4 Min de lectura | Los coches eco no tienen fama de ser baratos, pero la oferta crece cada día y por menos de 30.000 euros es posible disfrutar de las ventajas de tener vehículo con etiqueta cero o eco, según tus preferencias y necesidades. Aquí tienes 5 ejemplos.

Si necesitas un vehículo para evitar las restricciones al tráfico para los coches contaminantes, estás buscando un vehículo que te permita lucir etiqueta cero o eco. Los eléctricos son la respuesta y aquí tienes la prueba –en 5 modelos- de que el precio no es tan elevado como se supone.

Coches eco y cero: ¿Son lo mismo?

El término ecológico referido a los vehículos se relaciona con formas de combustión alternativas a la gasolina y que reducen o eliminan –cero grados de contaminación- las emisiones de CO2 a la atmósfera.

La DGT ha implantado en España un sistema de etiquetas para clasificar a los vehículos de acuerdo con su grado de contaminación. Los coches más ecológicos consiguen los distintivos que les permiten menor grado de restricción en el tráfico y ventajas, por ejemplo, en el aparcamiento en las zonas reguladas.

La etiqueta cero es la máxima que se puede conseguir y certifica que el vehículo es cero emisiones de gas. Actualmente este tipo de clasificación se le otorga a 4 tipos de vehículos.

  • Vehículos 100 por cien eléctricos.
  • Los híbridos de autonomía extendida que estiran los kilómetros que pueden recorrer en modo cien por cien eléctrico con un motor de combustión interna que sirve como generador.
  • Vehículos híbridos enchufables de autonomía superior a 40 km.
  • Vehículos de pila de combustible.

La etiqueta eco, sin embargo, es la que se concede a los coches algo menos ecológicos y que no llegan a poder certificar un cero de emisiones, pero se quedan en tasas muy bajas. Se incluyen vehículos híbridos enchufables con autonomía inferior a los 40 kilómetros hora, vehículos híbridos no enchufables (HEV), vehículos propulsados por gas natural, vehículos propulsados por gas natural comprimido (GNC) o gas licuado del petróleo (GLP).

5 coches etiqueta cero baratos

Citroën C-Zero

 

El primer modelo de Citroën eléctrico por completo garantiza cero emisiones y ofrece uno de los precios más bajos del mercado. Sus prestaciones urbanas le han convertido en el coche elegido por alguna de las empresas de carsharing más populares de las grandes ciudades.

Las prestaciones se consideran medias en el sector y también la calidad de sus interiores, monta un motor de 67 CV que le impulsa hasta los 130 km/h y acelera de 0 a 100 km/h en 15,9 segundos. Con una batería de 16 kWh, la autonomía homologada por Citroën es de 150 kilómetros.

Renault Zoe

El Zoe es de los coches eléctricos mejor valorados y ya ha sido mejorado por la marca en una nueva versión. Es un eléctrico integral lo que te garantiza la etiqueta cero. Lo puedes elegir con motor de hasta 136 CV y la autonomía roza los 400 kilómetros, lo que es muy atractivo e interesante, si vas a salir de la ciudad con tu eléctrico.

El equipamiento interior y la calidad de sus acabados llama la atención frente a sus competidores, Renault ha superado los básicos y ha invertido en este punto para seducir a los conductores más exigentes.

Smart EQ Forfour

En 2 o en 4 plazas el Smart EQ es un urbano que te interesa porque te permite obtener la etiqueta cero. Si te gustan los Smart ten en cuenta que no podrás comprar, salvo que te decantes por el mercado de segunda mano, un coche de esta casa que no sea 100 por 100 eléctrico, ya ha anunciado que su producción será en exclusiva sin motores de combustión.

El modelo cuatro puertas tiene un motor de 82 CV de potencia y una batería de 17,6 kWh que homologa una autonomía de 155 kilómetros. El precio y el tamaño son las ventajas que más convencen en el mercado.

Hyundai Ioniq 1.6 GDi Klass

 

La gama Ioniq es amplia lo que permite optar por alguna combinación que no supere los 30.000 euros, especialmente cuando la casa koreana lanza ofertas concretas. Si estás buscando un coche más amplio que un urbano y de cinco puertas, visita el concesionario Hyundai y pregunta por la versión 100 por 100 eléctrica.

El acabado Klass es básico y económico, pero no está mal equipado incluyendo control de crucero adaptativo, climatizador bizona y navegador.

Mitsubishi Outlander PHEV Motion

Es cierto que, si el presupuesto es innegociable para ti, el Mitsubishi Outlander PHEV Motion supera los 30.000 euros aun aplicándole descuentos y/u ofertas promocionales. Sin embargo, es el híbrido enchufable más vendido en el mercado español y gracias a sus 54 kilómetros de autonomía eléctrica, se le concede la etiqueta cero.

Este híbrido conquista porque es cómodo, amplio, estiloso y obviamente, ecofriendly. En la nueva versión revisada en 2018 ha aumentado su potencia hasta los 230 CV con un motor de gasolina 2.4.

El número de coches que lucen etiqueta cero en España está en aumento, aunque solo unos 40 modelos de las diferentes marcas cumplen con el objetivo de no contaminar. Para la etiqueta ECO, sin embargo, el abanico de sectores, potencias y precios se abre mucho más. En cualquiera de los casos apuesta además por una póliza específica para proteger este tipo de vehículos que te permita las mejores asistencias y cubra sus necesidades concretas.

¡No olvides contratar el Seguro de coche eléctrico MAPFRE  tanto si apuestas por un vehículo híbrido o 100% eléctrico!