de suspensiones se instalan en vehículos de todo tipo, pero sobre todo en aquellos que cuentan con una versión más básica ya que las suspensiones independientes son mucho más caras.

Suspensiones rígidas

Las suspensiones rígidas pueden encontrarse en los modelos de coche más antiguo, pero que aún se siguen incorporando en algunos automóviles. Este tipo de suspensión es muy común en los vehículos todo terreno ya que es mucho más eficaz en vías sin asfaltar, irregulares o con pendientes elevadas.

Las suspensiones rígidas mantienen la estabilidad mediante los amortiguadores que van atornillados directamente a la barra transversal del puente, De esta forma, al entrar en contacto con las irregularidades del asfalto, estas se transmiten directamente a las suspensiones.

Es decir, el puente se mueve en un solo bloque en el mismo sentido en el que se encuentre el terreno por el que se circula. Estas suspensiones hacen que el coche pueda elevarse y evitar los obstáculos, haciendo que el chasis no sufra las consecuencias.

Por otro lado, las suspensiones rígidas son bastante inestables ya que no es seguro para el conductor debido a que el vehículo se inclina siempre siguiendo los accidentes del terreno. En curvas, por ejemplo, se pueden producir una pérdida de control del vehículo, sobre todo en la parte trasera del mismo, algo que puede provocar un vuelco.

Independientes

Suspensión de un vehículo

https://cutt.ly/Xs45TDy

Las suspensiones independientes son las que proporcionan una mejor estabilidad en carretera y la mejor opción para cualquier vehículo. Cuentan con distintos sistemas que permiten que el coche se ajuste al terreno en cada momento absorbiendo las vibraciones y manteniendo un grado de inclinación correcta. Dentro de las suspensiones independientes podemos encontrarnos con:

  • Suspensión de brazos tirados: dispone de brazos en el puente trasero que cuenta con unos muelles instalados en su parte baja. Los brazos se encuentran separados y funcionan de manera independiente haciendo que el vehículo se adapte a la amortiguación necesaria.
  • Suspensión de eje oscilante: cuenta con muelles atornillados a las articulaciones del puente trasero del coche, es decir, directamente al puente y al amortiguador del chasis.
  • Suspensión de triángulos superpuestos: cuenta con articulaciones y brazos superiores, estos se sitúan de forma paralela, pero cuando se adaptan al terreno se deforman para lograr la mejor estabilidad. Su principal ventana es que logran una mayor inclinación y rigidez. Este tipo de sistemas son muy comunes en los vehículos de competición.
  • Suspensión McPherson: se usa en los puentes delanteros y cuentan con una estructura sencilla. La principal ventaja de este tipo de suspensiones es que son bastante económicas. Los amortiguadores van atornillados sobre el chasis proporcionando una rigidez extra en la zona, de esta forma se evitan roturas y las vibraciones se transmiten de forma correcta.
  • Suspensión Multilink: dispone de articulaciones y brazos superiores atornillados en su parte superior a la torreta del chasis. Estos permiten que se distribuya correctamente la torsión y se disminuyan las vibraciones gracias a la incorporación de un taco de goma. Esta suspensión es la más común en los vehículos actuales ya que ofrece muchas ventajas como la modificación del ángulo de caída de las ruedas.

Cualquiera de las suspensiones montadas en un vehículo requiere de un exhaustivo control y revisión para evitar problemas. Este sistema garantiza la seguridad del coche y de sus ocupantes cuando se circula por cualquier vía. Revisa de manera periódica el sistema de suspensión en busca de cualquier imperfección que deberá ser subsanada cuanto antes.

Para que tu coche se mantenga en las mejores condiciones en todo momento, realiza las revisiones de manera periódica acudiendo a un taller de confianza como los que te ofrece la red de tu Seguro de Coche MAPFRE

23 septiembre, 2020|

Deja un comentario

Información básica sobre Protección de Datos:
En MAPFRE ESPAÑA, S.A. DE SEGUROS Y REASEGUROS, como responsable del tratamiento, utilizaremos la información que nos facilite para la gestión de su actividad como usuario de este sitio web, así como atender y responder tanto a las solicitudes de información como las sugerencias, consultas y comentarios que realice a través de los distintos formularios. Dicho tratamiento lo haremos en base al consentimiento que nos ha otorgado. Asimismo, le informamos que, en su caso, podremos comunicar sus datos a otras empresas del Grupo MAPFRE y terceros con los que exista un convenio de colaboración o una relación de prestación de servicios. Por último, le informamos que puede ejercer sus derechos de acceso, rectificación, oposición, supresión, limitación y portabilidad, como se explica en la información adicional que hemos puesto a su disposición en nuestra Política de Privacidad y Cookies.