3 Min de lectura | Parte de nuestro compromiso con nuestro perro es su seguridad en el coche. Debemos tener en cuenta una serie de recomendaciones a la hora de elegir el cinturón de seguridad más adecuado, según el caso.

Aunque la Ley de Tráfico no regula estrictamente el uso de cinturones de seguridad para perros en el vehículo, lo cierto es que si el perro interfiere en el campo de visión o en la atención al volante, estaremos infringiendo la ley. El conductor de un vehículo está obligado a mantener su propia libertad de movimientos, el campo necesario de visión y la atención permanente a la conducción, y además, según añade la Ley de Tráfico, “el conductor deberá cuidar especialmente de mantener la posición adecuada y que la mantengan el resto de los pasajeros, y la adecuada colocación de los objetos o animales transportados para que no haya interferencias entre el conductor y cualquiera de ellos”.

De esta manera, si queremos viajar con nuestro perro en el coche, lo único que debemos hacer es proveernos de los accesorios necesarios para que todos los ocupantes tengan un feliz viaje en carretera. Los cinturones de seguridad para perros son la opción ideal para que, tanto los ocupantes como tu fiel amigo, viajen de una forma segura. Si no sabes bien qué cinturón es el ideal para tu can, te contamos algunos sistemas de enganche que seguro te ayudarán a tomar una decisión acertada.

https://bit.ly/2K816uS

Arnés de un solo enganche

Un accesorio indispensable para llevar a nuestra mascota de manera segura en el coche. Se trata de una pieza regulable de unión entre el arnés del perro y el enganche del cinturón de seguridad que permite que tu perro esté sujeto en el coche.

Lo ideal es combinarlo con un arnés que también agarre el cuerpo del perro, ya que en caso de accidente, un solo arnés puede romperse y soltar al perro.


Arnés con dos enganches

El arnés evita el desplazamiento hacia delante. Se recomienda que el arnés tenga un sistema de unión corto.


Trasportín sujeto con el cinturón de seguridad

Aunque suele incorporar un cómodo asiento para perros y gatos, y de fácil enganche mediante diversos cinturones, no es la opción más segura, ya que en caso de accidente, el trasportín puede destrozar los puntos de sujeción del cinturón.


Trasportín en el suelo del vehículo

Una buena opción para perros pequeños es llevar el trasportín encajado en el suelo del vehículo. Una solución segura tanto para ti como para tu mascota.


Rejilla divisoria

Una rejilla colocada entre los pilares de la estructura del coche, separando la cabina del maletero y permitiendo que la mascota pueda moverse libremente sin molestar al conductor. Sin embargo, no es la opción más segura para el animal en caso de colisión.

Sea cual sea el modelo de cinturón de seguridad que mejor se ajusta a tu perro, recuerda que lo nunca debes hacer es dejar a tu mascota en el coche con las ventanas cerradas. Si te preocupa la seguridad de tu can, recuerda que con los Seguros para Mascotas MAPFRE encontrarás las garantías necesarias para que tu perro o gato estén siempre protegidos.