3 Min de lectura | Si tienes claro que ni el papeleo ni el idioma son impedimentos para ti a la hora de buscar tu coche soñado de segunda mano, ya solo necesitas conocer los trámites para comprar un coche en Alemania y traerlo a España.

Dentro del mercado europeo y puesto a elegir un país donde buscar coches de segunda mano, Alemania se presenta como uno de los mejores destinos tanto por calidad como por cantidad de oferta, especialmente si quieres hacerte con un Mercedes, un BMW o Audi, grandes marcas de coches de lujo de origen alemán.

Los expertos confirman que el mercado alemán es un mercado seguro donde es fácil encontrar un coche con muy buenas prestaciones y en buen estado por presupuestos inferiores a los que lo harías en España, por ejemplo.

Aunque los trámites para comprar un coche en Alemania y traerlo a España no son tan complicados como podrían parecer, si te exigirán tiempo y dedicación. Para facilitarte la tarea, te contamos qué trámites tendrás que hacer.

Comprar coches en Alemania: trámites en el país de origen

Documentación que debes recopilar

En el concesionario debes reunir la siguiente documentación. De lo contrario, en España te resultará más complicado conseguirla:

  • Contrato de compra expedido por el concesionario (o particular) en el que debe quedar claramente reflejado el vehículo que has comprado, la forma de pago y el importe. Asegúrate de que incluya también el IVA intracomunitario para no tener luego problemas con la Dirección General de Tráfico (DGT).
  • Teil I: ficha técnica expedida por las autoridades alemanas y obligatoria para poder circular en Alemania.
  • Teil II: ficha reducida de la Teil I.
  • COC (Certificado de conformidad): ficha técnica emitida por el fabricante en la que se incluyen todas las características técnicas del vehículo.

Trámites en tráfico

Antes de abandonar el país, el vehículo debe estar dado de baja en el país germano. Este trámite debe hacerlo el vendedor en persona, así que tendrás que ir con él a la oficina más cercana (denominadas “Verkehrsamt”) para darlo de baja. Después, y ya sin el vendedor, debes solicitar las matrículas provisionales y colocarlas en tu nuevo coche.

Estas matrículas tienen carta verde y te pueden conducir de vuelta a España sin problemas.

Tramitación en España

Coche alemán roco de la marca Porsche

https://bit.ly/3so7PRk

Una vez en España, tendrás que homologar y matricular el vehículo, primero en la ITV, y después en la DGT.

En la ITV

Debes pasar la ITV al vehículo, pero no la ordinaria, sino una específica de reforma. Para ello, pide cita previa y, una vez allí, entrega la siguiente documentación:

  • DNI del nuevo propietario.
  • El contrato de compra.
  • Fichas técnicas alemanas (teil I y II) originales.
  • La matrícula provisional.
  • El documento de homologación.

Después, harán al coche las pruebas pertinentes, lo medirán y lo pesarán, cotejarán los datos obtenidos con los de las fichas técnicas alemanas y comprobarán si dispone de homologación europea.

Pasados unos días (el tiempo varía en función de la estación de ITV) te entregarán la documentación que debes llevar a la DGT, así como la ficha técnica sin los datos de la matrícula.

En la DGT

Pide cita previa para una matriculación y dirígete a tu ayuntamiento para abonar el Impuesto sobre Vehículos de Tracción Mecánica (impuesto de circulación) especificando que se trata de un coche de importación sin matricular.

Después, el día de la cita con la DGT debes llevar:

  • DNI del comprador.
  • Contrato de compra.
  • Documentos originales alemanes (teil I y II).
  • Ficha técnica expedida por la ITV.
  • Modelo 576 (impuesto de matriculación), que lo puedes solicitar desde la web de la Agencia Tributaria (AEAT).
  • Recibo del pago del impuesto de circulación.

Con esto, conseguirás la ficha técnica definitiva con la que podrás adquirir las matrículas definitivas.

Contratar el seguro

Para poder circular con tu coche alemán por España solo te queda un último paso: contratar la póliza obligatoria para el vehículo. El Seguro de Coche de MAPFRE te ofrece grandes ventajas y la posibilidad de elegir las coberturas según tus necesidades, con el trámite más sencillo y rápido.

CALCULA TU PRECIO