Inicio/Consejos Practicos/Consejos para ahorrar/Cómo comprar un vehículo industrial de segunda mano

Cómo comprar un vehículo industrial de segunda mano

4 minutos | Comprar un vehículo industrial de segunda mano es una excelente idea para ahorrar costes, siempre y cuando se sigan algunos consejos. Te los contamos.

Cada vez son más los profesionales del transporte que deciden comprar un vehículo industrial de segunda mano por el ahorro que supone para el bolsillo. Sin embargo, si no se sabe elegir con acierto, la operación puede terminar saliendo más cara de lo esperado. Por eso, tanto si realizas la compra a un particular, como a una empresa o a través de una subasta de vehículos industriales, hay ciertos factores que debes tener en cuenta para hacer una transacción que no perjudique tus intereses.

Aspectos a tener en cuenta antes de la compra

Antes de comenzar la búsqueda del vehículo industrial que se desea comprar, es importante:

  • Establecer un presupuesto. Marcar un límite máximo de gasto para realizar dicha inversión permitirá acotar la búsqueda en función de marca, antigüedad, condiciones en las que se encuentra, etc.
  • Definir el tipo de trabajo que se hará con ese vehículo, ya que este aspecto determinará la elección de un modelo concreto diseñado expresamente para tal fin, la potencia o resistencia que deba tener el vehículo, etc. Saltarse este paso puede llevar a comprar un producto que no llegue a cubrir las necesidades de dicho trabajo.

Consejos para comprar un vehículo industrial de segunda mano

Si quieres que la compra sea satisfactoria, sigue estos consejos:

Pide ayuda a un experto

Si no tienes los conocimientos adecuados en cuanto a mecánica, lo mejor es que, antes de que se efectúe la compra, solicites a un profesional que revise el estado en el que se encuentran ciertos elementos como el motor, los frenos, la batería, etc. Muchos de estos elementos son susceptibles de ser trucados precisamente para dar un mejor aspecto y agilizar la venta. La ayuda del experto te ayudará a verificar que todo está en orden.

Solicita una prueba de conducción

Probar el vehículo es uno de los pasos ineludibles en la compra de cualquier vehículo de segunda mano. Sobre todo, hay que identificar fallos en aquellos elementos en los que los anteriores dueños suelen mentir para elevar el precio.

Comprueba el sistema de arranque, la temperatura del motor, los frenos, el sistema anticontaminación, y verifica que no se produzcan ruidos o vibraciones extrañas.

Asegúrate de que la cifra de los kilómetros recorridos es real, ya que es posible que hayan hecho una modificación en el kilometraje. Para averiguarlo, puedes fijarte en el desgaste del vehículo. Si tienes dudas, puedes solicitar el informe de vehículo DGT, en el que se indica el kilometraje de la última revisión.

https://bit.ly/2m4sVrx

Ten en cuenta la marca

En la compra de un vehículo, y sobre todo si este es de segunda mano, la marca es un factor importante, ya que depende de cuál sea, puede hacer que los repuestos sean más o menos caros. Por eso, si encuentras un vehículo de lujo a un precio muy económico, debes tener en cuenta que el coste de un cambio de ruedas, por ejemplo, te puede costar casi lo mismo que lo que pagaste por el vehículo.

La garantía

Si el vehículo se destina a la actividad empresarial de una empresa o un autónomo, la garantía no es obligatoria. Sin embargo, las partes pueden pactar dicha garantía libremente, el periodo de tiempo que cubre y si afecta a todo el vehículo o solo a algunas piezas.

Si no se acuerda ninguna responsabilidad, el comprador puede reclamar vicios ocultos durante los seis primeros meses tras la compra y siempre que lo demuestre mediante un informe pericial, aunque esto también se puede excluir en contrato.

Por eso, antes de efectuar la compra, debes informarte sobre la misma y ver de qué forma puede cubrir los imprevistos que surjan.

Verifica que los pagos estén al día

Con la firma del contrato, las deudas que el antiguo propietario tenga pendientes te repercutirán a ti. Por eso, es muy importante que verifiques que está al corriente de pagos. Para ello, debes comprobar:

  • Que el impuesto de circulación esté al día.
  • Que haya pasado la ITV
  • Si el vehículo ha sufrido alguna modificación, que dicho cambio figure en la tarjeta técnica.
  • Que ha pasado las revisiones necesarias (especificado en el libro de mantenimiento).
  • Consulta si tiene pagos pendientes en cuanto a multas, embargos y otras cargas en el Registro de Vehículos de la DGT.

Contrato de compra-venta

Una vez verificados todos los datos anteriores, si el vehículo satisface tus intereses, llega el momento de firmar el contrato. Tómate tu tiempo para leerlo revisando que todos los datos importantes se especifican claramente.

Para que el contrato sea válido, tanto el vendedor como tú debéis firmar todas las hojas. Para pagar, utiliza un método seguro en el que la transacción quede registrada.

Por último, no olvides cambiar la titularidad del vehículo dentro de los treinta días siguientes a la fecha de compra.

14 octubre, 2019|

Deja un comentario

Información básica sobre Protección de Datos:
En MAPFRE ESPAÑA, S.A. DE SEGUROS Y REASEGUROS, como responsable del tratamiento, utilizaremos la información que nos facilite para la gestión de su actividad como usuario de este sitio web, así como atender y responder tanto a las solicitudes de información como las sugerencias, consultas y comentarios que realice a través de los distintos formularios. Dicho tratamiento lo haremos en base al consentimiento que nos ha otorgado. Asimismo, le informamos que, en su caso, podremos comunicar sus datos a otras empresas del Grupo MAPFRE y terceros con los que exista un convenio de colaboración o una relación de prestación de servicios. Por último, le informamos que puede ejercer sus derechos de acceso, rectificación, oposición, supresión, limitación y portabilidad, como se explica en la información adicional que hemos puesto a su disposición en nuestra Política de Privacidad y Cookies.