2 Min de lectura | Si tus neumáticos no están en perfecto estado o circulas por una carretera en mal estado, puede que sufras un pinchazo. Dado que esto se puede producir en cualquier momento, ¿sabes cómo actuar?

Es preciso saber cómo actuar ante un pinchazo, ya que éste puede producirse en el momento más inesperado. Cuando pinchamos una rueda, nos podemos encontrar con dos tipos de averías. Puede ser que el  aire de neumático se va perdiendo poco a poco y, por el contrario, el neumático se desinfle inmediatamente.

¿Cómo darnos cuenta de que tenemos una rueda pinchada?

A no ser que el coche cuente con un sistema de control de presión de neumáticos, es bastante habitual no darse cuenta de que se está circulando con una rueda pinchada, hasta que, lamentablemente, el neumático se deteriora por completo o se pierde el control del vehículo. Estos son 3 signos de que has tenido un pinchazo:
  • El tacto de la dirección se endurece.
  • El coche empieza a desplazarse hacia un lado.
  • Cuando la pérdida de aire del neumático es casi total, notarás que aumenta el ruido debido al roce con la carretera.

¿Qué debo hacer si pincho mientras conduzco?

  • Primero, agarra el volante con firmeza: mantén la calma y reduce la velocidad progresivamente, olvidándote de las frenadas bruscas. Puedes ayudarte del freno motor para ir reduciendo marchas mientras buscas un lugar seguro para pararte.
  • Segundo, conecta las luces de emergencia: esto te ayudará a avisar a los conductores que circulen detrás tuyo.
  • Tercero, para en un lugar seguro: es preferible circular unos metros en esas condiciones, antes que pararse en un lugar que ponga en peligro tu integridad y la del resto de conductores. No olvides utilizar tanto los chalecos como los triángulos de emergencia para señalizar.
  • Cuarto, cambia la rueda: puedes hacerlo tu mismo si sabes cómo cambiar una rueda o puedes esperar al servicio de asistencia en carretera, como el que te ofrece los Seguros de Coche MAPFRE, un servicio rápido y a cargo de los mejores profesionales.
Recuerda que puedes evitarlo si mantienes los neumáticos en buen estado y con las presiones correctas.

MAPFRE